Islámicos, principales sospechosos de la masacre de católicos en Nigeria

ACNjunio 10, 2022
  • El gobierno de Nigeria dijo el jueves que sospechaba que el grupo yihadista ISWAP, afiliado al Estado Islámico, estaba detrás del ataque del domingo a una iglesia en el suroeste de Nigeria que mató a 40 personas, incluidos niños.

 

El ataque ocurrió durante los servicios matutinos en la iglesia católica St Francis en la ciudad de Owo, ubicada a más de 1.000 kilómetros de las áreas donde ISWAP y los yihadistas de Boko Haram suelen hacer estragos en Nigeria.

“Hemos podido localizar a los perpetradores de este trágico y atroz ataque”, dijo a los periodistas el ministro del Interior de Nigeria, Rauf Aregbesola.

“Según la información que tenemos, podría ser ISWAP. Los animales de ISWAP, ávidos de atención y reconocimiento, son sospechosos de haber lanzado este ataque”, agregó, sin dar más detalles.

Este ataque se llevó a cabo en el sudoeste de Nigeria, una región que generalmente se salva de los asesinatos de bandas criminales y grupos yihadistas que operan en otras partes de Nigeria. Pero la violencia de este asalto y el modus operandi utilizado recuerdan sus métodos.

Según los primeros elementos comunicados la noche del lunes por la policía, los asaltantes, algunos “disfrazados de fieles” y armados con explosivos, atacaron a los feligreses, mientras que otros, apostados alrededor de la iglesia, dispararon contra el edificio desde diferentes direcciones. En el lugar de la masacre se encontraron balas Kalashnikov y fragmentos de artefactos explosivos improvisados ​​(IED), junto con tres IED sin explotar.

Las autoridades locales publicaron un nuevo informe el miércoles por la noche, diciendo que 40 personas habían muerto y 61 heridos aún estaban siendo tratados en varios hospitales de la ciudad.

Un informe anterior publicado el martes por las autoridades reportó 22 muertos y 58 heridos. El nuevo informe tiene en cuenta las víctimas trasladadas a hospitales privados que antes no habían sido contabilizadas.

El gobernador no precisó el número de niños muertos o heridos, pero según las autoridades sanitarias contactadas por AFP, al menos dos niños murieron y otros once resultaron heridos. Sin embargo, esta cifra podría ser mayor, ya que solo cuenta las víctimas ingresadas en el hospital infantil de la ciudad.

Esta masacre causó temor en Nigeria e indignación en la comunidad internacional, y fue condenada por la ONU y el Papa Francisco.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, que denunció “la atroz matanza de fieles”, finaliza su segundo mandato en febrero de 2023 bajo el fuego de las críticas, mientras el país más poblado de África azota una inseguridad generalizada.

El noreste de Nigeria es escenario de una insurgencia yihadista liderada por Boko Haram e ISWAP, que ha dejado más de 40.000 muertos y 2 millones de desplazados.

Durante varios meses, ISWAP ha lanzado ataques mortales fuera del área donde opera habitualmente, afectando a las regiones vecinas de Taraba o Yobe.

El noroeste de Nigeria está devastado por bandas criminales que atacan, saquean, secuestran y matan.

Expertos y observadores advierten de crecientes acercamientos entre bandoleros, motivados por el dinero sin marco ideológico, y yihadistas.

 

 

lapresse.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *