El peligro de la ‘reforma’ a la Curia: la Doctrina pasa a segundo término

ACNmarzo 20, 2022
  • En la nueva Constitución Apostólica ” Praedicate Evangelium ” Francisco cambia la organización de la Curia Romana redimensionando la Secretaría de Estado y de Doctrina de la Fe (que se llamará dicasterio) y asume el control del nuevo Dicasterio para la Evangelización, que vendrá antes que todos los demás en importancia
  • Considerar la evangelización como anterior a la doctrina y no conectada a ella de manera esencial, representa un problema grave.

 

El pasado sábado 19 de marzo, festividad de San José, se promulgó la Constitución Apostólica “ Praedicate Evangelium ” con la que Francisco cambió la organización de la Curia Romana, reemplazando la actual estructura establecida en 1988 por Juan Pablo II. La reforma, que entrará en vigor el 5 de junio, solemnidad de Pentecostés, es importante y habrá que volver sobre ella, pero quizás ya ahora sea posible hacer algunas consideraciones tanto sobre el método (cómo llegamos a ella) como en los contenidos (que idea de Iglesia se trasluce).

Los comentarios hablaban de una reforma compartida y participativa . Andrea Tornielli sobre las noticias del Vaticanoescribió que es “el resultado de un largo trabajo colegiado”. Sin embargo, es difícil creer que realmente fue así. De hecho, Francisco nunca llamó al Colegio Cardenalicio para estudiar las grandes cuestiones de la vida de la Iglesia junto con sus primeros colaboradores, los cardenales. Ni siquiera con motivo de los diversos consistorios para la elección de nuevos cardenales se ha hecho esto nunca. La reforma fue concebida en un consejo restringido de nueve cardenales, luego se redujo a siete (uno de los cuales reemplazó porque se habló de ello), cuyos miembros representan una sola línea teológica y pastoral y dos de ellos -los cardenales Maradiaga y Marx- plantean interrogantes. desde varios puntos de vista. En general, por lo tanto, es difícil hablar de “trabajo colegiado”.

Durante su pontificado, Francisco revolvió la Curia romana y en muchos casos la pasó por alto. Disparó de la nada y así como de la nada lo despidieron, desmintió cardenales de la curia que no habían dicho nada más de lo que les había dicho que dijeran, cambió de oficiales de dicasterios enteros sin avisar al cardenal prefecto respectivo . A menudo no consultó al Dicasterio por textos legislativos antes de publicar algunos de sus documentos, no envió otros a la Congregación para la Doctrina de la Fe .como siempre se ha hecho, nombró muchos obispos sin tener en cuenta las indicaciones de la congregación relativa. Es bien sabido que en los últimos años el clima en la Curia romana se había vuelto muy difícil y requería mucha cautela. Creo que estos precedentes también deben tenerse en cuenta para comprender el espíritu de la nueva reforma.

También puede ser útil recordar algunos aspectos concretos. Ya se han implementado algunas reformas ahora establecidas por el ” Praedicate Envangelium “, como la fusión de varios consejos pontificios en un solo dicasterio. El motivo era ahorrar y ganar en eficiencia, objetivos que ahora son también la base de la nueva Constitución.

Pero, ¿es realmente cierto que se ha ganado el ahorro y la esbeltez? El nuevo Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral tenía solo un presidente (el cardenal Turkson, quien luego renunció por razones poco claras) en lugar de tres, pero todo el personal de los tres antiguos consejos pontificios Justitia et Pax , para la atención pastoral de la salud y para los migrantes se ha mantenido como el mismo, y además con las ineficiencias que necesariamente conlleva toda fusión. Ahora la nueva Constitución establece la unificación de los consejos pontificios para la cultura y los laicos: se ahorrará un presidente pero es al menos dudoso que podamos ir mucho más allá.

La reforma que más salta a la vista y cuestiona al comentarista es la creación del nuevo Dicasterio para la Evangelización, en el que se integran la histórica Congregación para la Evangelización de los Pueblos ( Propaganda fide ) fundada en 1622 por Gregorio XV y el Consejo Pontificio para la promoción de la la nueva evangelización instituida en 2010 por Benedicto XVI. El Prefecto de este nuevo Dicasterio (las Congregaciones se llamarán, en adelante, así) será el mismo Francisco: “El Dicasterio para la Evangelización está presidido directamente por el Romano Pontífice”. Este aspecto de la reforma parece ser la principal innovación y vale la pena hacer algunas observaciones al respecto.

El nuevo Dicasterio para la Evangelización se coloca en una posición eminente, y de hecho la Constitución lo presenta en primer lugar. La Secretaría de Estado -a la que la reforma no afecta en cuanto a organización interna sino que la denomina “secretaría papal”- queda reducida en importancia, dado que el pontífice mismo está al frente del nuevo dicasterio. Esto puede no ser una sorpresa si vuelve a lo que se señaló anteriormente sobre cómo Francisco consideró la Curia en los últimos años.

El punto realmente central, sin embargo, es otroEl Dicasterio para la Evangelización también se coloca en una posición eminente con respecto a la Congregación, ahora Dicasterio, para la doctrina de la fe. Esto significa, como afirma también Domenico Agasso en Vatican Insider , que el anuncio del Evangelio precede a la doctrina. Francisco ha criticado a menudo la rigidez doctrinal y aconsejado no preocuparse por hacer la propuesta cristiana respetando toda la doctrina. Considerar ahora a la evangelización como anterior a la doctrina y no conectada a ella de manera esencial representa un grave problema.

El Anuncio también debe ser siempre plenamente doctrinal porque la Doctrina es el mismo Cristo que se anuncia, el Eterno Logos del Padre. Es cierto que la Iglesia definió formalmente la doctrina después del anuncio, en los concilios ecuménicos de la antigüedad, pero el Anuncio original en la fe apostólica ya contenía toda la doctrina que luego fue definida.

El tema es delicado y merece una atención comprometida . El problema es esclarecer si de este modo se aplica también a la estructura de la Curia la tesis teológica imperante hoy de la primacía de la pastoral sobre la doctrina. Sería malo.

 

Por STFANO FONTANA.

CIUDAD DEL VATICANO.

LUNES 21 DE MARZO DE 2022.

LANUOVABQ.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *