Biden sin liderazgo: se resquebraja el bloque anti ruso. No lo secundan totalmente Alemania, Hungría, Eslovaquia y Budapest

ACNmarzo 9, 2022
* Moscú reitera que las operaciones militares continuarán hasta lograr los objetivos.
* Primeras grietas en el frente de los países europeos.
* Eslovaquia y Hungría no terminarán todas las relaciones con Moscú.
* Budapest ha prohibido el tránsito de armas a las fuerzas ucranianas y Alemania está en contra de la prohibición de importar gas, petróleo y carbón de Rusia.

 

Los combates continúan en Ucrania pero las oportunidades que ofrece a las conversaciones entre los beligerantes se duplican: ayer se celebró una tercera ronda de negociaciones en Bielorrusia mientras que desde Ankara el Gobierno turco anunció que esta semana ya los ministros de Asuntos Exteriores de los dos beligerantes, Sergei Lavrov y Dmytro Kuleba , se reunirá en Antalya por primera vez desde el inicio de las hostilidades. 

Moscú reiteró que las operaciones militares continuarán hasta lograr los objetivos establecidos pero el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, negó que Rusia esté a punto de anexar Donetsk y Lugansk, y solo pidió que las dos repúblicas separatistas sean reconocidas como estados independientes de Ucrania.

Mucho sobre el resultado de las negociaciones también dependerá de la influencia de los Estados Unidos sobre el gobierno ucraniano para inducir a Kiev a no ceder a los compromisos, ya que las cargas sustanciales de armas que llegan para las fuerzas ucranianas confirmadas por el Pentágono en 17,000 anti- las armas de los tanques parecerían indicar (misiles y cohetes) y 2.000 misiles antiaéreos portátiles Stinger efectivos contra aviones de baja altitud.

El asesor de la presidencia de Kiev , Oleksiy Arestovich. En cambio, dijo que las fuerzas rusas han intensificado los bombardeos nocturnos de las ciudades ucranianas en el centro, norte y sur del país. La falta de fuentes neutrales sobre el terreno dificulta la verificación de la información proporcionada por los beligerantes, pero los corredores humanitarios autorizados por los rusos alrededor de muchas ciudades sitiadas parecen haber permitido la evacuación de muchos civiles, permitiendo a los rusos un resurgimiento de los ataques de artillería. sobre objetivos urbanos.

Las cifras publicadas el 6 de marzo por las fuerzas armadas ucranianas se refieren a más de 11.000 soldados rusos muertos además de 44 aviones rusos, 285 tanques, 985 vehículos blindados, 109 sistemas de artillería y 60 petroleros destruidos. Números que parecen improbables y en todo caso sin confirmación.

Las bajas civiles, estimadas el 3 de marzo en más de 2 mil de Kiev , al día siguiente fueron evaluadas en la ONU en menos de 400. “Desde las 4 am del 24 de febrero de 2022, cuando comenzó la acción militar de la Federación Rusa contra la ‘Ucrania, y a las 24 (hora local) del 4 de marzo de 2022, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos registró 1.058 víctimas civiles en Ucrania: 351 muertos y 707 heridos”.

Según ACNUR, más de 1,7 millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, han huido de Ucrania y han huido a países vecinos desde el comienzo de la invasión rusa. En los distintos frentes de guerra, los rusos están completando el cerco de Kiev, del que han llegado a los suburbios de Bucha, Hostomel e Irpin.

En el sector de Donetsk y Lugansk , provincias ucranianas que Moscú ha reconocido como repúblicas, la situación militar es muy tensa y los ucranianos aún son capaces no solo de resistir sino también de golpear los territorios controlados por las milicias prorrusas.

Mariupol, cuya conquista permitiría a los rusos establecer una sólida continuidad geográfica entre el Donbass y Crimea, sigue siendo el frente más candente del sureste de Ucrania donde, como en el Donbass, están desplegadas las mejores unidades ucranianas: más motivadas, mejor entrenadas y armadas ( por asesores e instructores estadounidenses, canadienses, polacos, británicos y bálticos), veteranos de guerra de 8 años.

En Mariupol la defensa está encomendada al regimiento Azov , que se inspira en las SS ucranianas que flanquearon a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, ya un batallón checheno formado por milicianos voluntarios y veteranos de las guerras contra Moscú. Las operaciones de las fuerzas rusas también se intensifican en los alrededores de Sumy y Kharkiv, ciudades sitiadas desde hace días cerca de la frontera rusa y atacadas por la artillería según fuentes ucranianas tras la evacuación de parte de la población a través de los corredores humanitarios.

En el suroeste, Estados Unidos no cree que sea inminente un asalto anfibio ruso a Odessa, donde la Armada ucraniana anunció que había golpeado un barco ruso mientras defendía el puerto de los ataques rusos desde el mar. No está claro si los rusos pretenden tomar Odessa, rodearla o simplemente destruir sus instalaciones militares y navales, aunque no se puede descartar que los planes incluyan un “corredor que una Crimea con Transnistria, un territorio ruso entre Moldavia y Ucrania guarnecido por 1.500 soldados rusos.

El Pentágono estima que los rusos han lanzado 600 misiles de varios tipos desde el inicio de las operaciones con el objetivo de alcanzar objetivos de valor estratégico y suavizar la resistencia en algunos centros neurálgicos de la defensa ucraniana.

Que la guerra contra los rusos está destinada a seguir siendo un asunto ucraniano , incluso con suministros militares y ayuda económica humanitaria de la OTAN y la UE, también parece confirmarse con la aclaración de la Alianza Atlántica de que no habrá zona de exclusión aérea sobre Ucrania, operada por aviones aliados del mismo modo que ningún país de la OTAN suministrará aviones de combate a Ucrania, cuya fuerza aérea ha sido aniquilada en gran parte por los ataques rusos.

Finalmente, surgen las primeras grietas en el frente de los países europeosEslovaquia y Hungría y no terminará todas las relaciones con Moscú como quería la Comisión de la UE. Budapest aceptó la presencia de otras tropas aliadas en su territorio pero prohibió el tránsito de armas dirigidas a las fuerzas ucranianas.

La petrolera anglo-holandesa Shell defiende la criticada compra de petroleras rusas y las empresas francesas (entre ellas Total) han anunciado que seguirán trabajando en Rusia mientras que ayer Berlín parecía desmarcarse de la lógica de “sanciones más duras”.

Los ministros de Hacienda y de Exteriores alemanes se pronunciaron ayer en contra de la prohibición de importar gas, petróleo y carbón de Rusia: “Estamos dispuestos a pagar un precio económico muy, muy alto”, afirmó la ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, pero “si se encienden las luces mañana en Alemania o Europa, los tanques no se detendrán”.

El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner , también se mostró escéptico. “No debemos limitar nuestra capacidad de subsistencia” y “decidir un embargo unilateralmente tendría un impacto negativo en esta capacidad”, dijo al diario Bild.

Incluso el canciller alemán, Olaf Scholz , rechazó hoy la hipótesis de un embargo energético a Rusia. “En este momento, el suministro de energía de Europa para la generación de calor, la movilidad, la electricidad, la electricidad y la industria no se puede garantizar de otra manera. La energía de Rusia es esencial para la vida cotidiana de los ciudadanos europeos”.

Evaluaciones pragmáticas de que los altos precios y la escasez de energía pronto podrían ser dominantes en Europa.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *