¿A dónde fueron realmente a parar millones de dólares del Vaticano en Australia? Se contradicen funcionarios

ACNabril 15, 2022

Si ha estado siguiendo la larga y complicada historia del  cardenal Angelo Becciu, ahora enjuiciado por corrupción y abuso de poder, probablemente tenga preguntas sobre los dos millones de dólares australianos que autorizó para ser transferidos durante el juicio penal de Cardenal George Pell.

Cardenal Pell.

La mayoría de la gente lo hace.

Bueno, los medios italianos informaron la semana pasada que el dinero podría haber sido enviado en nombre del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, para que el Vaticano adquiriera el control del dominio de Internet de nivel superior .Catholic .

Ed y yo hemos hecho algunas comprobaciones sobre esto. Es cierto que la Santa Sede solicitó a la ICANN, que regula los dominios de Internet, controlar el dominio de nivel superior .Catholic, e incluso es cierto que la Santa Sede parece tener un acuerdo de diez años para controlarlo, con 12 sitios web en desarrollo que usarían el dominio. También parecen haber adquirido el mismo TLD en cirílico, chino y árabe.

Las matemáticas, por cierto, parecen verificar. Solicitar el TLD .Catholic y sus corolarios y pagar las tarifas relacionadas por un período de diez años, sumaría una cantidad de dinero bastante cercana a los $2 millones transferidos por el Vaticano a las oficinas australianas de la firma de tecnología y seguridad Neustar, Ltd. Entonces, a primera vista, la historia parece plausible.Cardenal Angelo Becciu. Crédito: ArchiMadrid.

Cardenal Angelo Becciu.

Pero esto es lo que no encaja: Becciu ha dicho en el pasado que transfirió el dinero para fines “clasificados” y “altamente confidenciales”. Por supuesto, tiene una tendencia reflexiva a considerar todo lo que hace como secreto, por lo que es posible que sostenga que algo tan banal como comprar dominios de sitios web, que se pueden encontrar en registros y bases de datos de acceso público, si sabe dónde buscar , como un secreto de estado altamente confidencial.

Incluso es posible, si el propósito de la compra fue evitar que los trolls o la propaganda de gobiernos extranjeros estacionen sitios web en dominios .catholic, que realmente considere todo esto como un secreto de estado.

Pero hay un problema. En entrevistas, monseñor Alberto Perlasca, quien fuera un alto administrador en la Secretaría de Estado del Vaticano, aparentemente dijo a los fiscales del Vaticano en un momento que el dinero era para la defensa legal de Pell. Pell siempre ha sostenido que eso no es cierto. Si ahora parece demostrablemente falso, ¿por qué mintió Perlasca, haciendo una afirmación fácilmente refutable, en medio del mayor conjunto de escándalos financieros que ha golpeado al Vaticano en mucho tiempo?

No lo sabemos Y no sabemos lo que le dijeron a Perlasca. Y aunque las matemáticas parecen ser correctas y tenemos muchos registros indicadores, aún no tenemos recibos.

Así que esta historia aún no está terminada. Y las preguntas difíciles que plantea, aún no han comenzado a ser respondidas.

 

Por J.D. FLYNN.

THE PILLAR.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *