Protesta insólita de católico contra dos obispos que ‘lo engañaron’ y provocaron la quiebra de su empresa

ACNmayo 27, 2022
  • Marijan Ravlić, un empresario croata engañado por dos obispos, ha activado una protesta insólita: conduce por el este de Croacia con carteles gigantes con la imagen del Papa y el mensaje: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.  

Algunos remolques con carteles gigantes que representan al Papa Francisco y dos obispos croatas, Marin Srakić y Đuro Hranić, recorren las ciudades del este de Croacia donde se encuentra la sede de la archidiócesis de Đakovo-OsijekLos carteles están escritos en croata e italiano: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. En la parte inferior de los carteles, aparece la firma del autor: Marijan Ravlić.

Ravlić es un empresario de Osijek, la cuarta ciudad más grande de Croacia. En 1996, su empresa constructora RAMS firmó un contrato con Caritas de la archidiócesis de Đakovo-Osijek para la construcción de un centro espiritual y recreativo Emaús cerca de Osijek. Ravlić completó el trabajo, pero cuando llegó el momento de ajustar las cuentas, el entonces arzobispo Marin Srakić (ahora jubilado) pidió una extensión del plazo de pago, luego repitió la misma solicitud varias veces. Ravlić mostró gran paciencia y confianza en el arzobispo. Después de años de espera, sin haber recibido nunca la suma acordada de 2,33 millones de kunas (unos 310 mil euros), en diciembre de 2007 Ravlić decidió presentar una denuncia contra la archidiócesis, sin dejar de comprometerse a resolver la disputa de forma pacífica.

Después de un largo juicio, a fines de octubre de 2018, el Tribunal Comercial de Zagreb emitió la sentencia definitiva que ordenaba a la archidiócesis de Đakovo-Osijek y al centro Caritas en Osijek pagar a la empresa RAMS la suma de 500 mil kunas, así como los intereses atrasados ​​calculados, a partir de 2003. Parte de la deuda acumulada por la archidiócesis fue declarada extinguida por prescripción, por lo que la suma adeudada a la empresa propiedad de Marijan Ravlić asciende a aproximadamente 1,8 millones de kunas (240 mil euros) .

En lugar de realizar el pago, la archidiócesis declaró en quiebra a Caritas en Osijek, lo que imposibilitó que Ravlić cobrara la deuda. Sin embargo, incluso después de la declaración de quiebra, Caritas de la archidiócesis de Đakovo-Osijek siguió funcionando con un nombre similar, siempre en el mismo lugar y con el mismo director. En ese momento, Ravlić se dio cuenta de que había sido engañado. Para hacer todo aún más absurdo, se agregó la decisión del tribunal de Osijek de aceptar la apelación de la archidiócesis de Đakovo-Osijek que, mientras tanto, se había dirigido a la Corte Suprema de la República de Croacia, solicitando la revisión de la sentencia final. . El tribunal de Osijek estableció a la archidiócesis como organismo fundador de Caritas de Osijek,

Mientras tanto, la empresa de Marijan Ravlić, al no poder cobrar la suma de 310 mil euros acordada para la construcción del centro espiritual-recreativo Emaús, se encontró frente a una grave crisis financiera. Recientemente se inició un procedimiento de quiebra contra la empresa.

Si la arquidiócesis me hubiera pagado por el trabajo realizado, mi negocio familiar habría seguido funcionando sin dificultad. En cambio, quebró. Vengo de una familia cristiana, soy creyente y me cuesta mucho aceptar que la diócesis y los obispos me hayan engañado. Confié en ellos. Ni siquiera sabía que me podían engañar”, explica Ravlić.

Antes de decidir iniciar la protesta con carteles gigantes, Ravlić intentó por todos los medios cobrar la deuda, pero Caritas siempre se ha mantenido sorda a sus peticionesLa secretaría del arzobispo de Zagreb, Josip Bozanić, y el centro de Caritas en Zagreb también se negaron a responder a la solicitud de Ravlić, sugiriendo que tratara de resolver el asunto directamente con la archidiócesis de Đakovo-Osijek. Habiendo agotado todas las opciones posibles para resolver el problema en Croacia, Ravlić decidió dirigirse a la Santa Sede y envió una carta al Papa Francisco. En mayo de 2019 recibió una respuesta de Edgar Peña, diputado para asuntos generales de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, quien dijo que la solicitud de Ravlić había sido “enviada a las autoridades competentes”.

Vinkovci (foto de D. Hedl)

Vinkovci (foto de D. Hedl)

En marzo de este año Ravlić decidió realizar una protesta, colocando carteles gigantes en las cuatro principales ciudades croatas: Zagreb, Split, Rijeka y Osijek. Sin embargo, unos días después la empresa de carteles canceló el contrato firmado con Ravlić, retirando los carteles de las vallas publicitarias. La empresa le dijo a Ravlić que se vio obligada a hacerlo bajo la presión de la Iglesia.

“Me vi obligado a conseguir unos remolques en los que puse los carteles, y así manejo por las ciudades. Salí de Osijek, luego fui a Županija, Vinkovci y Vukovar, pero también a Đakovo, donde se encuentra la sede de la archidiócesis de Đakovo-Osijek. Me detengo frente a las iglesias, me quedo allí un par de horas y luego sigo el camino. Quiero hacer entender a los creyentes que los obispos de la archidiócesis de Đakovo-Osijek predican una cosa en el altar y hacen otra en la vidaLa mía no es una protesta contra la Iglesia católica, a la que yo también pertenezco, sino contra la archidiócesis de Đakovo-Osijek y contra los obispos que me han engañado. Seguiré protestando”, explica Ravlić.

Cuando se le preguntó por qué el mensaje “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” que aparece en los carteles también está escrito en italiano, Ravlić respondió con una sonrisa enigmática: “El camino a Roma está abierto”. Ravlić no ha querido confirmar si tiene intención de llevar sus carteles a Roma y al Vaticano, pero tampoco ha descartado esta hipótesis.

Drago Tukara, director de Caritas que quebró, cuyo nombre completo era “la archidiócesis de Đakovo-Srem, Caritas Osijek srl”, ahora activa bajo el nombre de “Caritas de la archidiócesis de Đakovo-Osijek”, se negó a comentar el informe. . Antes de declararse en quiebra, Caritas alquiló ese centro espiritual-recreativo, en cuya construcción había participado la empresa Ravlić, a una empresa de catering que abrió un restaurante en el que a menudo se organizan banquetes de boda.

 

 

Drago Hedl Osijek

BALCANICACAUCASO.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *