“No quieren a los cristianos”: restricciones israelíes en la Ciudad Santa, enciendieron hoy la indignación cristiana

ACNabril 23, 2022

Los cristianos celebraron su ceremonia del “Fuego Sagrado” en la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén el sábado en un contexto de crecientes tensiones con Israel, que impuso nuevas restricciones a la asistencia este año que, según dijo, eran necesarias por seguridad.

Israel dice que quiere evitar otro desastre después de que una estampida multitudinaria en un lugar sagrado judío repleto el año pasado dejó 45 muertos. Los líderes cristianos dicen que no hay necesidad de alterar una ceremonia que se ha realizado durante siglos.

En los densos confines de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde judíos, cristianos y musulmanes deben compartir sus lugares más sagrados, sin importar cuán de mala gana, incluso los pequeños cambios pueden causar angustia profética.

La ciudad ya ha visto una semana de enfrentamientos entre palestinos y la policía israelí en el cercano complejo de la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam. Se encuentra en la cima de una colina que es el lugar más sagrado para los judíos, quienes se refieren a él como el Monte del Templo.Un peregrino cristiano sostiene velas durante la ceremonia del Fuego Sagrado en la Iglesia del Santo Sepulcro, donde muchos cristianos creen que Jesús fue crucificado, enterrado y resucitó de entre los muertos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el sábado 23 de abril de 2022. ( Foto AP/Maya Alleruzzo)

Este año, las principales festividades judías, cristianas y musulmanas han convergido en un contexto de renovada violencia israelí-palestina . Las tensiones se han disparado a medida que decenas de miles de personas acuden en masa a la Ciudad Vieja de Jerusalén para visitar algunos de los lugares más sagrados de las tres religiones por primera vez desde el levantamiento de las restricciones pandémicas.

Los cristianos ortodoxos orientales creen que el sábado anterior a la Pascua aparece una llama milagrosa dentro de la Iglesia del Santo Sepulcrouna basílica del siglo XII construida en el sitio donde los cristianos creen que Jesús fue crucificado, enterrado y resucitado.

El sábado, el patriarca griego Teófilo III ingresó al Santo Edículo, una cámara construida en el sitio tradicional de la tumba, y regresó con dos velas encendidas, pasando la llama entre miles de personas que sostenían velas, iluminando gradualmente las paredes de la basílica oscurecida. La llama se trasladará a las comunidades ortodoxas de otros países en vuelos especiales.Peregrinos cristianos sostienen velas mientras se reúnen durante la ceremonia del Fuego Sagrado en la Iglesia del Santo Sepulcro, donde muchos cristianos creen que Jesús fue crucificado, enterrado y resucitó de entre los muertos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén muerto, sábado 23 de abril de 2022 (Foto AP/Maya Alleruzzo)

La fuente del Fuego Sagrado ha sido un secreto muy bien guardado durante siglos, y los escépticos intelectuales que se remontan a la Edad Media lo han despreciado como un truco de carnaval para las masas.

Hace dos años, la iglesia estaba casi vacía debido al confinamiento por el coronavirus, pero Israel hizo arreglos especiales para que la llama fuera llevada al exterior. Cientos de personas asistieron el año pasado, cuando existían restricciones de viaje y la ceremonia se limitaba a las personas totalmente vacunadas.

Este año, Israel aplicó una ley de seguridad que limita el tamaño de la multitud según el espacio y la cantidad de salidasLas autoridades dicen que quieren evitar que se repita la estampida del año pasado en el Monte Meron , en el norte de Israel, durante un festival religioso al que asistieron alrededor de 100.000 judíos, en su mayoría ultraortodoxos.

Fue uno de los peores desastres en la historia del país, y las autoridades recibieron fuertes críticas por supuesta negligencia.

“Nunca hay un problema hasta que hay un problema, y ​​esto es lo que sucedió el año pasado en Meron”, dijo Tania Berg-Rafaeli, directora de asuntos interreligiosos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

Si algo sucediera en la Iglesia del Santo Sepulcro, “tendríamos que asumir la responsabilidad de eso, y queremos evitar cualquier problema”, dijo.Peregrinos cristianos sostienen velas mientras se reúnen durante la ceremonia del Fuego Sagrado en la Iglesia del Santo Sepulcro, donde muchos cristianos creen que Jesús fue crucificado, enterrado y resucitó de entre los muertos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén muerto, sábado 23 de abril de 2022 (Foto AP/Maya Alleruzzo)

Las autoridades dijeron que permitirían que un total de 4.000 personas asistieran a la ceremonia del Fuego Sagrado, incluidas 1.800 dentro de la iglesia, que tiene una sola entrada grande con un escalón elevado. Berg-Rafaeli dijo que las autoridades israelíes han estado en estrecho contacto con las iglesias y que revisarían la cuota al alza el próximo año si se pueden abrir más puertas en la basílica.

“Se trata totalmente de seguridad y nada más”, dijo.

Los líderes de la iglesia rechazaron cualquier restricción por principio, diciendo que infringen la libertad religiosa. La Iglesia del Santo Sepulcro, como Al-Aqsa, se rige por un conjunto de arreglos informales de décadas de antigüedad conocido como el statu quo. Al igual que en Al-Aqsa, violaciones aparentemente menores han desencadenado violencia, incluidas peleas notorias entre monjes de diferentes denominaciones.

En un comunicado publicado a principios de este mes, el Patriarcado griego dijo que estaba “harto de las restricciones policiales a la libertad de culto”.

“El Patriarcado ortodoxo de Jerusalén ha decidido, por el poder del Señor, que no comprometerá su derecho a brindar servicios espirituales en todas las iglesias y plazas”, dijo. “Las oraciones se llevarán a cabo como de costumbre”. El patriarcado dice que asisten hasta 11.000 personas en años normales.

La policía selló las entradas principales al Barrio Cristiano con barricadasGrandes multitudes se empujaron para entrar, mientras la policía saludaba a un goteo de residentes locales y algunos turistas extranjeros.

La ceremonia, que se remonta a por lo menos 1.200 años, no siempre transcurrió en paz.

En 1834 estalló una estampida frenética en la iglesia a oscuras, y el gobernante de Tierra Santa en ese momento apenas escapó con vida después de que sus guardias sacaran espadas y se abrieran paso entre la multitud, cuenta el historiador Simon Sebag Montefiore en su historia de Jerusalén. Unos 400 peregrinos murieron en el tumulto, la mayoría por asfixia o pisoteo.

Israel dice que está comprometido a garantizar la libertad de culto para judíos, cristianos y musulmanes, y durante mucho tiempo se ha presentado como una isla de tolerancia en el Medio Oriente.

En los últimos años, sin embargo, han aumentado las tensiones con la comunidad cristiana local, la mayoría de los cuales son cristianos palestinos, una población que ha disminuido constantemente durante décadas de conflicto, ya que muchos han buscado oportunidades económicas en el extranjero.

Israel capturó el este de Jerusalén, que incluye la histórica Ciudad Vieja y sus lugares religiosos, junto con Cisjordania y la Franja de Gaza, en la guerra del Medio Oriente de 1967.

Los palestinos quieren los tres territorios para un futuro estado con el este de Jerusalén como su capital. Israel anexó el este de Jerusalén poco después de la guerra en un movimiento no reconocido internacionalmente, y considera que toda la ciudad es su capital unificada.

En los últimos años, el Patriarcado griego se ha visto envuelto en una batalla legal con un grupo de colonos judíos por la venta de tres propiedades en la Ciudad Vieja, incluidos dos hoteles administrados por palestinos. El patriarcado dice que tiene pruebas de corrupción en la disputada venta de 2004.

La Corte Suprema de Israel confirmó la venta en 2019 y falló a favor de Ateret Cohanim, una organización israelí que busca expandir la presencia judía en barrios mayoritariamente palestinos del este de Jerusalén.

Los colonos se apoderaron de parte de uno de los hoteles, un albergue popular para mochileros, el mes pasado. Los líderes cristianos denunciaron la medida, acusándolos de intentar cambiar el carácter religioso del barrio cristiano de Jerusalén.

La frustración se podía sentir afuera de la Puerta Nueva que conduce al Barrio Cristiano el sábado, mientras la multitud esperaba para entrar. Algunos levantaron cochecitos de bebé y niños pequeños sobre las barricadas mientras se les indicaba que pasaran.

Es así todos los años y cada año hay una excusa diferente”, dijo la Dra. Muna Mushahwar, una médica que discutió con la policía mientras intentaba organizar la entrada de una delegación extranjera.

No quieren a los cristianos aquí. Cuanto más presionas a las personas, más frustradas se sienten y luego se van”.Peregrinos cristianos sostienen velas mientras se reúnen durante la ceremonia del Fuego Sagrado en la Iglesia del Santo Sepulcro, donde muchos cristianos creen que Jesús fue crucificado, enterrado y resucitó de entre los muertos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén muerto, sábado 23 de abril de 2022 (Foto AP/Tsafrir Abayov)

 

 

Por JOSÉ KRAUSS.

JERUSALÉN, Israel.

AP.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *