El secretario de Benedicto XVI llora, mientras habla sobre la salud del Papa emérito (VIDEO)

ACNjunio 24, 2022
  • En una ceremonia por el 95 cumpleaños de Benedicto XVI el 18 de junio, su secretario privado se conmovió hasta las lágrimas al recordar el deterioro de la salud del Papa emérito y el recuerdo de algunas conversaciones significativas con él.

 

La escena era particularmente conmovedora. Frente a una multitud reunida el 18 de junio en el Palacio de Nymphenburg en Munich para celebrar el 95 cumpleaños de Benedicto XVI (nacido el 16 de abril), su secretario privado, el arzobispo Georg Gänswein, pronunció un discurso que duró unos minutos. Al hablar del estado de salud del Papa emérito y de algunos recuerdos impactantes, el prelado no pudo contener las lágrimas.

Nunca hubiera creído que el último tramo del camino entre el Monasterio Mater Ecclesiae y la puerta del cielo de San Pedro…  [el prelado, ladeando el rostro, se detiene unos segundos y lucha por ocultar la emoción que lo embarga…] Y la Puerta del Cielo de San Pedro sería tan larga —susurra con voz temblorosa.

“Los últimos años han sacado lo mejor de sus fortalezas”

 

Y continúa, sacando su pañuelo

Esto es lo que me encomendó Benedicto XVI…. [hace una pausa nuevamente por un momento, luego continúa]  Cuando hablamos sobre el peso y la angustia de la vejez y las críticas recurrentes a su persona y sus acciones. Fue hace unos años. Incluso después de su renuncia, Benedicto XVI respondió con franqueza y convicción a las importantes cuestiones y desafíos de la época, siempre a la luz de la Encarnación. Y eso era característico de él. Fue allí donde se sintió desafiado. Es un requisito que dominó de manera brillante, lo quiera o no, enfrentándose a todos los embates del mundo hasta los días más recientes. El supremo ministerio pastoral no sólo era para él una carga, sino también un gozo para el alma. Y esta alegría del alma, la preservó, más allá de todas las angustias y decepciones. Ella es como una luz que la acompaña internamente. »

Luego, las lágrimas vuelven a él cuando habla más específicamente de la delicada salud de Benedicto XVI: 

Mientras tanto, el Papa emérito[el arzobispo trata lo mejor que puede de contener los sollozos y deja pasar unos segundos de silencio] se convirtió en un hombre muy viejo, físicamente frágil, pero cuyo espíritu y mirada son, gracias a Dios, todavía tan despiertos y brillantes. Incluso si su voz es cada vez más débil e incomprensible. Los últimos años han sacado lo mejor de su fuerza. Pero a pesar de su fuerza decreciente, conservó la humilde serenidad de su corazón. Como alguna vez se manifestó quizás más claramente frente a todo el mundo en los momentos en que respondía a las preguntas de los niños, siempre de una manera completamente libre y refrescante. »

Concluye saludando el humor y la dulzura de esta figura papal a la que conoce y admira especialmente: 

Su humor inalterable, envuelto en su personal dulzura que siempre ha sido el sello de su personalidad, está también muy presente. Se regocijó como un niño cuando le dijeron acerca de la ceremonia de hoy. Y me pidió que les enviara a todos cálidas bendiciones. »

No es la primera vez que el arzobispo Georg Gansweïn se muestra muy conmovido en público. Ya durante el funeral del hermano de Benedicto XVI en 2020, había leído con voz temblorosa la carta que el Papa emérito dirigió a este hermano fallecido.  

 

FAMILLECHRETIENNE.

VIERNES 24 DE JUNIO DE 2022.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *