Explosión en una mezquita al norte de Afganistán deja al menos 10 muertos y 40 heridos, este jueves

ACNabril 21, 2022

Una poderosa explosión en una mezquita musulmana chiíta en el norte de Afganistán el jueves mató al menos a 10 fieles e hirió a otros 40, según un funcionario del hospital.

El Dr. Ghawsuddin Anwari, jefe del hospital principal en el norte de Mazar-e-Sharif, donde ocurrió la explosión, dijo que los muertos y heridos fueron trasladados en ambulancias y automóviles privados. La explosión en la mezquita Sai Doken en el norte de Mazar-e-Sharif ocurrió cuando decenas de fieles se arrodillaron en oración mientras los musulmanes marcan el mes sagrado del Ramadán, cuando los fieles ayunan desde el amanecer hasta el atardecer.

El jueves temprano en la capital, Kabul, una bomba al borde de la carretera explotó e hirió a dos niños. Esa bomba también apuntó a la minoría chiíta del país.

Si bien nadie asumió la responsabilidad de ninguno de los ataques, los atentados tenían todas las características de un afiliado letal del Estado Islámico conocido como Estado Islámico en la provincia de Khorasan, o IS-K.

El portavoz de la policía de Kabul, Khalid Zadran, dijo en un tuit que el explosivo estalló en la franja central de una carretera en una zona occidental de Kabul en un barrio mayoritariamente chiíta. Dos días antes, en la misma zona, múltiples explosiones contra instituciones educativas mataron al menos a seis personas, en su mayoría niños, e hirieron a otras 17.

Los defensores de la minoría hazaras pidieron que se detuvieran los asesinatos. Los hazaras, que constituyen alrededor del 9 % de la población de los 36 millones de habitantes de Afganistán, son los únicos que son objeto de ataques debido a su origen étnico, distinto de los otros grupos étnicos, como los tayikos, los uzbekos y la mayoría pastún, y su religión. La mayoría de los hazaras son musulmanes chiítas, despreciados por radicales musulmanes sunitas como el grupo Estado Islámico, y discriminados por muchos en el país de mayoría sunita.

La filial del Estado Islámico ha apuntado previamente a las escuelas, particularmente en el barrio Dasht-e-Barchi, dominado por los chiítas. En mayo del año pasado, meses antes de que los talibanes tomaran el poder en Kabul, más de 60 niños, en su mayoría niñas, murieron cuando detonaron dos bombas frente a su escuela, también en el barrio de Dasht-e-Barchi.

Dasht-e-Barchi y otras partes del oeste de Kabul son casas de las minorías chiítas de Afganistán que en su mayoría han sido blanco de los leales afiliados al Estado Islámico, sin embargo, nadie se ha atribuido el mérito de las recientes explosiones.

____

Los periodistas de Associated Press Tameem Akhgar y Rahim Faiez en Islamabad contribuyeron a este despacho.

 

KABUL, Afganistán-

AP.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *