Católico 9 años preso por tratar de “derrocar al gobierno comunista” de Vietnam

ACNmayo 28, 2022

Hồ Đức Hòa fue liberado y llevado a los Estados Unidos. El activista católico fue condenado a 13 años de prisión en 2013 acusado de querer “derrocar al gobierno comunista” de VietnamEn realidad, Hoa era miembro activo de la diócesis de Vinh y colaborador de una agencia de noticias de los padres redentoristas.

En una entrevista con Radio Free Asia relató su experiencia en la cárcel, expresando pesar por no poder pasar los últimos años con su familia, pero también alivio por haber llegado finalmente a Estados Unidos tras numerosos llamamientos del Departamento de Estado: “La sentimiento que acababa de aterrizar es que extrañaba a mi madre, a mi padre -que desapareció cuando yo estaba en prisión- y a mi hermano menor, que también murió durante mi encarcelamiento”, dijo.

Hoa pasó por cuatro centros de detención, tres temporales y uno permanente: “De estos, el centro de detención en la provincia de Nghe An fue el peor en términos de condiciones de vida”, explicó. “Yo vivía en el área reservada para los presos políticos, separada de los lugares para los presos comunes. En cada centro de detención he experimentado de primera mano la discriminación contra los presos políticos. Por ejemplo, teníamos que vivir en celdas diminutas y cálidas y acostarnos junto al inodoro. El agua estaba tan sucia que a menudo nos picaban y nos dolían los ojos después de ducharnos”. 

Como único consuelo las Escrituras y los libros religiosos, que Hoa podía consultar todos los días al principio: “Cuando estaba en los centros de detención temporal me permitían recibir las Escrituras y leerlas todos los días”; Pero luego las cosas cambiaron en 2020, cuando se le permitió leer el Evangelio solo los domingos. “Debido a que exigía el derecho a leer las escrituras a diario, me acusaron de violar las reglas del centro de detención”, continuó el opositor político. “Luego hice una huelga de hambre de 10 días porque creo que la práctica religiosa debe ser un derecho, no un favor. Pero las duras políticas hacia los presos religiosos no han cambiado. Estuve muy débil durante la huelga de hambre y desde entonces mi salud se ha deteriorado mucho”. 

Ahora que está libre en Estados Unidos, donde llegó el 11 de mayo -en vísperas de la visita del primer ministro Nguyen Minh Chinh a Washington para la cumbre con otras naciones del sudeste asiático-, Hoa no olvida el sufrimiento de los demás reclusos, para a la que recomienda cuidar al máximo su salud física y mental: “Rezaremos por ustedes y continuaremos con nuestros esfuerzos de defensa para que sean liberados, así como una mejor atención, especialmente para aquellos con problemas de salud graves”.

Es precisamente el estado físico del activista lo que permitió la liberación anticipada a los 9 años: luego de que las autoridades penitenciarias le negaran tratamiento médico, en una carta enviada a su familia hace tres años, Hoa reveló hace tres años que sufría de dolor abdominal, hipertensión , entumecimiento en las extremidades, debilidad.

Desde 2016, activistas y blogueros vietnamitas han sido objeto de una campaña gubernamental contra la disidencia . Los opositores al régimen enfrentan hostigamiento, intimidación, vigilancia e interrogatorio policial; a menudo se les somete a largos períodos de prisión preventiva sin acceso a abogados.

 

asianews

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *