Golpe al globalismo socialdemócrata abortista y pro gay: Hungría reelige a Orbán.

ACNabril 3, 2022
  • Los resultados hablan por sí solos, Orban y su coalición de oposición obtuvieron más del 54% de los votos, los resultados del referéndum confirman, con bastante más del 90% de los votos, las políticas que protegen a los niños del adoctrinamiento LGBTI.
  • El bombo de la propaganda europeísta no desplazó los resultados: el pueblo eligió. 

 

Los resultados hablan por sí solos, Orban y su coalición de oposición obtuvieron más del 54 % de los votos, los resultados del referéndum confirman, con bastante más del 90 % de los votos, las políticas que protegen a los niños del adoctrinamiento LGBTI, la coalición Rainbow, completa con lobbies, medios de comunicación, instituciones y dictados europeos hechos jirones, alcanzando el 34%. 

Las elecciones celebradas entre los copos de nieve y en un clima de gran orden y respeto vieron ayer, 3 de abril, imponerse a la coalición Fidesz-Demócrata Cristiana liderada por Orban, mucho más allá de las urnas en vísperas del mandato para los próximos cuatro años. Ya las primeras proyecciones a las 21.00 horas, dos horas después del cierre de las urnas, reportaban una amplia mayoría de Orban y su coalición y una derrota arrasadora de las oposiciones arcoíris, demasiado heterogéneas (unidas únicamente por el ‘enemigo común’) que ya acampaban humeantes  ‘impedimentos estructurales’ para ganar las elecciones. 

 

Toma Orbán la palabra de la sede del partido Fidesz unos minutos antes de las 23.00 horas, con resultados consolidados y con la posibilidad real de que la coalición alcance aún los 2/3 del parlamento, decía: “Hemos logrado una gran victoria. Se puede ver desde la luna, pero ciertamente se puede ver en Bruselas… A mayor victoria, mayor necesidad de modestia… De nada sirven las tácticas y las intrigas, pero al final siempre gana el corazón… Ganamos porque tenemos una pasión común, que se llama Hungría”.

 

La coalición multicolor, de izquierda a derecha xenófoba , que tenía como único objetivo la eliminación política de Orban y la revisión de todas las políticas de la última década lideradas por los conservadores, fue rechazada por carecer de un programa alternativo realista. Sin embargo, como hemos descrito en los últimos días, la muy poderosa máquina de propaganda de los medios de comunicación, los lobbies institucionales y globalistas se había movido con determinación para eliminar a Orban y sus políticas patrióticas, familiares y cristianas. La OSCE, tras un drama indigno de supuestas ONG liberales, parlamentarios de izquierda e incluso la Comisión, el mes pasadohabía sucumbido a enviar una verdadera tropa de observadores electorales. La Oficina Nacional Electoral (Nvi) registró alrededor de 900 observadores extranjeros para las elecciones generales del domingo, de los cuales 235 observadores representan a la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OIDDH), 102 a la Asamblea Parlamentaria de la OSCE , 275 de la Red Europea de Organizaciones de Observación Electoral (ENEMO) e incluso 49 de la organización danesa Silba (Iniciativa de Apoyo a la Libertad y la Democracia), así como numerosos observadores delegados de las embajadas con sede en Budapest. 

 

A las 19.00 horas del domingo, el 67,8 % de los votantes húngaros había votado en las elecciones generales , declaró la Oficina Nacional Electoral (Nvi), una cifra ligeramente inferior a la de las elecciones de 2018 (68,13 %), pero claramente superior a la registrada en al mismo tiempo en 2014 (61,73%), aproximadamente el mismo porcentaje de votantes había votado en el referéndum. Así que victoria y felicidad en las filas de la coalición de Orban desde las proyecciones a 20 y las siguientes a 23 que confirmaron una mayoría cercana a los 2/3 de parlamentarios con Fidesz y KDNP sobre el 54% (134 parlamentarios igual a 2/3 del parlamento), la coalición Harlequin (DK, Jobbik, Momentum y Parbeszed) con un 34% y, sorprendentemente, el partido patriota de derecha Mi Hazànak(fuera de Jobbik tras la alianza con la izquierda) alrededor del 6%. Aún más desconcertante fue el resultado del líder de la coalición opositora Péter Márki-Zay, que perdió su escaño por un mísero 40,2% frente al portavoz parlamentario de Fidesz, János Lázár (51,7%).

 

Los húngaros respondieron de forma compacta a las 4 preguntas del referéndum, independientemente de las formaciones políticas elegidas, los votantes apoyaron extraordinariamente las elecciones realizadas por la coalición Orban en defensa del pudor, la educación y la patria potestad y contra cualquier intento de adoctrinamiento LGBTI. Más del 90 % de los votantes apoyaron los principios fundamentales de la ley contra la pedofilia y solo entre el 4 % y el 7 % de los votantes votaron ‘en línea’ con los deseos de la Comisión Europea. Sin embargo, incluso en los últimos días de la campaña electoral, la prensa internacional había dedicado su tiempo a apoyar la coalición de todas las oposiciones: Le Monde , El País, Washington Post .y CNN todos se alinearon para repetir la acusación de un Orban amigo de Putin, corrupto y antieuropeo con el sitio socialista liberal Politico  que llegó a declarar cerrada definitivamente la sólida amistad de los países de Visegrad y la colaboración entre Hungría y Polonia , dado las diferentes posiciones adoptadas en Europa desde Budapest y Varsovia frente al conflicto ruso-ucranianoUn paso más allá fue Michael Meyer-Resende (Director Ejecutivo de ‘Democracy Reporting International’) quien en ‘ Euronews’ pintó una posible balcanización política del país, describiendo en detalle todas las razones que la oposición podría cuestionar (con la ayuda de la OSCE) en caso de derrota electoral.

 

 

Por LUCA VOLONTÉ.

LUNES 4 DE ABRIL DE 2022.

LANUOVABQ.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *