Hace año y medio se debatía entre la vida y la muerte; hoy es el nuevo arzobispo de Praga

ACNmayo 13, 2022

Cuando ves la reacción de los médicos ante tu estado de salud y te dicen que tienes pocas posibilidades de sobrevivir, miras las cosas desde otra perspectiva. El encuentro con la eternidad está cerca y te das cuenta de que tu única certeza es la misericordia de Dios”: así lo atestigua Mons. Jan Graubner, arzobispo de Olomouc, en la República Checa.

 

El obispo, mientras se encontraba en el equilibrio entre la vida y la muerte por el Covid-19, tuvo tiempo de reflexionar sobre cosas importantes, entre ellas la posible muerte:

 

“Durante toda mi vida he trató de abrazar a Jesús abandonado en cada dificultad y dolor. Lo hice incluso durante mi enfermedad, cuando pensaba que la muerte estaba cerca… Y esto me llenó de una paz inmensa”. 

 

Sin embargo, después de ese momento de profunda crisis, las condiciones de salud del arzobispo mejoraron repentinamente. Y aún ahora, después de vivir el duro impacto del Covid, no pierde el optimismo. De hecho, dice que debemos tratar de ver las cosas negativas también de una manera positiva

 

“La Iglesia Católica ha estado involucrada en varios proyectos de solidaridad desde el comienzo de la pandemia y ha tratado de mantenerse lo más cerca posible de las personas en la fe, a través de masajes en línea, catequesis, conferencias y servicios de asesoramiento, pero también acompañando personalmente a los enfermos en hospitales y establecimientos de salud”, añade Mons. Graubner, que tiene planes ambiciosos tras su recuperación: además de un pleno retorno a sus deberes pastorales, ya está escribiendo un libro y dedicando su tiempo al Señor que le ha concedido la curación como un “don extra”. tras vivir el duro impacto del Covid, no pierde el optimismo. De hecho, dice que debemos tratar de ver las cosas negativas también de una manera positiva. 

 

“La Iglesia Católica ha estado involucrada en varios proyectos de solidaridad desde el comienzo de la pandemia y ha tratado de mantenerse lo más cerca posible de las personas en la fe, a través de masajes en línea, catequesis, conferencias y servicios de asesoramiento, pero también acompañando personalmente a los enfermos en hospitales y establecimientos de salud”, añade Mons. Graubner, que tiene planes ambiciosos tras su recuperación: además de un pleno retorno a sus deberes pastorales, ya está escribiendo un libro y dedicando su tiempo al Señor que le ha concedido la curación como un “don extra”. 

 

agensir.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *