Musulmanes presionan para la liberación de sospechosos de incinerar a joven cristiana en Nigeria: quemaron iglesias

ACNmayo 16, 2022

Una turba de jóvenes musulmanes ha atacado una catedral y una iglesia católicas en Nigeria en medio de protestas que exigen la liberación de dos sospechosos del asesinato de una estudiante cristiana a la que habían acusado de hacer declaraciones blasfemas.

La diócesis de Sokoto declaró que los jóvenes atacaron la catedral católica de la Sagrada Familia en Sokoto, al noroeste de Nigeria, después de que la policía detuviera a dos estudiantes en relación con el asesinato de Deborah Samuel.

Samuel, estudiante del Shehu Shagari College of Education de Sokoto, fue golpeada y quemada el 11 de mayo tras ser acusada de publicar declaraciones «blasfemas» sobre el Islam en un grupo de WhatsApp.

La diócesis de Sokoto dijo:

«El Gobierno del Estado de Sokoto ha declarado un toque de queda de 24 horas para ayudar a frenar las protestas en curso emprendidas por los jóvenes musulmanes en la capital del estado hoy.

Durante la protesta, grupos de jóvenes liderados por algunos adultos en el fondo atacaron la Catedral Católica de la Sagrada Familia en Bello Way, destruyendo las ventanas de cristal de la iglesia, las de la Secretaría del Obispo Lawton y vandalizaron un autobús de la comunidad aparcado dentro del recinto.»

La iglesia católica de San Kevin, Gidan Dere, Eastern By-pass, también fue atacada y quemada en parte; las ventanas del nuevo complejo hospitalario en construcción, en el mismo recinto, fueron destrozadas.»

Fueron rápidamente dispersados por un equipo de policías móviles antes de que pudieran causar más daños».

Los matones también atacaron el Centro Bakhita, situado en la carretera Aliyu Jodi, y quemaron un autobús dentro del recinto».

El obispo de Sokoto, Matthew Hassan Kukahagradeció al gobernador del estado, Aminu Tambuwal, la imposición del toque de queda para sofocar las protestas, así como a las fuerzas de seguridad por impedir que se produjeran más daños en las instalaciones diocesanas.

La diócesis añadió:

«Contrariamente a las informaciones que circulan, deseamos desmentir que haya habido un ataque de cualquier tipo contra la residencia del obispo Matthew Hassan Kukah.

El obispo hace un llamamiento a los cristianos para que sigan respetando la ley y recen por la vuelta a la normalidad. Todas las misas en la metrópolis de Sokoto han sido suspendidas hasta que se levante el toque de queda».

Sokoto es una ciudad predominantemente musulmana de más de 600.000 habitantes en el extremo noroeste de Nigeria, un país dividido a partes iguales entre cristianos y musulmanes.

Kukah, que dirige la diócesis de Sokoto desde 2011, expresó su «profunda conmoción» por el «espantoso asesinato» de Samuel en un comunicado del 11 de mayo:

«Condenamos este incidente en los términos más enérgicos y pedimos a las autoridades que investiguen esta tragedia y se aseguren de que todos los culpables sean llevados ante la justicia.

La única obligación que se le debe a su familia inmediata, a sus compañeros de clase y a las autoridades escolares es la garantía de que los culpables de este acto inhumano, sea cual sea su motivación, sean castigados de acuerdo con las leyes vigentes en nuestro país.

Esto no tiene nada que ver con la religión. Los cristianos han vivido pacíficamente con sus vecinos musulmanes aquí en Sokoto durante años. Este asunto debe ser tratado como un acto criminal y la ley debe esclarece la causa.

Mientras tanto, deseo hacer un llamamiento a todos los cristianos de Sokoto y de los alrededores para que mantengan la calma y recen, por favor, por el descanso del alma de la señora Deborah. Es la primera obligación que le debemos. Que Dios le conceda el descanso eterno y consuele a su familia inmediata».

Nigeria ocupa el séptimo lugar en la lista de vigilancia mundial de la persecución de los cristianos elaborada por el grupo de defensa Open Doors.

Los cristianos del país más poblado de África han sufrido una creciente inseguridad en los últimos años debido a los ataques de la organización islamista Boko Haram y de la milicia Fulani, un grupo nómada predominantemente musulmán.

Los líderes cristianos han acusado sistemáticamente al presidente Muhammadu Buhari, que dirige el país desde 2015, de no hacer frente a la violencia.

 

CNA/InfoCatólica.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *