Agresivo contra Putin…Biden no puede convencer siquiera a su propio Partido para blindar el aborto en todo E.U.

ACNmayo 15, 2022
  • Segundo rechazo en el Senado a la Ley de Protección de la Salud de la Mujer.
  • El rechazo será utilizado a nivel psicológico por los jueces conservadores de la Corte Suprema para confirmar la decisión de cancelar el fallo Roe en el futuro , en un momento en que se ejerce presión sobre ellos desde los medios de comunicación y la muy alta política. 
  • Biden reaccionó enojado.

 

Segundo rechazo en el Senado de los Estados Unidos a la ley ( Women’s Health Protection Act ) buscada por los demócratas para legalizar el aborto en todo el país: 49 votos a favor, 51 en contra. El infame fallo Roe vs Wade , que quizás gracias a la Corte Suprema se irá al desván (haga clic aquí y aquí para más información), ha permitido que muchos estados aprueben leyes de aborto más o menos liberales. Con esta ley, a los demócratas les gustaría traducir el contenido de Roe en un texto legislativo que impondría restricciones a favor del aborto en muchos estados.

El rechazo seguramente servirá a los jueces conservadores del Tribunal Supremo a nivel psicológico para confirmar en el futuro la decisión de anular la sentencia Roe, en un momento en el que se ejerce sobre ellos una presión mediática y política y en el que son objeto de ataques verbales violentos y más, como ya ha destacado el Compass .

Como recordaba Luca Volontè de estas columnas hace un par de meses, este proyecto de ley disponía: “La eliminación de todas las leyes estatales y federales sobre el consentimiento de los padres en relación con el aborto de menores; la prohibición de todas las leyes que exigen no solo el consentimiento de la madre que pretende abortar sino también pausas para reflexionar y ver las imágenes digitales de su hijo; la prohibición de que los estados aprueben leyes para proteger a los niños hasta las 20 semanas (como es el caso de Corea del Norte, China, Vietnam, Singapur, Canadá y los Países Bajos); el despido de médicos y enfermeras que se oponen al aborto y el recorte de todos los fondos públicos para hospitales de inspiración religiosa que no practican abortos en sus propias instalaciones; la eliminación de todos los límites al financiamiento federal directo, con dinero de los contribuyentes, a las estructuras que practican abortos en el país”. Además, el borrador legitimaba el aborto hasta el nacimiento incluso por razones puramente psicológicas.

El presidente Biden reaccionó de manera enojada , como podemos leer en su declaración publicada en el sitio web de la Casa Blanca .: “Una vez más, cuando los derechos fundamentales están en riesgo en la Corte Suprema, los republicanos en el Senado han bloqueado la aprobación de la Ley de Protección de la Salud de la Mujer, un proyecto de ley que protege positivamente el acceso a la atención de la salud reproductiva. Esta falta de legislación llega en un momento en que los derechos constitucionales de las mujeres están bajo un ataque sin precedentes y va en contra de la voluntad de la mayoría del pueblo estadounidense. Por enésima vez el autodenominado católico Biden no oculta su posición a favor del aborto y abraza la tesis de que el aborto es un derecho e incluso un derecho fundamental, tesis que reafirma también en este pasaje:

La afirmación de que la mayoría del pueblo estadounidense piensa como él ciertamente debería ser probada, dado que cada vez más estados están modificando su propia legislación en un sentido pro-vida. El último caso es el de Ohio, donde se ha propuesto un proyecto de ley para prohibir el aborto en casi todos los casos.

Biden, sin embargo, no se da por vencido y planea volver a proponer la ley en el futuro . Para ello, indica la estrategia para verlo aprobado: ganar las próximas elecciones en noviembre. “Para proteger el derecho a elegir, los votantes deben elegir más senadores pro-elección este noviembre y devolver una mayoría pro-elección a la Cámara. Si lo hacen, el Congreso puede aprobar este proyecto de ley en enero y tenerlo en mi escritorio para que pueda firmarlo”. Sin embargo, la disminución de Biden en el consenso es un buen augurio de que podría suceder lo contrario.

Por último, una declaración de guerra no demasiado velada a la Corte Suprema que quiere anular la sentencia Roe vs Wade : “Mi administración no dejará de luchar para proteger el acceso a la atención reproductiva de las mujeres. Continuaremos defendiendo los derechos constitucionales de las mujeres para tomar decisiones reproductivas, como se reconoPor TOMMASció en Roe vs Wade hace casi medio siglo, y mi administración continuará investigando las medidas y herramientas a nuestra disposición para lograr precisamente eso”.

El borrador de la Corte Suprema robado ilegalmente y este último rechazo en el Senado a la ley del aborto buscada por los demócratas han profundizado la brecha entre pro-vida y pro-elección, no solo a nivel social, sino también a nivel político y han agudizado el clima de enfrentamiento entre las dos facciones. Si los defensores de la vida ganan este partido fundamental, esta victoria podría representar el banco ideal también en otros estados para reconsiderar las diversas leyes nacionales sobre el aborto. Italia incluida.

 

Por TOMMASO SCANDROGLIO.

ROMA, Italia.

lanuovabq.

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *