Gobierno chino impone más restricciones a Ia Iglesia: sus finanzas serán supervisadas por el Partido Comunista

ACNabril 30, 2022

El régimen comunista de China ha establecido un sistema conjunto para reforzar el control de las finanzas de las organizaciones religiosas con el objetivo de una imposición más estricta de la sinización de las religiones, dicen los informes de los medios.

 

El Ministerio de Finanzas y la Administración Estatal para Asuntos Religiosos (SARA) han anunciado que los asuntos financieros de las entidades religiosas, incluidos los ingresos, gastos y donaciones locales y extranjeras, estarán bajo la supervisión del estado a partir del 1 de junio.

 

El gobierno dice que la medida está diseñada para agilizar la gestión financiera de los grupos religiosos que realizan actividades en suelo chino, informó FSSPX News el 28 de abril.

 

Teóricamente, las iglesias y sus finanzas no pueden usarse sin instrucciones del Partido Comunista Chino (PCCh) una vez que se promulguen las regulaciones, dicen los observadores. También hará imposible que los grupos religiosos clandestinos, incluidos los católicos, utilicen las instalaciones de iglesias y capillas reconocidas por el estado.

 

Los funcionarios de la iglesia clandestina han expresado su preocupación por la nueva regulación, describiéndola como una nueva herramienta para expandir la  sinización de la Iglesia Católica y presionar a las iglesias no oficiales para que se unan a los organismos sancionados por el estado.

 

La sinización es una ideología política del PCCh que tiene como objetivo imponer reglas estrictas a las sociedades e instituciones basadas en los valores fundamentales del socialismo, la autonomía y el apoyo a la dirección del partido.

 

La nueva regulación se produce en el contexto del acuerdo provisional de dos años entre el Vaticano y China en 2018 sobre el nombramiento de obispos católicos en China, que se renovó por otros dos años en 2020. El acuerdo vence en octubre.

 

Para el Vaticano, el acuerdo es un esfuerzo por unir a los católicos chinos divididos entre iglesias clandestinas y reconocidas por el estado, aunque permite que China tenga voz en los nombramientos de obispos. Los analistas dicen que el acuerdo podría conducir naturalmente al establecimiento de lazos diplomáticos entre el Vaticano y China en un futuro próximo. Las relaciones diplomáticas se cortaron en 1951 tras la toma del poder comunista.

 

Dos medidas estatales recientes también buscan controlar a los grupos religiosos.

  • En marzo, el gobierno ordenó que ningún sitio web religioso pueda difundir ningún contenido religioso sin permiso previo.
  • En febrero, el gobierno creó una base de datos para monitorear a todo el personal religioso activo, incluido el clero católico.

 

Oficialmente un estado ateo, China reconoce legalmente cinco religiones: catolicismo, protestantismo, budismo, islamismo y taoísmo. Sin embargo, los comunistas han controlado estrictamente a los grupos religiosos sancionados por el estado y han oprimido a los que pertenecen a grupos no registrados y no reconocidos como la Iglesia de Dios Todopoderoso , Falun Gong  e incluso a los católicos clandestinos.

 

Bajo el gobierno del presidente Xi Jinping desde 2013, China ha adoptado una serie de reglas represivas que incluyen nuevas regulaciones sobre asuntos religiosos y ha realizado nuevos intentos de perseguir e imponer una sinización más estricta a los grupos religiosos y sus miembros que se niegan a unirse a organismos aprobados por el estado o prometen lealtad al PCCh.

 

El grupo cristiano internacional de defensa Open Doors , con sede en EE. UU., clasifica a China en el puesto 17 entre 50 países donde los cristianos enfrentan una persecución severa.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *