¿Qué es el Corpus Christi? ¿Cómo se empezó a celebrar esta fiesta? ¿Por qué se sale en procesión?

ACNjunio 16, 2022

La Iglesia celebra el jueves posterior a la Santísima Trinidad la fiesta de Corpus Christi. Pero, ¿en qué consiste y de dónde nace esta festividad?, ¿cuál es el origen de las procesiones de este día y dónde tienen lugar las más vistosas?

Índice de temas sobre esta fiesta

-¿En qué consiste la festividad de Corpus Christi?

-¿Cuándo se celebra?

-¿Cuál es su origen?

-¿Qué dice la Biblia sobre el Corpus Christi?

-¿En qué consiste la procesión del Corpus Christi?

-¿Dónde se celebra Corpus Christi con mayor fervor?

-¿En qué consiste la festividad de Corpus Christi?

La fiesta de Corpus Christi (Cuerpo de Cristo), también llamada Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, Corpus Domini o fiesta de Dios, es una festividad de la Iglesia católica que tiene como misión, a través de la adoración pública de la sagrada forma, realzar la presencia de Jesucristo que tiene lugar durante el sacramento de la Eucaristía.

 

-¿Cuándo se celebra?

 

La fiesta de Corpus Christi se celebra oficialmente en la Iglesia Católica el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad, sesenta días después del Domingo de Pascua. Un día de la semana muy significativo para los católicos ya que, también, fue en jueves cuando tuvo lugar la Última Cena. Una conexión entre ambas fiestas que recuerda que la adoración al Cuerpo de Cristo no es, únicamente, una devoción personal, sino que tiene una dimensión, también, comunitaria.

Sin embargo, en la actualidad, la celebración de esta fiesta en jueves no es algo común a toda la iglesia, a pesar del ya tradicional refrán español: “Tres jueves tiene el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”.

En muchas diócesis católicas la fiesta del Corpus Christi ha pasado a celebrarse el domingo siguiente a la Santísima Trinidad, dos semanas después de Pentecostés. El motivo no es otro que aumentar la participación de fieles en las misas de ese día. En los lugares donde se celebra el jueves, es un día de precepto para los católicos.

 

-¿Cuál es su origen?

 

El origen de la fiesta de Corpus Christi se remonta al siglo XIII cuando en la abadía de Cornillón (Lieja, Bélgica), su priora, Santa Juliana, logró permiso del obispo para hacer una celebración especial en honor al Cuerpo de Cristo, al que tenía gran devoción.

A los 16 años, la santa belga tuvo una visión en la que la Iglesia aparecía como una luna llena con un punto oscuro, que significaba que faltaba una fiesta dedicada exclusivamente al Cuerpo de Cristo. Con el beneplácito del obispo, la santa logró que comenzaran a extenderse por la zona, y, posteriormente, por los países vecinos, numerosas celebraciones en honor a la corporeidad real de Jesús presente en el sacramento de la Eucaristía.

Sin embargo, el milagro determinante para que la Iglesia aprobara esta fiesta tuvo lugar unos años después en Bolsena (Italia). Un sacerdote, que celebraba la misa, dudó por un momento de que Jesucristo estuviera realmente en la Eucaristía y, para su sorpresa, observó cómo brotaba sangre de la Hostia.

Al año siguiente, el 8 de septiembre de 1264, el papa Urbano IV firmó la bula Transiturus de Hoc Mundo, en la que instituía oficialmente la fiesta del Corpus Christi. Desde entonces, esta celebración se ha venido celebrando en todo el orbe católico y es una de las festividades más apreciadas por los fieles.

Un milagro bastante similar al de Bolsena, y que también ayudó a extender la devoción por el Corpus Christi, tuvo lugar en el siglo XIII, en el pueblo italiano de Lanciano. Otro sacerdote, que era incrédulo con la presencia real de Jesús en el pan y el vino, en el momento de decir las palabras de la consagración, observó cómo estos se convertían en carne y sangre. Ya en el siglo XX, varios científicos descubrieron que el pan tenía tejido humano, y la sangre era de tipo AB, la misma que la aparecida en la Sábana Santa de Turín.

El Papa porta la custodia.

-¿Qué dice la Biblia sobre el Corpus Christi?

 

La festividad de Corpus Christi está íntimamente ligada a la propia institución de la Eucaristía el día de Jueves Santo. La adoración pública de la corporeidad real de Jesús en el sacramento de la Eucaristía, tiene su origen en algunos de los pasajes evangélicos más importantes para la fe de un cristiano:

“Este es mi cuerpo… esta es mi sangre” (Marcos 14, 22-24).

“Yo soy el pan vivo que bajó del cielo. El que coma de este pan vivirá para la eternidad” (Juan 6:51).

“Esto es mi cuerpo, entregado en favor vuestro. Haced esto en memoria mía” (Lucas 22, 19-20).

“Cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga” (Primera de Corintios 11, 26-29).

“Y sabed que yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28,18-20).

Sin embargo, no solo la Biblia aporta razones para entender la importancia de esta fiesta. El Concilio de Trento (1545-1563), que definió que en la Eucaristía “el cuerpo y la sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y por lo tanto todo el Cristo, están verdadera y sustancialmente contenidos”, afirmó que durante el Corpus Christi “los cristianos atestiguan su gratitud y recuerdo por tan inefable y verdaderamente divino beneficio, por el que se hace nuevamente presente la victoria y triunfo de la muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo”.

Algunos importantes santos también honraron en vida lo que supone esta fiesta. En el himno Tantum Ergo, de Santo Tomás de Aquino, se puede leer: “Veneremos, pues, inclinados, tan grande Sacramento; y la antigua figura ceda el puesto al nuevo rito; la fe supla la incapacidad de los sentidos”. San Francisco de Asís, por ejemplo, también expresó: “En este mundo, no veo al Altísimo Hijo de Dios pero sí a Su Santísimo Cuerpo y Sangre“.

Procesión de Corpus Christi.

-¿En qué consiste la procesión del Corpus Christi?

 

Aunque en la bula del Papa Urbano IV, en la que se establecía la fiesta del Corpus Christi, no se hablaba de ninguna procesión, muy pronto se empezó a coronar esta fiesta con una procesión en la que se sacaba a la calle la Hostia consagrada en una custodia. Estas primeras procesiones fueron acompañadas de indulgencias por los Papas Martín V y Eugenio IV, y se hicieron bastante comunes a partir del siglo XIV en ciudades como Colonia, París, Génova o Milán.

Las procesiones de Corpus Christi son una manifestación de adoración solemne y comunitaria en las que el sacerdote porta o acompaña la sagrada custodia en la que se sostiene la forma consagrada en un vidrio transparente. En países de tradición católica estas procesiones tienen lugar por las calles y plazas de las ciudades. Durante el tiempo que dura la celebración, los fieles suelen cantar y rezar en honor al Cuerpo de Cristo.

Otra celebración vinculada a esta fiesta, además de las procesiones y exposiciones del Santísimo, que suelen tener lugar en las iglesias de todas las partes del mundo, es la llamada Hora Santa. Se suele celebrar los jueves al anochecer, y consiste en realizar una pequeña reflexión evangélica, en presencia de la forma consagrada, y se termina con el rezo de unas letanías.

 

-¿Dónde se celebra Corpus Christi con mayor fervor?

 

Las celebraciones por la fiesta del Corpus Christi son numerosas y variadas a lo largo y ancho del mundo. Un fervor que resalta, por encima del resto de lugares, en países que son de tradición católica. Alemania, Austria, Croacia, España, Polonia, Portugal, Hispanoamérica, o la propia Roma, con la presencia del Papa durante las celebraciones, son algunos de los lugares donde esta fiesta cobra mayor importancia.

Entre las celebraciones más impresionantes destaca la que tiene lugar en la ciudad española de Toledo. Allí una gigantesca custodia del orfebre Enrique de Arfe, una pieza artística de valor incalculable, desfila bajo toldos, flores aromáticas y arcos de ramas verdes el jueves del Corpus Christi, y el llamado Corpus Chico, el domingo siguiente.

Aunque el jueves de Corpus Christi dejó de ser festivo en España en 1989, esta fiesta conserva muchísima devoción en toda la geografía. Los Pecados y Danzantes de Camuñas (Toledo) y las Alfombras de Serrín de Elche de la Sierra (Albacete) son algunas de las fiestas más singulares, destacando por encima de todas, la de Patum de Berga (Barcelona), que reúne gigantes, cabezudos, bestias, diablos y fuego, y que fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2005.

En Hispanoamérica destacan las celebraciones por Corpus Christi que tienen lugar en Venezuela, donde diablos danzantes se humillan ante el Santísimo. En Perú, por ejemplo, también son comunes estas figuras burlescas hacia el diablo en poblaciones de origen afroperuanas. En Colombia, son los desfiles de carrozas y comparsas los encargados de honrar esta festividad. Y, en México, los voladores de Papantla y los Quetzales se llevan uno de los mayores de protagonismo de esta fiesta.

 

Por Juan Cadarso.

16 junio 2022.

ReL.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *