Levantamiento de las iglesias cristianas de Jerusalén ante colonos israelíes que las acosan en Ciudad Santa

ACNabril 14, 2022

Las iglesias de Jerusalén se alzan en armas contra los “radicales” judíos que se instalan en el Barrio Cristiano y amenazan el frágil equilibrio religioso en la antigua Ciudad Santa.

“Tenemos un gran problema aquí”, dijo el patriarca ortodoxo griego Teófilo III en la Ciudad Vieja de Jerusalén, que está dividida en barrios históricos judíos, musulmanes, cristianos y armenios.

“Jerusalén también tiene su carácter cristiano, y eso es lo que está amenazado”, dijo a la AFP, mientras los fieles cristianos se preparaban para las celebraciones de Pascua.

El patriarca denunció que los colonos judíos de línea dura, conocidos por presionar para apoderarse de las propiedades de las familias palestinas, también están librando una campaña por el control de las tierras de propiedad cristiana.

“Esos radicales están motivados por su ideología”, dijo Theophilus III. “Su ideología es el síndrome del mesianismo, cuando afirman ‘queremos redimir Tierra Santa de los profanos'”.

El grupo de colonos nacionalistas Ateret Cohanim ha trabajado para “judaizar” el este de Jerusalén, un sector palestino anexado ilegalmente por Israel según la ONU, mediante la compra de bienes raíces a través de empresas de fachada y luego trasladando a los colonos judíos.

Desde 2005, el grupo y la iglesia ortodoxa han estado involucrados en una disputa legal compleja sobre la propiedad de un albergue en la Ciudad Vieja en la entrada de la Puerta de Jaffa al Barrio Cristiano.

La disputa tomó un nuevo giro el 27 de marzo, cuando los colonos se apoderaron de parte del Hotel Petra “rompiendo y entrando”, según la Iglesia Ortodoxa Griega.

La disputa tomó un nuevo giro el 27 de marzo, cuando los colonos tomaron parte del Hotel Petra
La disputa tomó un nuevo giro el 27 de marzo, cuando colonos tomaron parte del Hotel Petra HAZEM BADER AFP/Archivos

Theophilus III dijo que el gobierno israelí “nos prometió que harán todo lo posible para abordar este problema y presionarán a esos grupos radicales para que se retiren”.

Pero, después de más de dos semanas, los colonos siguen ahí, dijo.

“Parece que el Estado no tiene el poder ni la voluntad para (presionar) a esa gente”, agregó.

 

‘Gran, gran drama’

 

Hagit Ofran, del grupo israelí contra los colonos Peace Now, dijo que la disputa es “un gran, gran drama, porque es un lugar tan estratégico en la entrada del barrio cristiano, un enorme complejo donde pueden traer cientos de colonos”.

Ofran advirtió que “si tienen éxito, esto cambiará todo el carácter de la Ciudad Vieja y, por supuesto, del Barrio Cristiano”.

En el Monte de los Olivos, donde se encuentran varias iglesias prominentes, Israel planea expandir un parque que invadirá tierras pertenecientes a instituciones cristianas.
En el Monte de los Olivos, donde se levantan varias iglesias prominentes, Israel planea ampliar un parque que invadirá terrenos pertenecientes a instituciones cristianas THOMAS COEX AFP/Archivos

Unos 300 colonos judíos ya viven en el Barrio Cristiano.

Las iglesias han expresado su alarma por la tendencia, así como por actos de vandalismo y agresión anticristiana, argumentando que el problema se extiende más allá del antiguo corazón de Jerusalén.

En las afueras de la Ciudad Vieja, en el Monte de los Olivos, donde se encuentran varias iglesias prominentes, Israel planea expandir un parque que invadirá terrenos pertenecientes a instituciones cristianas.

Las tres comunidades involucradas (ortodoxa griega, armenia y franciscana) enviaron una carta enérgica a las autoridades en febrero.

“En los últimos años, no podemos evitar sentir que varias entidades están tratando de minimizar, por no decir eliminar, cualquier característica no judía de la Ciudad Santa al intentar alterar el status quo en la montaña sagrada”, escribieron.

La carta acusaba que “después de que fracasaran sus intentos, recurrieron a los poderes legales, al avanzar en un plan para declarar vastas partes de la montaña como parque nacional”.

El gobierno retiró temporalmente el proyecto de su agenda.

En diciembre, Israel se enojó por los comentarios hechos por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, jefe de la Iglesia Anglicana, quien acusó que un aumento en los ataques y el vandalismo de los lugares sagrados era un “intento concertado” para alejar a los cristianos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel dijo que las acusaciones eran “infundadas y distorsionaban la realidad de la comunidad cristiana en Israel”.

 

‘Crimen de odio anticristiano’

 

Ofran, el activista de Paz Ahora, dijo que el gobierno solo estaba haciendo lo mínimo, e incluso “protegiendo a los colonos” con su fuerza policial, que no logró desalojarlos.

Ella dijo que Israel, que considera a todo Jerusalén como su capital indivisible, “no va a expulsar a las iglesias en sí, pero quieren… que sea un ambiente judío con enclaves cristianos”, un desafío similar al que enfrentó. por los musulmanes.

El padre Nikodemus Schnabel, de la comunidad benedictina del Monte Sión, adyacente a la Ciudad Vieja, dijo que “esto es realmente preocupante, que Israel haya hecho la vista gorda”.

Su Abadía de la Dormición ha sido objeto de actos de vandalismo achacados a los colonos que se han multiplicado en los últimos meses.

Dijo que ve “falta de voluntad” por parte de las autoridades para abordar el fenómeno del “crimen de odio anticristiano”.

Schnabel argumentó que Jerusalén es única debido a su diversidad religiosa, destacada este año como el mes de ayuno musulmán del Ramadán, la Pascua judía y la Pascua se superponen.

“¿Qué tan aburrida sería Jerusalén si fuera solo judía, solo cristiana o solo musulmana?” él dijo.

 

 

JERUSALÉN, Iarel.

JUEVES 14 DE ABRIL DE 2022.

FRANCE24.

AFP.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *