Obispo alemán asiste a ‘bendición’ de pareja homosexual y no recibe sanción alguna

ACNmayo 12, 2022

Un obispo auxiliar se convirtió en el primer obispo católico alemán en estar presente en la bendición de una pareja homosexual a pesar de que el Vaticano prohibió tales bendiciones el año pasado. 

El sitio de noticias católico alemán Katholisch informó que el 10 de mayo el obispo Ludger Schepers, obispo auxiliar de la diócesis de Essen, estuvo presente en una bendición para personas del mismo sexo, convirtiéndose en el primer obispo católico en Alemania en hacerlo. 

El evento fue parte de un movimiento coordinado llamado ” #liebegewinnt ” o “el amor gana”, que se planeó alrededor de 80 eventos de bendición para personas del mismo sexo alrededor del 10 de mayo en toda Alemania. Katolische no especificó dónde estuvo presente el obispo Schepers, aunque es probable que haya asistido a un evento ecuménico de “bendición” entre personas del mismo sexo a las 7 p. m. celebrado en la catedral de Essen y promovido por la diócesis. 

LifeSiteNews se puso en contacto con la diócesis en busca de más información, pero no pudo comunicarse con un portavoz.

La fecha de la “bendición” se eligió específicamente ya que, como escribieron los activistas pro-LGBT: 

según el léxico ecuménico de santos, el 10 de mayo es uno de los días de conmemoración de Noé. Él es el progenitor de todas las generaciones en la Biblia. Dios le envió el arcoíris como señal de su pacto. El nombre Noé significa traducido: el portador de la paz, el consolador. Por cierto: en el calendario católico de los santos, el 10 de mayo es el día conmemorativo de San Damain De Veuster. Es el patrón de los enfermos de sida.

El movimiento se basa en un evento del 10 de mayo de 2021 , cuando más de 500 sacerdotes católicos celebraron más de 110 “bendiciones” para parejas del mismo sexo en protesta directa contra la prohibición del Vaticano de tales bendiciones. 

El 15 de marzo de 2021, la Congregación para la Doctrina de la Fe emitió una declaración de  que la Iglesia no puede bendecir las relaciones entre personas del mismo sexo ya que Dios “no bendice ni puede bendecir el pecado”. La CDF afirmó que “no es lícito impartir una bendición a las relaciones o uniones, incluso estables, que impliquen actividad sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta en sí misma a la transmisión de la vida ), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo.”

El movimiento “El amor gana” nació en oposición directa a este pronunciamiento de la CDF, con los activistas LGBT afirmando:

En vista de la negativa de la Congregación para la Doctrina de la Fe de bendecir las uniones homosexuales, alzamos nuestra voz y decimos: Continuaremos acompañando a las personas que entran en una unión vinculante y bendiciendo su relación. No rechazamos una celebración de bendición. Hacemos esto en nuestra responsabilidad como agentes pastorales que prometen a las personas la bendición que solo Dios da en los momentos importantes de sus vidas. Respetamos y apreciamos su amor y creemos que la bendición de Dios está sobre ellos. Los argumentos teológicos y los avances en el conocimiento se intercambian suficientemente. No aceptamos que una moral sexual excluyente y trasnochada se realice sobre las espaldas de las personas y socave nuestra labor de pastoral.

El obispo Schepers, de 69 años, no es ajeno a la promoción del movimiento LGBT. En febrero de 2021, escribió un prólogo al libro del obispo Peter Kohlgraf que contiene bendiciones y ritos para las uniones entre personas del mismo sexo.

Schepers es parte de la Comisión Pastoral de la Conferencia Episcopal Alemana y está a cargo del programa LGBTQ. En esta capacidad, apoyó un movimiento reciente llamado “#OutInChurch” para empleados LGBT de la Iglesia en Alemania y alentó a las personas LGBT a promover la ideología dentro de la Iglesia. “Una iglesia en la que uno tiene que esconderse por su orientación sexual no puede, en mi opinión, estar en el espíritu de Jesús”, le dijo a Katolisch.

Hablando en un “temas de género” de 2016 en Stuttgart, Schepers pidió a la Iglesia católica que reconozca “que existe más que un hombre y una mujer”.

Dos años después, Scheper exigió a la Iglesia católica reconocer “su historial de culpa en la persecución y desprecio de estas personas”, y agregó que “los homosexuales son buscados por Dios, no hay nada que discriminar”.

Sin embargo, la enseñanza católica sobre la homosexualidad afirma:

Basándose en la Sagrada Escritura, que presenta los actos homosexuales como actos de grave depravación, la tradición siempre ha declarado que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’. Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una genuina complementariedad afectiva y sexual. En ningún caso podrán ser aprobados” (CCC 2357).

En una  Declaración de la Verdad de 2019 , líderes de la Iglesia católica como el cardenal Raymond Burke y el obispo Athanasius Schneider declararon que dos personas del mismo sexo “pecan gravemente cuando buscan placer venéreo el uno en el otro”.

Fueron apoyados por el cardenal Gerhard Müller en 2021, quien escribió cómo las “bendiciones” entre personas del mismo sexo son imposibles, y señaló que “la Iglesia no puede bendecir ninguna otra forma de convivencia, si permanece leal a su Divino Fundador, excepto el matrimonio y vida consagrada.”

LIFESITENEWS.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *