El dolor que sufre Francisco, posible síntoma de un mal que inevitablemente requiera de una operación

ACNmayo 2, 2022
El Papa Francisco, con simpatía pero con evidente pesar, habla brevemente desde hace unas semanas sobre su dolor en la pierna derecha, sobre el dolor en la rodilla que le impide caminar o soportar un dolor intenso que se refleja, a veces, en el rostro del Santo Padre y en la necesidad de apoyarse en puntos fijos seguros (como en la foto, ayer durante el Regina Caeli ). El sábado 30 de abril, ante un nutrido grupo de peregrinos eslovacos, admitió, muy molesto, que debe obedecer a sus médicos y aceptar un severo período de descanso que consiste básicamente en caminar poco o nada, para atacar la inflamación del rodilla de la pierna derecha y así aumentar la eficacia de los medicamentos y la fisioterapia. [1]Sin embargo, este camino está lleno de problemas que no son fáciles de resolver y los tiempos no parecen cortos.
La otra vía, a evitar en lo posible según los médicos, es quirúrgica y podría suponer meses de rehabilitación para el Pontífice. Por ahora, faltan muchas respuestas para proponer alguna aclaración, aunque sea a nivel periodístico. La gonalgia del Santo Padre (crisis dolorosas cíclicas que afectan a la rodilla pero también a toda la pierna hasta la cadera) se debe casi con seguridad a la gonartrosis, daño grave de los huesos y ligamentos de la estructura. Sin embargo, mucha gente se pregunta estos días: ¿es esta gonartrosis en sí misma o deriva de una coxartrosis, es decir de una lesión coxofemoral?
Es decir, en el caso del Pontífice, ¿hay una artrosis bilateral (rodilla y cadera)?
Utilizar el método quirúrgico, según la respuesta a la pregunta anterior, puede suponer tener que implantar una o dos prótesis: una en el caso de la rodilla y otra en la articulación coxofemoral
Y si fuera necesario implantar dos prótesis, ¿sería posible hacer las dos en una sola sesión quirúrgica (prótesis simultánea) o deberíamos proceder por etapas?
Hay que tener en cuenta que en el caso eventual de una prótesis de rodilla esto conlleva, dependiendo del diagnóstico definitivo y global, tener que elegir si es parcial o total (rótula).
La profundización del cuadro clínico, que también debe hacerse con diagnósticos por imágenes, es intrincada ya que los tiempos para tomar las decisiones necesarias son muy cortos. La duración y modalidad de la rehabilitación depende en parte del tiempo, que no es corto, y que se va a establecer de nuevo con el paciente hospitalizado.
***
[1] Papa Francisco:“Ahora les daré la bendición y oraremos juntos para que el Señor los bendiga a todos. Y después los saludaré, pero hay un problema: esta pierna no está bien, no funciona, y el médico me dijo nocamine. Me gusta ir…, ¡pero esta vez tengo que obedecer al médico!”.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *