First Things

No podemos escapar a dar la batalla en la actual guerra cultural, que niega verdades esenciales de la fe católica: George Weigel

Entre los integrantes del panteón ultramundano de los megamonstruos comunistas, Lev Davidovich Bronstein (más conocido por su nombre de guerra bolchevique, León Trotsky) es una personalidad humana más interesante que Ioseb Besarionis dze Jughashvili (José Stalin o, en la correspondencia entre Roosevelt y Churchill, el «tío Joe»). Trotsky realmente tenía ideas, aunque deformadas, y algo vagamente parecido a una conciencia. Stalin estaba patológicamente loco por el poder y no tenía conciencia alguna. Trotsky también era...