Aprobar nuevas sanciones contra Rusia es una “bomba atómica” para la economía húngara, revela Orbán

ACNmayo 6, 2022

Hungría no puede apoyar el nuevo paquete de sanciones de la Unión Europea, que incluye un embargo a las importaciones de petróleo, en su forma actual, dijo el viernes el primer ministro Viktor Orban.

Orban dijo que la propuesta actual de la Comisión Europea que prohíbe las importaciones de petróleo ruso equivaldría a una “bomba atómica” lanzada sobre la economía húngara, y agregó que Hungría estaba lista para negociar si ve una nueva propuesta que satisfaga los intereses húngaros.

El ejecutivo de la Unión Europea propuso el miércoles el paquete de sanciones más duro contra Moscú por su guerra en Ucrania, pero varios países preocupados por el impacto de cortar las importaciones de petróleo de Rusia se interpusieron en el camino del acuerdo.

A un puñado de países del este de la UE les preocupa que la suspensión no les permita suficiente tiempo para adaptarse, a pesar de que los diplomáticos dijeron que Hungría y Eslovaquia tendrían hasta finales de 2023.

Orban dijo a la radio estatal que Hungría necesitaría 5 años y haría grandes inversiones en sus refinerías y oleoductos para poder transformar su sistema actual, que depende en un 65% del petróleo ruso.

“Sabemos exactamente lo que necesitamos, en primer lugar necesitamos 5 años para completar todo este proceso… 1-1,5 años no es suficiente para nada”, dijo Orban, y agregó que Hungría también necesitaría una gran inversión en refinerías y el sistema de envío para permitir las importaciones de petróleo no ruso.

Orban cuestionó si era prudente hacer inversiones de esa escala para obtener un resultado dentro de 4 a 5 años, mientras la guerra en Ucrania estaba ocurriendo ahora.

Dijo que Hungría estaba esperando ver una nueva propuesta de la Comisión.

“No quiero enfrentarme a la UE sino cooperar… pero esto solo es posible si tienen en cuenta nuestros intereses”.

Orban también dijo que Hungría no apoyaría la inclusión en la lista negra del jefe de la Iglesia ortodoxa rusa aliada al Kremlin, el patriarca Kirill, ya que se trataba de un “problema de libertad religiosa”.

Reiteró la posición de Hungría de no enviar armas a la vecina Ucrania, ya que esos envíos se convertirían en objetivos de ataques rusos en el área más allá de la frontera en el oeste de Ucrania, donde viven personas de etnia húngara, dijo.

BUDAPEST, HUNGRÍA.

VIERNES 6 DE MAYO DE 2022.

REUTERS.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *