INICIOCategoría

VOLVIENDO A GALILEA

Creados para la oración

Alguno con razón puede corregir la afirmación de este epígrafe y sentar de forma contundente, que fuimos creados por el AMOR y en ÉL tenemos nuestro destino. Orar consiste en elaborar un discurso que dirigimos a alguien, y nos convertimos en oradores. También los creyentes denominamos la oración a los contenidos verbales que dirigimos a DIOS. La fluidez de nuestro discurso depende en cierta medida de la conciencia adquirida sobre la Presencia de DIOS, que...

Jesús el Maestro

Los evangelios recogen las enseñanzas de JESÚS con unas características únicas. JESÚS se revela como el ENVIADO de DIOS con rasgos singulares y revela a DIOS como PADRE con el que mantiene una relación única. Tanto es así, que el auditorio entiende que al proponerse como HIJO de DIOS se iguala a DIOS mismo: “TÚ te dices HIJO de DIOS y te haces igual a DIOS” (Cf. Jn 5,18;10,33). JESÚS ofrece una enseñanza que nadie...

De dos en dos

Los preámbulos de la Iglesia aparecen cuando JESÚS de Nazaret envía a los Apóstoles de dos en dos (Cf. Mc 6,7); y a los setenta y dos discípulos (Cf. Lc 10,1). Todavía obtenemos una visión singular de la Iglesia con la imagen ofrecida de los Doce dirigidos por JESÚS recorriendo  las ciudades y aldeas de Palestina predicando sobre el Reino de DIOS. El “envío” de los Doce o los setenta y dos se refiere a...

Cristiano y discípulo

Un cristiano es alguien que sigue a JESUCRISTO. Los evangelios de forma especial, y todos los escritos del Nuevo Testamento forman la fuente principal del conocimiento de la persona de JESÚS y su enseñanza. JESÚS de Nazaret es un MAESTRO muy especial pues no sólo revela cosas sobre la Sabiduría, los planes de DIOS o los mejores principios éticos y morales; sino que nos da razón de nuestra propia identidad originaria y sobre el destino...

La Trinidad

La Trinidad

junio 11, 202262 min

Los cristianos afirmamos que DIOS es TRINIDAD. Nuestro punto de partida y destino final es la TRINIDAD. Lo que el Nuevo Testamento nos revela sobre DIOS, lo confiesan en el Credo los primeros concilios de la Iglesia, concilio de Nicea (325), y concilio de Constantinopla (381), dando como resultado el Credo Nicenoconstantinopolitano, y amplía lo que de forma esencial dice el Credo Apostólico, que compendia las formas más elementales presentes en el Nuevo Testamento. El...

Pentecostés

Terminamos con la solemnidad de Pentecostés el tiempo litúrgico de la Pascua. Vivimos de la victoria de JESÚS con la Resurrección, pues de otra forma no se habría hecho posible la vida cristiana. Todo ofrece una relectura a partir de la Resurrección. DIOS se revela como TRINIDAD, la Creación es obra del VERBO: PALABRA del PADRE. El hombre está llamado a un destino eterno que deja atrás las inciertas regiones del Sheol. En el mundo...

La ascensión

De nuevo en la Gloria del PADRE. La Ascensión representa la vuelta de JESÚS al PADRE después de haber pasado por la Cruz. La Ascensión nos ofrece una perspectiva nueva de la misión del VERBO, que todavía no ha concluido. El HIJO deja misteriosamente su modo glorioso junto al PADRE, para ir adoptando una condición compatible con el hombre, en la que se va a encarnar. “CRISTO, siendo de condición divina no se apegó ávidamente...

La palabra eterna

Antes que algo existiese estaba la PALABRA. DIOS salva la infinita distancia entre ÉL y los hombres mediante la PALABRA. El corazón humano está hecho para recibir la inspiración de la PALABRA. La voz de la PALABRA busca al hombre en todo tiempo y lugar. La PALABRA guía con seguridad a sus profetas y deja testimonio escrito de su revelación. La PALABRA modela, a la manera del alfarero, el corazón del hombre con sus pensamientos...

Los consagrados

Está consagrado aquel que entrega todas las dimensiones personales y las vertientes sociales de su vida a DIOS. El Evangelio expresa con claridad cuál es el objetivo que DIOS tiene para los hombres: instaurar el Reino de DIOS (Cf. Mc 1,14). En medio de los hombres y para los hombres, DIOS envía a su HIJO al mundo manifestándonos su AMOR (Cf.  Jn 3,16) con objeto de conseguir una correspondencia en ese mismo sentido. La llamada...

El Día sin término

El Primer Día de la Semana, o el Día del SEÑOR, pertenece a la cronología cristiana, porque JESÚS en ese día resucitó. El Nuevo Tiempo comenzaba y no dejará de transcurrir, porque el Nuevo Día abre nuestro tiempo a la eternidad de forma definitiva. Nuestros tiempos, posteriores al acontecimiento cronológico de la Resurrección hace dos mil años, pertenecen a la fase en la que DIOS llevará a plenitud todas las cosas. Estamos en los Últimos...