Condenado a más de 16 años por abuso sexual múltiple, el líder de megaiglesia mexicana ‘Luz del Mundo’

ACNjunio 9, 2022

El líder de la megaiglesia mexicana La Luz del Mundo fue sentenciado el miércoles a más de 16 años en una prisión de California por abusar sexualmente de jóvenes seguidoras a las  que  convirtió en sus esclavas sexuales.

Naasón Joaquín García, de 53 años, se declaró culpable abruptamente la semana pasada en el Tribunal Superior de Los Ángeles de tres delitos graves en vísperas de un juicio largamente esperado.

Los fiscales dijeron que García, quien es considerado el “apóstol” de Jesucristo por sus 5 millones de seguidores en todo el mundo, usó su influencia espiritual para tener relaciones sexuales con niñas y mujeres jóvenes a quienes les dijeron que las llevaría a la salvación, o a la condenación si se negaban.

“Nunca dejo de asombrarme de lo que la gente hace en nombre de la religión y cuántas vidas se arruinan bajo la apariencia de un ser supremo”, dijo el juez Ronald Coen, quien calificó a García de depredador sexual.

La sentencia se produjo después de casi tres horas de emotivas declaraciones de cinco jóvenes de las que García fue acusada de abusar sexualmente. Una vez habían sido sus sirvientes más devotos. Pero en la corte lo llamaron “malvado” y “monstruo”, “asqueroso desperdicio humano” y el “anticristo”.

“Adoraba a mi abusador”, dijo una mujer identificada como Jane Doe 4 y dijo que era su sobrina. “Me usó una y otra vez como un cordero sacrificado llevado al matadero”.

García, vestido con un uniforme naranja de cárcel y con una máscara quirúrgica colocada debajo de sus anteojos, no se giró para mirar a las mujeres. Se sentó erguido y miró hacia adelante con las manos encadenadas a la cintura mientras seguía el procedimiento escuchando a través de auriculares a un intérprete de español.

García se declaró culpable el viernes de dos cargos de cópula oral forzada con menores y un cargo de acto lascivo contra un niño de 15 años. A cambio, los fiscales retiraron 16 cargos que incluían acusaciones de violación de niños y mujeres, así como trata de personas para producir pornografía infantil.

Las víctimas se opusieron al acuerdo de culpabilidad, diciendo que solo se enteraron en el último minuto y no fueron consultados. Le imploraron a Coen que imponga una sentencia más dura, pero dijo que tenía las manos atadas por el acuerdo.

“El mundo los ha escuchado”, le dijo a la llorosa Jane Does ya sus seguidores. “Te lo prometo.”

La iglesia, que también es conocida como La Luz del Mundo, dijo en un comunicado que García se declaró culpable porque no creía que pudiera tener un juicio justo después de que los fiscales ocultaron o falsificaron pruebas. El acuerdo le permitiría ser liberado antes.

“El Apóstol de Jesucristo no ha tenido más remedio que aceptar con mucho dolor que el acuerdo presentado es el mejor camino a seguir para proteger a la iglesia y su familia”, dijo la iglesia. Le reiteró su apoyo.

El abuelo de García fundó la iglesia cristiana fundamentalista con sede en Guadalajara en 1926. García asumió el cargo de “apóstol” después de que su padre, Samuel Joaquín Flores, muriera en 2014.

Flores también fue objeto de acusaciones de abuso sexual infantil en 1997, pero las autoridades de México nunca presentaron cargos penales.

Patricia Fusco, fiscal general adjunta supervisora, elogió con lágrimas en los ojos a las víctimas por su valentía al enfrentarse a García y sus seguidores, quienes se unieron a él y avergonzaron a las jóvenes. Ella dijo que su coraje había salvado la vida de otros.

“Confiaron en él. Pensaron que básicamente era Dios en la Tierra”, dijo Fusco sobre las víctimas. “Sabemos, por supuesto, que él no es Dios. Ni siquiera cerca. … Cualquiera que todavía crea que es Dios es cómplice y está apoyando a un abusador de niños”.

García fue ayudado por otros en la iglesia que prepararon a sus víctimas y facilitaron el abuso. Dos mujeres que se declararon culpables de cargos relacionados no fueron sentenciadas el miércoles.

Las víctimas hablaron de cómo su alegría por haber sido invitadas a un círculo íntimo secreto con García rápidamente se convirtió en una pesadilla fuera de control de violación y otros abusos sexuales que describieron a veces con detalles gráficos.

Dijeron que los llamaban ángeles y les dijeron que eran propiedad de García y que sus deseos eran mandatos divinos y que debían servir al Señor sin cuestionar. Los versículos de la Biblia fueron torcidos para hacerlos cumplir.

Pero también se les dijo que se condenarían si hablaban, al igual que cualquiera a quien se lo dijeran.

Las mujeres habían nacido en la iglesia y era la única vida que habían conocido. Rezaban tres veces al día y le cantaban canciones a García.

Los abogados defensores habían dicho que los fiscales estaban operando bajo una teoría legal descabellada de que García usaba la coerción espiritual para el placer sexual.

“Es una fantasía aparentemente inventada de la nada”, escribió el abogado defensor Alan Jackson en un expediente judicial.

Pero los fiscales dijeron que García les lavó el cerebro a las víctimas y sintieron que la comunidad eclesiástica insular las condenaría al ostracismo si no se sometían a sus deseos. Al negar una moción de la defensa para desestimar el caso, un juez dijo que García usó la religión como “esposas invisibles” para explotar a sus víctimas.

Cuando algunos de sus seguidores finalmente se volvieron contra él, se encontraron aislados y sufriendo en silencio. Algunos de sus propios familiares no les creyeron.

“Ser llamado apóstata era lo peor de lo peor e irías al infierno sin importar qué”, dijo Jane Doe 2, quien lloró durante su declaración.

Fueron humilladas y avergonzadas, llamadas zorras y putas, dijeron. Sus familias fueron amenazadas.

Una mujer dijo que tenía pensamientos suicidas y otra dijo que intentó suicidarse varias veces. Todos decían que García les había arruinado la vida.

El día que arrestaron a García hace tres años, Jane Doe 3 dijo que su madre la llevó a la iglesia para unirse a otros fieles que lloraban y oraban por él.

“Sabía que esas lágrimas no eran para mí. Me rompió estar parada allí”, dijo mientras lloraba. “No pude evitar sentirme traicionado”.

 

 

Por BRIAN MELLEY.

LOS ÁNGELES, California, Estados Unidos.

Jueves 9 de junio de 2022.

AP.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *