Menores que recibieron tratamiento hormonal transgénero, sufrieron afectaciones en su pubertad; ya investigan

ACNmarzo 13, 2022

Un tribunal de Texas detuvo temporalmente nueve investigaciones sobre padres de menores que recibieron tratamiento hormonal transgénero que afectó su pubertad. El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó previamente a todas las agencias estatales que trataran las drogas hormonales transgénero y las cirugías de “cambio de sexo” para menores como abuso infantil según la ley estatal. El fallo fue emitido por la jueza Amy Clark Meachum en el condado de Travis el viernes. Se produjo en respuesta a un desafío legal de los padres de uno de los niños que se cree que recibió tratamiento transgénero.

La directiva del gobernador republicano ordenó al Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas (DFPS, por sus siglas en inglés) que investigue los informes de niños de Texas que se someten a “procedimientos abusivos de transición de género” y que “realice una investigación rápida y exhaustiva de cualquier instancia denunciada de estos procedimientos abusivos en el Estado de Texas”. El fiscal general de Texas, Ken Paxton, había declarado en una opinión legal el día anterior que esos procedimientos transgénero violan los estatutos de Texas contra el abuso infantil. El jueves, CNN confirmó que desde la opinión de Paxton y la orden de Abbott, el estado de Texas abrió nueve investigaciones sobre padres de menores que recibieron tales tratamientos o procedimientos. Pero el viernes, después de un día de testimonios, el juez Meachum dijo que las acciones del gobernador y las de la agencia “violaron la separación de poderes al invadir inadmisiblemente el dominio legislativo”. Agregó que había una “probabilidad sustancial” de que los padres prevalecieran en un juicio, ya que consideró que la orden de Abbott era “inconstitucional”. El fallo de Meachum del viernes se aplica a todas las investigaciones iniciadas en Texas siguiendo la orden del gobernador Abbott. Estos ahora se han detenido hasta que un juicio de julio se pronuncie sobre el tema. La semana pasada, Meachum ya había logrado detener temporalmente la investigación de una familia identificada solo como John, Jane y Mary Doe. Abbott y Paxton apelaron su decisión, pero el Tercer Tribunal del estado desestimó la apelación. Aunque la suspensión de las investigaciones de abuso infantil hasta julio constituye un revés para Abbott y Paxton, la orden ha demostrado ser muy eficaz hasta ahora para detener los procedimientos transgénero en Texas. El miércoles pasado, solo unas pocas semanas después de la orden de Abbott, el hospital pediátrico más grande de los EE  . UU. anunció que dejaría de proporcionar procedimientos transgénero experimentales a niños.

“Después de evaluar las acciones del fiscal general y del gobernador, el Texas Children’s Hospital detuvo las terapias recetadas relacionadas con hormonas para los servicios de afirmación de género”, dijo el hospital en un comunicado. “Este paso se tomó para proteger a nuestros profesionales de la salud y a las familias afectadas de posibles ramificaciones legales penales”. La orden de Abbott se produjo después de que UT Southwestern Medical Center cerrara la principal “clínica de género” del estado para niños a fines del año pasado en medio de semanas de protestas de los padres locales y la presión de los funcionarios republicanos. El programa, conocido como GENECIS, administró medicamentos bloqueadores de hormonas irreversiblemente dañinos a niños de hasta 10 años de edad e hizo derivaciones para cirugías de “cambio de sexo”. GENECIS afirmó haber “impactado en miles de jóvenes en todo el país” antes de cerrar en noviembre. Los medicamentos con hormonas transgénero están relacionados con efectos secundarios graves y potencialmente fatales , incluidos ataques cardíacos, mayor riesgo de accidente cerebrovascular y cáncer, esterilización y problemas psicológicos. Las cirugías de “cambio de sexo”, que se han realizado en niños en los EE . UU. desde los 13 años , causan mutilación de por vida. Los estudios muestran que tan solo el dos por ciento de los niños y el 10 por ciento de las niñas con disforia de género experimentan la afección después de la pubertad, según el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría .

Por PIERRE BORALEVI.
JOUTON, Texas, EU.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *