Francisco, dispuesto a reunirse con Putin en Moscú. Culpa de la guerra a la industria armamentista

ACNmayo 3, 2022

El Papa se ha puesto a disposición para un encuentro con el presidente ruso en Moscú para abordar la guerra en Ucrania, postergando por ahora una posible visita a Kiev.

“Siento que no tengo que ir [a Kiev]. Primero tengo que ir a Moscú, primero tengo que reunirme con Putin. Yo también soy sacerdote, ¿qué puedo hacer? Hago lo que puedo. Si Putin abre la puerta”, dice Francisco, en una entrevista al diario italiano ‘Corriere de la Sera’, difundida hoy.

El Papa indica que, 20 días después del inicio del conflicto, el Vaticano envió un mensaje al presidente ruso proponiéndole este encuentro, a través del secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin.

“Todavía no hemos recibido respuesta y seguimos insistiendo, aunque me temo que Putin no puede ni quiere celebrar ahora esta reunión. Pero toda esta brutalidad, ¿cómo no vamos a detenerla? Desde hace 25 años vivimos lo mismo con Ruanda”, declara.

La conversación también aborda el diálogo con el jefe de la Iglesia ortodoxa de Moscú, el patriarca Cirilo, quien presentó “justificaciones” de la guerra, iniciada el 24 de febrero.

“Le dije: hermano, nosotros no somos clérigos de Estado, no podemos usar el lenguaje de la política, sino el de Jesús. Somos pastores del mismo pueblo santo de Dios. Para eso hay que buscar un camino de paz, para acabar con el fuego de las armas”, dice.

Francisco subraya que el patriarca ortodoxo no puede convertirse en un “acólito de Putin” en este conflicto, que Rusia ha justificado utilizando cuestiones culturales, religiosas e incluso metafísicas, como una guerra del bien contra el mal.

El Papa retoma las explicaciones sobre el aplazamiento del encuentro con Cirilo, que estaba previsto para el 14 de junio, en Jerusalén, como ya había hecho en una entrevista con un diario argentino, el 21 de abril.

“Sería nuestro segundo cara a cara, nada que ver con la guerra. Pero ahora también está de acuerdo: paremos, puede ser una señal ambigua”, dice.

En cuanto a Ucrania, Francisco recuerda que envió como representantes a los cardenales Michael Czerny (prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral) y Konrad Krajewski (limosnero pontificio), quienes ya han viajado al territorio en cuatro ocasiones, además de haber ya habló por teléfono con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky.

El Papa sigue preocupado por lo que pueda pasar en Transnistria, una región de Moldavia controlada por separatistas prorrusos.

“Para la paz no hay suficiente voluntad”, registra.

Francisco cita una reunión que tuvo con Viktor Orbán, el primer ministro de Hungría, quien supuestamente le dijo que los planes rusos predicen que la guerra en Ucrania terminará el 9 de mayo, un escenario que desde entonces ha sido descartado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Moscú.

“Eso espero, para que también entendamos la velocidad de la escalada hoy. Porque ahora no es solo Donbass, es Crimea, es Odessa, Ucrania se está quedando sin puerto del Mar Negro. Soy pesimista, pero debemos hacer todos los gestos posibles para hacer la guerra”, defiende el Papa.

Francisco reflexiona sobre los motivos que pueden haber llevado al presidente ruso a invadir Ucrania, entre ellos el acercamiento de la OTAN, y pone reservas sobre la opción de suministrar armas a Kiev.

“Hay intereses internacionales en cada detalle. No se puede pensar que un estado libre pueda hacer la guerra a otro estado libre. En Ucrania, parece que otros crearon el conflicto. Lo único que se le atribuye a los ucranianos es que reaccionaron en el Donbass, pero estamos hablando de hace 10 años. Este argumento es viejo”, señala.

Lo que está claro es que hay armas para probar en esa tierra. Los rusos ahora saben que los tanques son de poca utilidad y están en otras cosas. Las guerras se pelean por eso: para probar las armas que producimos”.

Volviendo a una preocupación que ha marcado su pontificado, el Papa considera el comercio de armas “un escándalo”, al que “pocos” se oponen.

Francisco recuerda, en este sentido, el gesto de los estibadores genoveses que, “hace dos o tres años”, decidieron detener un envío de armas a Yemen, pensando en los niños de ese país.

“Es una cosa pequeña, pero un hermoso gesto. Debería haber tantos”, dice.

Francisco considera a Ucrania un “pueblo mártir” y justifica, con este sufrimiento, la decisión de no leer la reflexión elaborada por familias de Ucrania y Rusia sobre la Cruz de la Cruz el pasado Viernes Santo, en el Coliseo de Roma.

La decisión, explica el Papa, se tomó tras una conversación con el cardenal Krajewski, que celebraba la Pascua en Ucrania.

La entrevista , que fue citada por el portal de noticias Vaticano, comienza con una disculpa de Francisco por no levantarse a saludar a los periodistas.

“Tengo una rotura de ligamentos, me van a hacer infiltraciones y luego ya veremos”, admite, señalando que se trata de un problema que le afecta “durante mucho tiempo” y que le impide caminar con normalidad.

jefe

 

CIUDAD DEL VATICANO.

Martes 3 ddde mayo de 2022.

ECCLESIA.PT.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *