Altar medieval de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, al descubierto

ACNabril 19, 2022
La losa de piedra, que habría sido utilizada como el frente decorado en torno al siglo XII, estaba llena de grafitis y pintura en su parte posterior.

Una losa de piedra de 2,5 metros de largo por 1,5m de ancho, apoyada contra la pared de un corredor oscuro de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, se había convertido en una suerte de libro de visitas de los peregrinos que se internan en el lugar más sagrado de la cristiandad. Con rotuladores y típex han dejado escritos sus nombres en ese recoveco de la basílica erigida supuestamente sobre la tumba de Jesús.

Pero unos trabajos de restauración realizados en el templo han descubierto que la piedra no era un elemento constructivo más, sino el frente decorado de un altar mayor que en la Edad Media ocupó un lugar privilegiado en ese el epicentro del cristianismo. Al darle la vuelta a la losa, un equipo de investigadores ha documentado una serie de ornamentos en círculo con coloridas incrustaciones.

“Ahora no se puede ver, pero en su origen estaba decorada con mármol precioso y otro sutilmente tallado, además de fragmentos de vidrio. Era una pieza realmente asombrosa, que brillaba”, ha destacado Amit Re’em, arqueólogo regional para Jerusalén de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA por sus siglas en inglés) y director de los trabajos junto a Ilya Berkovich, de la Academia Austríaca de Ciencias.

Los grafitis y pintadas modernas realizadas sobre la losa.

Los grafitis y pintadas modernas realizadas sobre la losa. Ronen Zvulun Reuters

Los arqueólogos, según informa la agencia Reuters, han identificado el estilo decorativo de la pieza como cosmatesco, que combina el arte clásico, bizantino e islámico temprano en el que se utilizan baldosas de mármol de colores, cuidadosamente cortadas, para rellenar grabados circulares en la piedra. Altares con similar decoración, datados entre los siglos XII y XIII, se han hallado en iglesias de Roma.

Amit Re’em ha señalado que el altar se situaba en el extremo de la iglesia del Santo Sepulcro. “Todos los ojos de los creyentes y los peregrinos se dirigirían a esta pieza. Por detrás y alrededor, los sacerdotes y monjes realizarían toda la liturgia, sobre esta misma mesa”, ha presumido.

Los investigadores han desvelado que la piedra se corresponde con las descripciones que hicieron los peregrinos del altar mayor en el siglo XII, momento en que la iglesia fue consagrada por los cruzados. La mesa para celebrar misa se habría utilizado hasta que Jerusalén cayó en manos musulmanas en 1244. Luego fue usada por la Iglesia ortodoxa griega hasta que resultó dañada durante un incendio del templo en 1808. Desde ese momento, el frente decorado cayó en el olvido.

El arzobispo Aristarchos de Constantina, secretario principal del Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén, celebró el nuevo hallazgo. “La obra de la gente del arte y la arqueología contribuye a la creencia y la convicción de que este es el lugar donde Cristo fue crucificado, enterrado y donde resucitó”, ha valorado en declaraciones a Reuters. Los descubrimientos de la investigación serán publicados a finales de año por la Sociedad de Exploración de Israel.

Por Bárbara Ramos.

ELESPAÑOL.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *