Escándalo financiero del Vaticano: ahora el cardenal Becciu dirá su verdad

ACNmarzo 16, 2022
Mañana el interrogatorio del ex Suplente:
“Por fin, llevo siete meses esperando…”

 

El juicio ante el Tribunal Vaticano por el escándalo financiero vinculado a la venta del edificio londinense de Sloane Avenue cobra vida tras siete meses de discusiones preliminares y escaramuzas entre la acusación y la defensa de los acusados, diez en totalEl cardenal Angelo Becciu será escuchado en la gran Sala de los Museos Vaticanos preparada para los juicios maxi mañana a las 9.30, y se reanudará también al día siguiente. Será el primer acusado en ser escuchado. “Por fin ha llegado el momento de decir la verdad. Bueno. Empieza el juicio y así… Llevo siete meses esperando. Y ahora puedo hablar, estoy feliz”, dijo el cardenal Becciu al margen de la última audiencia.

“Es surrealista que me acusen de malversación de fondos”, dijo el cardenal tras la decisión del Papa Francisco de destituirlo del cargo de prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y privarlo de los derechos de un cardenal. El cardenal rompió el silencio convocando una rueda de prensa en la que negó haber actuado mal y dijo: “Daría mi vida por el Papa”.

Respecto al ex suplente en la Secretaría de Estado, el procedimiento se lleva a cabo, “como manda la ley, por los delitos de malversación y abuso de autoridad también en concurso, así como por cohecho”. La Santa Sede, al explicar los motivos de la acusación del cardenal, explicó que “las actividades preliminares, realizadas también con comisiones rogatorias en otros numerosos países extranjeros (Emiratos Árabes Unidos, Gran Bretaña, Jersey, Luxemburgo, Eslovenia, Suiza) han permitió sacar a la luz una vasta red de relaciones con los operadores del mercado financiero que han generado cuantiosas pérdidas para las finanzas vaticanas, habiéndose recurrido también a los recursos destinados a las obras caritativas personales del Santo Padre”. La iniciativa judicial “está directamente ligada a las indicaciones y reformas del Papa Francisco, en la labor de transparencia y consolidación de las finanzas vaticanas; obra a la que, según la hipótesis acusatoria, se opusieron actividades ilegales y perjudiciales de especulación a nivel reputacional en los términos señalados en la solicitud de citación”.

El cardenal Becciu siempre ha reiterado su absoluta fidelidad al Papa, rechazando cualquier acusación en la célebre rueda de prensa convocada al día siguiente de su destitución: “Yo no cometí malversación. Di los 100 mil euros de los peniques de la diócesis de St. de la que procede. de,) y todavía están allí (noticia también confirmada por el obispo de la diócesis de Cerdeña). Se han escrito falsedades sobre mí, que incluso podrían merecer una demanda “.

Becciu, en defensa propia, explicó que la acusación se refiere a una suma de 100 mil euros que cuando era Sustituto de la Secretaría de Estado había destinado a Caritas en la diócesis de Ozieri. Los fondos, aclaró el cardenal, se extrajeron de un fondo donde fluyen los peniques de San Pedro y que está en la disponibilidad del Suplente para moverse: “Así que no desvié los fondos de su destino, y quedó a mi discreción. utilizarlos para diversas obras de caridad. ¿Por qué precisamente a mi diócesis? En 7-8 años nunca había hecho un trabajo de apoyo a Cerdeña. Sé que en mi diócesis hay una emergencia sobre todo por el paro, quería destinar esos 100 mil euros a Caritas. Ese dinero sigue ahí y no se lo dieron a la cooperativa de mi hermano. Así que no sé por qué me acusan de malversación de fondos”.

Con respecto a las otras acusaciones, el cardenal dijo: “Cuando era nuncio en Angola, renové la nunciatura (en 2009). Y como era difícil encontrar carpinteros que trabajaran bien en el lugar, le pedí a mi hermano que es carpintero que enviara yo dos puertas”.

Lo mismo ocurre con la nunciatura en Cuba, adonde fue trasladado posteriormente (en 2010-2011): “En la isla era muy difícil encontrar la madera que se necesitaba y por eso, después de haber solicitado y obtenido la autorización de la Secretaría de Estado, me lo envió mi hermano. ¿Son episodios de conflicto de intereses? No lo sé. Pero en el caso de los 100 mil euros quería ayudar a Caritas en Ozieri. Para el trabajo en la nunciatura eran situaciones de dificultad objetiva. ‘autorización’.

Da Becciu también negó que favoreciera a un tercer hermano que fuera cervecero: “Nada es verdad. Nunca le di un centavo y nunca intervine para publicitar su cerveza. Quien lo dice puede probarlo. Esto es una denuncia”.

 

adnkronos.

miércoles 16 de marzo de 2022.

ciudad del vaticano.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *