Juez vaticano desestima mociones de la defensa del Cardenal y sigue el juicio en su contra

ACNmarzo 1, 2022

El tribunal penal del Vaticano rechazó rotundamente el martes las mociones de la defensa para desestimar un caso histórico de fraude financiero y dictaminó que el juicio seguirá adelante con el interrogatorio de un cardenal programado para finales de este mes.

El juez Giuseppe Pignatone leyó en voz alta su rechazo a dos docenas de argumentos de la defensa de los últimos siete meses que buscaban que se retiraran los cargos contra los 10 acusados. El caso involucra la inversión fallida de 350 millones de euros (390 millones de dólares) de la Santa Sede en una propiedad en Londres, aunque ha crecido hasta involucrar otros cargos financieros no relacionados.

Pignatone fijó el 17 de marzo para la próxima audiencia. Se espera que el cardenal Angelo Becciu, un ex alto funcionario del Vaticano, sea interrogado sobre las acusaciones de que canalizó dinero de la Santa Sede a una organización benéfica de Cerdeña dirigida por su hermano. Él y los otros acusados ​​niegan haber actuado mal.

Los fiscales del Vaticano acusaron al antiguo administrador de dinero de la Santa Sede, a los corredores y abogados italianos de despojar al Vaticano de decenas de millones de euros en honorarios por el acuerdo de Londres y luego extorsionar al Vaticano con 15 millones de euros para obtener la propiedad total de la propiedad.

La defensa planteó objeciones que incluyeron la propia intervención del Papa Francisco en la investigación en nombre de los fiscales y denuncias de que se habían lesionado los derechos de los acusados.

La defensa alegó violaciones de la Convención Europea de Derechos Humanos y la Constitución italiana, pero Pignatone señaló que ninguna se aplicaba al caso ya que el Vaticano no es signatario de la convención y es una ciudad-estado soberana, independiente de Italia.

En su orden, Pignatone dijo que los acusados ​​podían tener un juicio justo en el Vaticano y que se habían respetado sus derechos, y señaló que el tribunal supremo de Italia y un tribunal suizo lo habían afirmado en fallos recientes relacionados con el juicio.Pero el juez admitió que no tenía autoridad para ordenar a los fiscales del Vaticano que proporcionaran más pruebas a la defensa de las que ya tenían.

Los abogados defensores han argumentado que los fiscales retuvieron la mayoría de las pruebas que incautaron durante la investigación y entregaron copias de la información de solo 16 de 255 teléfonos celulares, computadoras portátiles y computadoras. Los abogados defensores dijeron que no pueden defender a sus clientes sin pleno acceso a las pruebas.

Pignatone dijo que el código procesal del Estado de la Ciudad del Vaticano otorga a los fiscales total discreción para decidir qué evidencia entregar y puede ser “total o parcial”. Sugirió que los abogados defensores pidan directamente a los fiscales que devuelvan el material incautado que no se estaba utilizando, diciendo que el tribunal en sí mismo “no tiene competencia para decidir sobre las cosas que fueron incautadas pero no depositadas (como evidencia)”.

Si bien el fallo de Pignatone fue una victoria para la fiscalía, Becciu dijo que estaba complacido de que el juicio finalmente siguiera adelante en cuanto al fondo.

“Finalmente, ha llegado la hora de la verdad”, dijo el cardenal a los periodistas después de la audiencia. “Hemos esperado durante siete meses, y finalmente puedo hablar. Estoy feliz.”

 

Por NICOLE WINFIELD.

AP.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *