Blasfemias del ‘orgullo gay’

ACNjunio 8, 2022

Los católicos están ofreciendo rosarios de reparación en el centro de la ciudad de Cremona después de que una marcha del “orgullo” LGBTQ+ exhibiera blasfemamente un maniquí en topless de la Santísima Virgen María el sábado.

Imagen
Católicos ofrecen Rosarios de reparación en Cremona

 

El domingo de Pentecostés, el obispo de Cremona, Antonio Napolioni, un defensor LGBTQ+ que es conocido por su hostilidad hacia la misa tradicional en latín, emitió un comunicado diciendo que estaba “conmocionado por la presencia de imágenes ofensivas y obviamente blasfemas”.

“Tales gestos no hacen bien a nadie y perjudican a muchos que se comprometen con respeto mutuo por una sociedad sin discriminación”, afirmó Napolioni, y agregó que las imágenes no tenían “valor educativo” para comunicar “valores y derechos”.

 

el chiste del obispo

 

“Expreso mi dolor y el de la comunidad cristiana, en el deseo de aprender siempre de la Madre de Dios y de la humanidad una mirada de acogida, de comprensión y de reconciliación hacia todos”, el obispo, que hizo cumplir la prohibición de su antecesor sobre el MLT, estresado.

Napolioni, que supervisa un grupo para el “acompañamiento pastoral de los homosexuales” en su diócesis, dijo que la iglesia en Cremona estaba “comprometida en un diálogo sinodal abierto con muchas voces y experiencias de sus propias comunidades y la sociedad civil”.

El periodista católico Andrea Zambrano criticó la duplicidad del obispo y preguntó por qué Napolioni solo se ofendió por la blasfemia de la Virgen María, pero no por otras imágenes obscenas de cuerpos “desnudos y profanados” que desfilaron en las marchas del orgullo LGBTQ+.

“Con la promoción de la agenda gay dentro de la Iglesia, el obispo se está adaptando como puede”, escribió Zambrano. “La retórica de Napolioni sobre los derechos, el diálogo y la discriminación es parte del guión; es una pena que no se dé cuenta de que es su Iglesia la que es discriminada”.

El alcalde de Cremona, Gianluca Galimberti , dijo en Facebook que el “desfile con un maniquí de la blasfema [ sic ] Madonna” fue “indescriptible e irrespetuoso” no solo para los católicos sino “para aquellos que participaron en el desfile y manifestaron sus ideas con respeto”.

Galimberti, que asistió al desfile, señaló que el gesto fue innecesario “no sólo porque es ofensivo, sino porque el error, vulgar y tonto, de 10 personas incivilizadas da más noticia que los colores y el entusiasmo de miles de personas”.

“El alcalde y el obispo se distancian de las imágenes blasfemas del orgullo de Cremona, pero todos se alinean con el silencio LGBT y nadie admite que el orgullo gay está ontológicamente diseñado para ser cristianofóbico y, como tal, debe ser contrarrestado”, remarcó Zambrano.

 

orgullo jesuita

 

A medida que la blasfemia anticatólica se vuelve más frecuente en las manifestaciones del “orgullo gay”, el jesuita homo-hereje Fr. James Martin está instando a los católicos a celebrar el “Mes del Orgullo LGBTQ+” y participar en la “serie de eventos que tienen lugar en junio”.

Imagen
Nuestra Señora (arriba) y la Eucaristía (abajo)… blasfemadas

 

“Para la persona LGBTQ, el orgullo no se trata de vanidad sino de dignidad humana… Ese es el tipo de orgullo que celebramos este mes, y que los católicos de todo el mundo pueden celebrar”, razona Martin en un artículo titulado ” ¿Pueden los católicos celebrar el Mes del Orgullo?” Sí, y he aquí por qué “.

“Es especialmente importante que las iglesias celebren el Mes del Orgullo, ya que gran parte del rechazo al que se han enfrentado las personas LGBTQ ha sido motivado por el cristianismo, al menos lo que mucha gente cree que enseña el cristianismo”, sostiene el sacerdote propagandista gay.

 

Blasfemia cristianofóbica

 

El año pasado, miles de simpatizantes de la sodomía y otras perversiones sexuales marcharon en el festival del orgullo LGBTQ+ de Roma, retratando a Jesús como homosexual y burlándose del Papa Francisco y de la Iglesia Católica.

“Las imágenes que vi fueron horribles más allá de toda descripción. Y la forma en que blasfemaron a Jesús y su sacrificio redentor en la cruz me hizo sentir enferma”, dijo a Church Militant la periodista Nausica Della Valle, una ex lesbiana que ahora es cristiana comprometida.

Mientras que un activista LGBTQ+ se vistió como Jesús con una minifalda y tacones altos, otro profanó a Jesús usando una corona de espinas, pintándose estigmas en las palmas de las manos y el costado y cubriéndose con una bandera del arcoíris.

En 2019, un desfile LGBT polaco blasfemó el Santísimo Sacramento en una procesión simulada de Corpus Christi, mientras mujeres disfrazadas con halos de arcoíris alrededor de la cabeza bailaban alrededor de un hombre vestido de sacerdote que llevaba una custodia de imitación de una vagina coronada por una corona de oro.

Los manifestantes LGBT también profanaron la imagen de Nuestra Señora de Częstochowa al representarla con un arcoíris como aureola. La activista lesbiana Elzbieta Podlesna, de 51 años, pegó carteles blasfemos del icono de la Santísima Virgen María con un halo de arcoíris en paredes, cubos de basura y baños cerca de la iglesia de Santo Domingo en la ciudad de Płock, en el centro de Polonia.

Imagen
Rome Pride 2021 blasfema a Jesús y se burla del Papa Francisco

Aseo de los niños

 

Mientras tanto, varios homosexuales activos están comenzando a condenar las muestras de libertinaje que son una característica intrínseca de las marchas del orgullo LGBTQ+.

“De manera inquietante, cada vez más padres llevan a niños pequeños a ver el desfile, exponiéndolos a exhibiciones provocativas de sexualidad que ningún niño debería presenciar”, advierte Josh Dehaas, un escritor gay que ahora boicotea las marchas. “También está el puro egoísmo de la cosa”.

La despenalización de la homosexualidad definitivamente no significó la atrocidad obscena de las marchas del orgullo gay y la grosera publicidad de la promiscuidad“, escribe Peter Mullen, un vicario anglicano que no ve nada malo en los actos homosexuales consentidos en privado.

En 2018, el desfile del orgullo gay de la ciudad de Nueva York presentó a un niño de 10 años como el “rostro” de las festividades de este año. El niño, Desmond Napoles, dijo a los medios que es un niño al que le gusta vestirse de mujer pero que no es transgénero; más bien, se identifica como un “niño drag”.

El bloguero de estilo de vida gay Chad Felix Greene advirtió que el uso de un niño en poses sugerentes cruzaba los límites de la decencia y estaba legitimando el uso de niños como objetos sexuales.

“Como pediatra, iré un paso más allá y diré que los padres de estos niños y otros que promueven esto son culpables de acoso pedófilo”, se hizo eco la Dra. Michelle Cretella, presidenta del Colegio Estadounidense de Pediatras.

 

por Jules Gomes.

CREMONA, Italia.

Miércoles 8 de junio de 2022.

ChurchMilitant.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *