Obispo que ignoró la depredación sexual, en cambio despoja a los seminaristas de la sotana

ACNjunio 7, 2022

El obispo de Toulouse prohibió a los seminaristas y diáconos de su diócesis usar sotana porque no quiere que los hombres en formación “parezcan demasiado clericales”.

Imagen
Basílica de Notre-Dame de la Daurade, Toulouse

El obispo Guy de Kerimel escribió una carta a los seminaristas el jueves y señaló que había visto a algunos de ellos con sotanas y sobrepellices en un servicio de confirmación reciente en la basílica diocesana de Notre-Dame de la Daurade.

El obispo dijo que encontró que “la imagen presentada a la basílica de estos futuros clérigos instalados en sillería, lejos de los fieles (sin estar en servicio), daba una imagen muy clerical no ajustada a la situación de los seminaristas que siguen siendo fieles laicos”.

Prohibir las sotanas

El obispo Kerimel arremetió contra los seminaristas por desobedecer sus instrucciones previas sobre el uso de la vestimenta clerical y ordenó que “no se permita el uso de la sotana en el seminario, es la ley vigente”. 

“Por lo tanto, pido que esta ley se aplique fuera del seminario en la diócesis de Toulouse, incluso para los diáconos”, agregó. 

Los seminaristas deben priorizar su “relación con Cristo, en la humildad y la verdad, sin pretender entrar en un papel para que Él sea accesible a todos, en particular a los más pobres y marginados, antes que preocuparse por mostrar una personalidad distinta”, subrayó Kerimel.

“El futuro sacerdote debe ser identificado y reconocido por su santidad, su espíritu de servicio y la calidad de su relación pastoral, sobre todo”, escribió el obispo, señalando que los diáconos pueden usar collar romano o cruz simple mientras que los sacerdotes pueden usar un hábito.

 

Ignorando a los depredadores

 

Kerimel fue  acusado anteriormente de minimizar el abuso sexual del clero como obispo de Grenoble después de que una víctima del p. Louis Ribes se quejó a la diócesis. La víctima quería recuperar fotografías que había tomado el sacerdote. 

“Es imposible que esto no se supiera. Había un deseo de silenciar el asunto”, dijo el obispo, admitiendo que hubo otras víctimas, pero agregó: “Bueno, ya sabes, en ese momento el periódico Liberation también estaba promoviendo la pedofilia. ” 

Conocido por su rechazo a la Misa tradicional en latín, Kerimel culpa a las comunidades tradicionalistas por el alto número de asistentes “porque el clima social y social es tenso”

“La crisis moral de nuestro tiempo se combina con el miedo al Islam que existe en ciertos círculos cristianos. Es un endurecimiento de la identidad: vamos a misa en latín para identificarnos mejor como católicos”, señaló. 

 

Sotanas Tendencia

 

La carta del obispo se produce a raíz de un resurgimiento de los clérigos que usan sotana, después de que el atuendo distintivo se hizo opcional a principios de la década de 1960 y fue rechazado por completo por toda una generación de sacerdotes de moda, informó el sitio web católico francés Famille Chrétienne .  

“Ya no es prerrogativa de los tradicionalistas, ni de la Comunidad de San Martín [una comunidad carismática floreciente]. Cada vez más jóvenes sacerdotes diocesanos la usan. Después de años de ‘purgatorio’, la sotana está de vuelta”, dijo el p. de Laurent Gastineau de la diócesis de Séez.

Imagen
Volviendo a hacer grandes las sotanas: Bp. Gonsallo de Benin

“En un momento, algunos pensaron que era un obstáculo para su apostolado. Hoy, muchos sacerdotes jóvenes creen que la sotana es su mejor aliado en una sociedad descristianizada”, razona el p. Marc-Olivier de Vaugiraud de Mantes-la-Jolie.

La empresa de ropa clerical Arte Houssard, que confecciona sotanas a medida, ha visto crecer sus ventas un 145% entre 1999 y 2016. 

“Para las personas, la sotana significa que estoy ‘al servicio’, a su disposición”, observa el p. David Lamballe, vicario de la basílica de Argenteuil en Val-d’Oise. El sacerdote dice que regularmente se encuentra con solicitudes de confesión en la calle o en el metro y tiene que planificar con anticipación cuando viaja porque sabe que habrá demanda.   

 

Herramienta evangelística

 

“En una sociedad cada vez más secularizada, la sotana juega su papel como signo de que hay otra realidad”, bromea el p. Don Louis-Hervé Guiny, insistiendo en que el atuendo no es solo una excelente herramienta para la evangelización, sino también un medio para reintroducir el cristianismo en la plaza pública.  

“La sotana es una forma eficaz de ir a las periferias, en particular hacia los musulmanes que son más respetuosos con la

En un barrio compuesto por un 75% de musulmanes, los misioneros que se dedican a la evangelización islámica visten sotanas blancas, evocando el hábito de los Padres Blancos. 

“Los salafistas no se acercan demasiado. Se dicen que es un espacio cristiano, ya ocupado por los ‘hombres de blanco’”, comenta el p. Dubrule. “Y los franceses culturalmente católicos, aunque estén alejados de la Iglesia, aprecian a los que tienen hábitos religiosos. Es para ellos una pequeña señal de esperanza”.

Imagen
El Papa Francisco con miembros de la Comunidad de San Martín

El padre de Vaugiraud explica cómo experimentó con la dimensión misionera de su sotana y supo que había provocado una discusión entre los clientes de un bar. 

“El Buen Dios se invitó a Sí mismo a su conversación. Hablamos largo y tendido sobre la caridad, sobre el amor de Cristo. Este trozo de tela, que los franciscanos del Bronx llaman ‘la homilía silenciosa’, me permitió introducir el nombre de Jesús en un corazón. Soy el hombre sándwich del buen Dios”, revela.

El padre Lamballe señala que el sacerdote lo besa por la mañana antes de ponérselo y que le permite recordar “quién es, por quién vive y al servicio de quién se pone, pues así como el escapulario nos pone bajo la protección de la Santísima Virgen, la sotana pone al sacerdote bajo el manto de Aquel a quien pertenece en primer lugar”. 

“Sé que estoy vigilado”, explica el p. Gastineau: “Influye en mi comportamiento, me fortalece en las virtudes. Si el hábito no hace al monje, puede contribuir”.

 

Campeón de sotana

 

No mucho después del Concilio Vaticano II, el fiel cardenal y arzobispo de Génova Giuseppe Siri llamó la atención sobre “un problema que se está volviendo de suma importancia: el del hábito eclesiástico”. 

Imagen
cdl. Giuseppe Siri, arzobispo de Génova

“De hecho, estamos asistiendo al mayor declive del hábito eclesiástico”, lamentó Siri, al observar cómo en muchas ciudades italianas, los seminaristas habían comenzado a frecuentar “cines infames, clubes nocturnos, casas de mala reputación y cosas peores”.

“Él no es un soldado que no ame su uniforme”, escribió Siri, rastreando la ruptura de la disciplina eclesiástica en Italia hasta el abandono de la sotana. 

“La defensa de la sotana es la defensa de la vocación y de las vocaciones”, sostuvo el cardenal. “¡Quien ama el sacerdocio, no bromee con su uniforme!” 

En 2017, Bp. Aristide Gonsallo de Porto Novo, Benin, hizo obligatorio para todos los sacerdotes el uso de la sotana en todos los “lugares donde los fieles acuden al clero para el ejercicio del ministerio sacerdotal” y “en cualquier lugar donde la identidad del sacerdote pueda ser cuestionado”.

 

 

por Jules Gomes.

TOULOUSE, Francia

ChurchMilitant.com.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *