Erasmus

No sabía ni rezar pero en un ‘Erasmus’ cambio su vida: encontró el Opus Dei y hoy es padre de 8 hijos

Perdió a su madre cuando tenía 5 años. Más tarde estudió arquitectura. Dios era más bien una ocupación entre el fútbol, la universidad y los amigos. En Eindhoven se dio cuenta de que no podía ser cristiano sólo los domingos. Ahora se dedica a la agricultura y es el orgulloso padre de una familia numerosa. Nací en Oporto en una familia como muchas otras. No me faltaba nada, a excepción de mi madre, que murió...