Otro desastre se avecina: Biden abre las las puertas y México paga sus caprichos

ACNabril 20, 2022
  • Otro desastre que se avecina para la administración Biden.
  • Mientras Europa lidia con la ola de refugiados de Ucrania, el flujo de llegadas de inmigrantes de México ha aumentado a niveles sin precedentes en los Estados Unidos. Y ni siquiera hay una guerra
  • Sin embargo, Biden quiere abolir el Título 42 (expulsiones rápidas) presentado por Trump para el 23 de mayo. 
  • Rebelión entre los demócratas.

 

Solo en marzo, cerca de 210.000 inmigrantes ilegales fueron arrestados  en los estados fronterizos del sur, un récord de 22 años. Desde octubre hasta hoy, se han producido cerca de 1 millón de detenciones, según datos de las autoridades de protección de fronteras y aduanas. Solo 11.397 inmigrantes recibieron protección humanitaria. Sin embargo, en medio de esta crisis migratoria, la administración Biden anunció que, como prometió, retirará el Título 42 el 23 de mayo, una disposición de la administración Trump como medida antipandémica, bajo la cual los inmigrantes ilegales pueden ser expulsados ​​por orden directa.

La última crisis migratoria no surge de la nada . Desde que asumió la nueva administración democrática, es decir, desde principios de 2021, el flujo desde México ha aumentado exponencialmente. La política de inmigración se ha mantenido sustancialmente igual a la de la administración anterior, pero una campaña electoral democrática basada también en los temas de la recepción ha actuado como fuerza impulsora para cualquiera que quisiera llegar a los EE. UU. utilizando métodos ilegales. En general, esta ha sido la mayor presión sobre las fronteras del sur desde principios de la década de 1960.

Las cifras han crecido en los últimos siete meses , probablemente también por el Covid, que provocó una grave crisis económica en todos los países centroamericanos. Según las autoridades estadounidenses, también ha aumentado proporcionalmente el número de ciudadanos que huyen de las dictaduras comunistas latinas. Los cubanos que cruzaron ilegalmente la frontera, en particular, fueron 32 271 solo en el mes de marzo (fueron 38 390 en todo 2021). Desde principios de 2022, 79.377 personas han huido del régimen comunista a EE. UU., vía México. Otras decenas de miles de emigrantes huyen de Nicaragua y Venezuela. Y este año también se han sumado 5.000 ucranianos, que inmediatamente obtuvieron protección humanitaria en Estados Unidos, nada más llegar a la aduana de San Diego, California.

El “Título 42”, introducido en marzo de 2020 , ha supuesto la expulsión de unos 2 millones de inmigrantes ilegales hasta la fecha. No ha solucionado del todo el problema, porque los expulsados ​​intentan cruzar la frontera de nuevo, en repetidas ocasiones. Pero por la admisión de los funcionarios de la propia administración Biden, su abolición con toda probabilidad provocará un aumento del fenómeno y no una disminución. El diario de Wall Street quien cita esas fuentes internas, reprocha, en un editorial del martes, la falta de una política alternativa. Si, de hecho, es comprensible abolir una medida temporal vinculada a la emergencia sanitaria, la administración Biden, mucho menos comprensiblemente, también está trabajando en la abolición de la política “Permanecer en México”, introducida por la administración Trump en 2019. según el cual los solicitantes de asilo deberían haber esperado en territorio mexicano (y no estadounidense) hasta que se examinara su caso. La política de “Permanecer en México” fue suspendida por Biden apenas asumió el cargo en la Casa Blanca, la corte federal del Quinto Circuito (Sureste de Estados Unidos) la reintrodujo tras una demanda interpuesta por Texas y Missouri, pero Biden apeló a la Corte Suprema para renovar la suspensión.

El mensaje es claro: una política de puertas abiertas , sin expulsión y sin “limbo” en México para quienes buscan asilo. Pero la política está reaccionando mal. Con el 57% de los estadounidenses declarándose opuestos a la política de inmigración de Biden, diez disidentes del Partido Demócrata también están trabajando con los republicanos para aprobar una ley que mantenga vigente el Título 42. Nueve senadores son disidentes, entre ellos se destacan Kyrsten Sinema y Joe Manchin (los mismos que bloqueó el masivo plan de gasto social Build Back Better a fines del año pasado). A ellos también se suma un diputado de Texas, Henry Cuéllar, de origen mexicano. De hecho, los inmigrantes legales se encuentran entre los principales opositores a una política considerada demasiado laxa.

 

Por STEFANO MAGNI.

JUEVES 21 DE ABRIL DE 2022.

ROMA, Italia.

lanuovabq.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *