Biden confunde a Ucrania con Irán y se refugia en la invasión rusa para tapar sus desaciertos

ACNmarzo 2, 2022
El mandatario demócrata quiere limpiar su imagen golpeada por la baja popularidad y alta inflación, por ello insistió con el despropósito de aumentar el salario mínimo. También anunció nuevas restricciones contra el gobierno ruso de Vladimir Putin.

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ofreció su primer balance de gestión anual, conocido como el discurso del «Estado de la Unión» (SOTU, en inglés), en medio de horas complicadas a lo interno del país en política y economía. A esto se suma la invasión rusa a Ucrania y la presión sobre la política internacional de la primera potencia mundial tras el fracaso sufrido en Afganistán.

Biden le habló a un país decepcionado por su desempeño. Así lo demuestran encuestas como la de Gallup, con una desaprobación de 55 %. Las razones son muchas. Entre ellas destacan los altos niveles de inflación que no se habían visto desde hace 40 años. Por ello, el discurso del mandatario se paseó por varios temas con el fin de limpiar su imagen a pocos meses de las elecciones de medio término para elegir a todos los miembros de la Cámara de Representantes, un tercio del Senado y gobernadores y parlamentos locales. Será el termómetro más importante para su gestión.

La invasión a Ucrania fue el tema bandera con el que Biden abrió su discurso, anunciando la prohibición de vuelos de operadores rusos en cielo estadounidense, replicando lo que hicieron previamente Canadá y la Unión Europea. El mandatario demócrata anuncio que con esta medida precede lo que será el posible bloqueo de bienes de millonarios rusos en EE. UU. «Putin está más aislado que nunca. A oligarcas rusos les digo que no se les permitirá operar como lo han hecho. El Departamento de Justicia les incautará todos los lujos. Los perseguiremos y perseguiremos sus lujos».

 

Adicionalmente, indicó que EE. UU. liberará 30 millones de barriles de petróleo para alcanzar 60 millones en todo el mundo con el objetivo de aliviar el precio del crudo que este martes se ubicó en más de 107 dólares producto de la guerra en Ucrania.

No faltó un nuevo desliz en su discurso cuando confundió la nacionalidad de los ciudadanos víctimas de Rusia. «Putin puede rodear Kiev con tanques pero nunca se ganará el corazón del pueblo iraní».

 

Reducir los costos y subir los salarios

El 70 % de los estadounidenses calificó negativamente la economía a finales del año pasado, según una encuesta de Washington Post-ABC News. Es un escenario que Biden no pudo ignorar en su discurso anual y que lo llevó a insistir con el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora a pesar de que hay advertencias fundamentadas. Su razonamiento es que esto va a «contrarrestar» la inflación.

En febrero de 2021, la Oficina de Presupuesto del Congreso no partidista dijo que si la medida se aprueba, se verían beneficiadas 17 millones de personas para 2025. Pero habría un gran problema, se eliminarían 1,4 millones de empleos en el intento de los empleadores por cubrir costos laborales más elevados.

Sin embargo, ignorando las estimaciones, el mandatario habló de bajar los costos y no los sueldos. Con esta premisa, dijo que EE. UU. «debe fabricar más» para no depender de las cadenas de suministros. También mencionó que quiere reducir los costos de medicamentos recetados.

Sus palabras también fueron contra los ricos y contra la pasada administración de Donald Trump por recortes de impuestos a este sector. No obstante, obvió que ciertas medidas fiscales, así como los estímulos a la economía durante la pandemia por el COVID-19 han sido algunas de las razones para el aumento de la inflación de acuerdo con el análisis de expertos.

Financiamiento a la policía y vacunas

En un claro rechazo a la propuesta que promovía el Partido Demócrata y grupos progresistas, Biden repudió públicamente la idea de desfinanciar a la policía. «Todos deberíamos estar de acuerdo: la respuesta no es desfinanciar a la policía. La respuesta es financiarla», dijo ante el país. La lista de demócratas que se pronunciaban a favor de quitarle fondos a la policía es larga.

 

La pandemia del COVID-19 y las vacunas también formaron parte del discurso de Biden, y es que fue la primera vez en meses que los miembros del Congreso pudieron estar sin mascarillas a propósito de la reciente eliminación del requisito. Aseguró que el país se mueve hacia adelante «de forma segura» y anunció varias «medidas de sentido común» para ello.

Sin duda, el mandatario demócrata apuntó a mejorar su imagen. El veredicto lo dará el electorado en los meses que quedan hasta las siguientes elecciones en función de su desempeño.

 

Por Oriana Rivas.

Bles.

Panampost.com

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *