Otro Triduo Pascual en compañía de blasfemias: un ‘via crucis’ LGBTIQ

ACNabril 18, 2022
  • Otro Triduo Pascual en compañía de blasfemias.
  • En Sevilla, una ciudad española muy católica, Burger King lanza menús veganos con anuncios que se burlan y distorsionan la Última Cena. 
  • En Roma, a pocos kilómetros del Vía Crucis, los LGBT están haciendo una fiesta blasfema. 

La ‘compañía’ de blasfemia anticristiana ciertamente no podía olvidar el Santo Triduo, después de burlarse de la Cuaresma en el Reino Unido con la petición de donaciones para el aborto de la que informamos en La Bussola . En Sevilla y Roma, dos graves y emblemáticos signos de ofensa vulgar e incivil a los creyentes, en los dos países más católicos de Europa (Italia y España). En España y, más aún en Sevilla, la Semana Santa y el Santo Triduo Pascual son signo de verdadera fe y de sentido compartir de los últimos días de la vida de Nuestro Señor Jesús y de su Resurrección.

En plenas calles de Sevilla, la capital de Andalucía y de las más impactantes y populares procesiones religiosas, el Jueves Santo (recuerdo de la Última Cena), se promocionó la nueva campaña promocional de Burger King con dos eslóganes blasfemos.para sus propias hamburguesas vegetarianas: “Carne de mi carne” (‘Carne de mi carne’), donde se tacha ‘carne’ y se corrige con “vegetal” y “Tomad y comed todos de èl. Que no lleva carne” (‘Toma y cómetelos todos. No hay carne dentro’). Resumimos lógicamente las dos consignas diabólicas: Carne de mi carne está mal (Eucaristía), Jesús debió ofrecer comida vegana. Es decir, Burger King en lugar del Hijo de Dios, instaura el verdadero alimento de la nueva vida verde, políticamente correcto hacia el medio ambiente. Además: el verdadero Hijo de Dios no puede haber ofrecido su propia carne, su naturaleza no puede ser también carnal, porque sería contraria al bien de la Tierra y de la nueva humanidad. Estamos ante una nueva ofensa blasfema a los sentimientos religiosos y otro claro desprecio hacia Jesucristo y los fieles católicos.

Los días de la ‘ Semana Santa‘se sienten particularmente en Sevilla, donde durante toda la semana se alternan las 60 cofradías y cerca de 60 mil afiliados, en las sagradas procesiones por las calles de la ciudad, portando sus doseles con las estatuas de los personajes de la pasión y muerte de Jesús, en total desprecio de la religiosidad popular y de la tradicional devoción pública que se manifiesta en las calles de la ciudad desde hace seiscientos años, los restaurantes de comida rápida de Burger King han elegido Sevilla y el Jueves Santo, para promover una campaña publicitaria ofensiva y blasfema, abusando de las citas evangélicas y explotándolas para sus propios fines. Digámoslo así, una campaña al más puro estilo ‘Judas Iscariote’, con la esperanza de que, aun con las polémicas surgidas, pueda traer más beneficios a las arcas de la multinacional de la ‘comida chatarra’. “Carne de mi carne”

Durante el pasado viernes, las imágenes comenzaron a compartirse en las redes sociales, según informa el diario ElDebate , hasta el momento la blasfema campaña solo se ha promocionado en Sevilla. Lo cierto es que, conscientes de la arraigada tradición religiosa y la devoción popular durante la ‘Semana Santa’, frases como “carne de mi carne” tienen un profundo significado religioso, especialmente en Sevilla. La blasfemia de la publicidad ha provocado miles de reacciones en las redes ‘sociales’ (se ha utilizado más el hashtag #boicotburgerkingen la semana del 10 al 16 de abril con decenas de miles de compartidos y reacciones) y una petición que pedía la retirada inmediata del insulto a la religiosidad popular y el boicot a Burger King en toda España. Pues bien, el domingo de Pascua el gigante de la comida rápida se disculpó e “inmediatamente” retiró la campaña tras las críticas del público, “no nos ofendió”.

Nadie puede creer de buena fe , ni siquiera la de los organizadores del Blasfemo Vía Crucis celebrado a la misma hora ya 5500 metros del celebrado por el Papa Francisco en el Coliseo. Una versión LGBTQI del Vía Crucis se celebró en el ‘Qube’ de via Portonaccio, lugar que acoge desde hace años las fiestas de la comunidad homosexual romana, evento que se presentaba con anuncios increíblemente blasfemos de ‘Holy Cow’: “ ¡Gloria in excelsis LGBTQI+! Toda nuestra gente en el camino se reúne para la muy tradicional: MUCCASANTISSIMA de PASCUA. La súper fiesta de júbilo y glory hole celebrando la vida eterna de nuestra comunidad. ¡Confesa tus pecados a nuestra santísima DRAG QUEEN y llora al ritmo de un DJ SET digno de la Gloria en Excelsis Dei!”.  Parodias de la Pasión de Cristo, cruces y cantos litúrgicos mezclados con coreografías blasfemas, símbolos cristianos ultrajados y burlados, la Santísima Virgen María vilipendiada en su dolor.

En Roma, sin parada, sin ‘retro-frente’. Este es el mundo de hoy, donde no sólo las celebraciones del nacimiento de Jesús son motivo de escarnio y ofensa, sino que incluso Su Pasión, Muerte y Resurrección por nuestra salvación son motivo de desprecio y blasfemia. El mundo ya no es cristiano, con más fe y coraje repetimos: “Rex tremendae majestatis qui salvandos salvas gratis, salva me fons pietatis”.

 

Por LUCA VOLONTÉ.

ROMA, Italia.

martes 19 de abril de 2022.

lanuovabq.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *