El narco devora al Continente: Costa Rica, convertida en Eje de las drogas con Colombia y Jamaica, dice monseñor Román

ACNmayo 20, 2022

“El narcotráfico se ha convertido en el mayor problema para nosotros, la lucha entre bandas involucra a población inocente en un territorio que por lo demás siempre ha sido pacífico”.

 

El obispo de Limón, Mons. Javier Román Arias, habló con SIR al día siguiente de la fuerte denuncia de la Conferencia Episcopal de Costa Rica sobre la situación de violencia en la provincia, ubicada en el oriente del país centroamericano. En la provincia, la tasa de homicidios triplica la media del país, con una tasa de 33 por cada 100 mil habitantes, un nivel, para dar una idea, superior a países como Colombia y México y no muy alejado de los niveles de otros países centroamericanos, países considerados entre los más violentos del mundo.

 

Entre los episodios que han causado sensación en los últimos días, el asesinato de un padre frente a una escuela católica y un robo violento contra un sacerdote, el padre Adalberto Dorati, en Cariari. El pasado Viernes Santo, dos delincuentes irrumpieron en la iglesia, también en Cariari, y mataron a una persona a la que perseguían, como parte de un ajuste de cuentas. En definitiva, si Costa Rica en el imaginario colectivo era considerada una especie de “isla feliz” en el contexto latinoamericano, “ahora ya no lo es”, admite el obispo.

 

Esto es especialmente cierto en el caso de Limón, el principal puerto del país en el Mar Caribe.

“Aquí llega la droga de Colombia y de aquí sale, en contenedores, a Holanda. Pero esto también es una zona de producción de marihuana, en la zona indígena. Muchos jóvenes son reclutados en las pandillas”.

 

La ciudad, que tiene el mayor índice de población afro del país, ostenta una relación histórica con el Caribe y en particular con Jamaica: “Muchos van de aquí a la isla caribeña, entran en grupos criminales”.

Hoy, como en el resto del país, la diócesis de Limón vivirá una jornada de oración por la paz, con celebración de la Eucaristía pero también con momentos de reflexión. Monseñor Román hace un llamado a todas las instituciones ya la sociedad: “Unamos esfuerzos, sabemos que el territorio de la provincia es grande, nadie puede hacerlo solo. La propia policía no puede estar presente durante mucho tiempo en las diversas áreas. Debemos caminar juntos, ampliando la idea de sinodalidad a nivel civil”.

 

agensir.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *