«Los niños mimados que hicieron el mayo del 68 han gobernado el mundo durante 50 años»: monseñor Macaire

ACNmayo 19, 2022
  • Mons. David Macaire, OP, arzobispo de Saint-Pierre et Fort-de-France (Martinica, Francia), ha escrito un impactante artículo en el que asegura que lo que ven hoy nuestros ojos es la desaparición de «la cortina de humo construida por la ideología imperialista occidental que gobernó el mundo después de la Segunda Guerra Mundial».
  • El prelado dominico habla claro: «la ideología dominante ha producido desesperación, desilusión, despilfarro, divisiones, drogas, violencia, libertinaje, suicidios, angustia, sensación de estar maldito… en definitiva, ¡un gran engaño!»

 

El virus Covid-19, la guerra de Ucrania y las sucesivas crisis han abofeteado los ídolos fabricados por la mano del hombre. Todo ha resultado ser «vanidad y aflicción de espíritu» (Ecl 1,14).

Todo el mundo lo dice, estamos asistiendo a un cambio de época. El lado trágico de la historia ha vuelto. Parecía haber desaparecido definitivamente de la vida humana. Pero esta pax moderna era sólo una ilusión basada en quimeras. Lo que se está desarrollando ante nuestros ojos no es el fin de la paz ni el retorno de la tragedia, sino la disipación de la cortina de humo construida por la ideología imperialista occidental que gobernó el mundo después de la Segunda Guerra Mundial. Un mundo en el que el progreso de la tecnología, el comercio y la democracia liberal debían garantizar la dulzura, la calma y el placer…

 

El sinsentido del todo vale

 

Los niños mimados que hicieron el mayo del 68 han gobernado el mundo durante 50 años (incluyendo el clero y la Iglesia). Con el pretexto de que los antiguos habían engendrado dos guerras mundiales y todo tipo de abominaciones, se han dado el derecho de juzgar y condenar su herencia. Pero, ¿lo hicieron mejor? Poseedores de un poder desmesurado sobre la sociedad, sobre las mentes y sobre el medio ambiente, llevaron al límite su concepción de la libertad: libertinaje político, libertinaje moral, liberalismo económico… Prometieron un mundo realizado gracias al «todo vale»… ¡como en el baile de máscaras de la Compagnie Créole! Han conseguido transformar la sociedad en un inmenso y permanente vacío: tanto en el Carnaval como en la canción de Nwel; tanto en la mitad de la Cuaresma como en la Pascua; tanto en la carrera de yawl como en el inicio del curso escolar; tanto en los medios de comunicación como en los funerales, e incluso en la Misa, es un «soukwé sa» interminable.

 

Es hora de hacer balance…

 

El mundo (en realidad, «Occidente») se cree más rico, más libre y con más conocimientos que nunca. Esto no es del todo falso, pero, a pesar de su declarado arrepentimiento, es más imperialista que nunca. Sin embargo, lejos de generar los tiempos felices, pacíficos y prósperos prometidos, la ideología dominante ha producido desesperación, desilusión, despilfarro, divisiones, drogas, violencia, libertinaje, suicidios, angustia, sensación de estar maldito… en definitiva, ¡un gran engaño! La felicidad y la alegría de vivir no están en la agenda de los nietos de la generación que tenía 20 años en 1968. Esto es particularmente cierto aquí en las Antillas: durante 50 años se han construido villas, carreteras, instalaciones, zonas de ocio y consumo para todos. A pesar de ello, el país se está vaciando. Incluso los jóvenes que han tenido éxito en general están constantemente preocupados por sus trabajos, sus casas, sus parejas, sus hijos (¡cuando tienen todo eso!) y sienten la fragilidad de estos supuestos elementos de la felicidad.

 

Desafiar a los ídolos

 

Así que, desde hace unos meses, el humo se ha ido despejando. El virus Covid-19, la guerra de Ucrania y las sucesivas crisis han abofeteado los ídolos fabricados por la mano del hombre. Todo ha resultado ser «vanidad y aflicción de espíritu» (Ecl 1,14). Las obras de la mente humana, cuando no temen a Dios, resultan ser terribles maestras. Al prescindir del Buen Dios, de sus siervos, de su liturgia e incluso de su Nombre, nuestra sociedad basada en el humanismo, la ciencia, la política y la economía se ha extraviado. Lejos de liberar al hombre, lo ha cegado, esclavizado y hechizado.

Encontré un vídeo en YouTube de un hombre que decía: «Mi abuelo caminó 16 km, mi padre 8 km, yo conduzco un Cadillac, mi hijo un Mercedes y mi nieto conducirá un Ferrari… pero mi bisnieto volverá a caminar». Pero mi bisnieto volverá a caminar. ¿Por qué? Porque los tiempos difíciles hacen hombres fuertes, los hombres fuertes hacen tiempos fáciles, los tiempos fáciles hacen hombres débiles y los hombres débiles hacen tiempos difíciles.

Creo que han vuelto los tiempos difíciles… En cierto modo es una buena noticia: nuestros nietos volverán a caminar, serán más pobres, ¡pero serán más dignos que sus padres!

David Thomas Daniel Macaire, OP
Arzobispo de Saint-Pierre et Fort-de-France

 

7 comentarios
 Felip Turull
Determinismo liberal trajo decadencia cultural actual. Los conservadores actuales, preocupados, pero seguramente sean incapaces de revertir la agenda masónica. ¿Acaso propone algún partido conservador derogar la ley del divorcio?
19/05/22 8:11 AM.
Martin
estamos empezando a despertar del narcótico engaño placentero y doloroso vacío, de pretender olvidar a nuestro Creador y su Hijo, nuestro Señor

sin la Fe, estamos extraviados y expuestos a las bestias que no estan encadenadas, por nuestra insensatez y falta de humildad y honradez

cada persona podemos decidir el bien, que cada día de nuestra prueba, sea así

ayudemonos entre todos, en construir un reino de Dios entre nosotros, para los que estan y los que vendrán

19/05/22 8:24 AM.
 Manuel Rodríguez Blanco
Que bien dicho. Gracias.
19/05/22 8:59 AM.
 Diógenes
Con Manuel Rodríguez Blanco
19/05/22 10:09 AM.
 PEDRO
No mucho que añadir a los doctas palabras de Monseñor. Estoy de acuerdo con lo que recoge – acertadamente – la noticia en su conjunto. El liberalismo, siempre cercano a la ideología comunista, ” donde el “centro” de la vida, de las relaciones morales, y de la espiritualidad enterrada, es el ídolo humano o el dios hombre. ” El ” es la medida de todas las cosas mundanas y espirituales.

Ese hombre infeliz, poseedor ávido de ” cosas y de fondos de armario “, que no respeta a su prójimo en lo moral, al que usa para sus instintos. Es un hombre vació, sin ” esperanza y vida “, como un muerto viviente que no necesita de la Iglesia ni de DIOS, olvidando toda regla moral, porque ” el ” es el sumo sacerdote que se juzga asimismo en la medida que le importe.

Carente de conciencia espiritual, se ríe de todo lo santo y bueno. Vividor, e ignorante de que las cosas materiales jamás llenan y se mueve en una vertiginosa rueda de consumo alocado, entre la inquietud del deseo y la melancolía de la posesión. Sólo DIOS basta. Hay que decir, para disminuir la crítica, que la formación humana, moral y religiosa brillan por su ausencia. Es que han recibido nada y esa nada es lo único que pueden ofrecer a su vida y a los demás.

19/05/22 10:19 AM.
 Marta de Jesús
Parece realmente un hombre colaborando con la viña del Señor.

Desafiar a los ídolos. Qué interesante. En un mundo donde se fomenta lo contrario, decir cosas de Dios, impacta. Les cuento el mío.
Simplemente quería tener una vida normal. En el sentido de sin grandes desafíos. No ansiaba riqueza, ni éxito, ni iba tras placeres mundanos sin freno. Solo quería una vida más o menos tranquila, con los achaques típicos. Dios me dijo, a su modo, sin palabras, ‘eso no es lo que había pensado para ti, destruye ese ídolo’. Y en ésas estamos. Me vi perseguida de la noche a la mañana por la mafia arcoiris. En un principio no estuve a la altura. Todavía me queda mucho para eso. Pero poco a poco fui viendo lo que Dios me pedía. Que Dios me siga guiando. Quisiera formar parte del resto fiel 💓✝️🕊️🛐.

19/05/22 10:48 AM.
 Alber
Impecable.
La Historia demuestra que toda revolución es un “quítate tú para ponerme yo”, con los resultados que se conocen.
19/05/22 12:07 PM.
InfoCatólica.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *