Iniciaron pláticas Rusia y Ucrania; ¿ya huyó el Presidente judío de Ucrania? pregunta prensa rusa

ACNfebrero 28, 2022

Las delegaciones de Rusia y Ucrania se dirigen de regreso a sus respectivas capitales para realizar consultas después de las negociaciones que ambas partes mantuvieron este lunes en la provincia bielorrusa de Gómel.

 

El asesor presidencial Vladímir Medinski, quien encabezó la delegación rusa, manifestó que los representantes de Moscú y Kiev “encontraron algunos puntos sobre los que es posible pronosticar posiciones en común“. Y adelantó que la próxima reunión se celebrará los próximos días en la frontera bielorruso-polaca.

A su vez, el asesor del jefe de la Oficina presidencial, Mijaíl Podolyak, aseguró que el objetivo principal de los contactos cara a cara fue el cese del fuego en Ucrania. Y manifestó que durante la reunión, Moscú y Kiev establecieron una serie de temas prioritarios sobre los cuales se han delimitado “ciertas decisiones“.

 

En opinión del jefe del Comité de la Duma Estatal ruso sobre las relaciones internacionales, Leonid Slutsky, quien formó parte de la delegación rusa, “es importante que las partes se están escuchando entre ellas“. El parlamentario manifestó durante el encuentro que se han discutido los temas del cese del fuego y la desmilitarización de Ucrania, entre otros.  

 

Roman Abramovich asiste a las conversaciones en Bielorrusia a petición de Kiev

 
El multimillonario ruso-israelí Roman Abramovich, a pedido de Ucrania, se encuentra en Bielorrusia ayudando en las negociaciones entre Rusia y Ucrania como parte de un esfuerzo por poner fin a la guerra en curso, según ha sabido The Jerusalem Post.
 
Los ucranianos pidieron ayuda a Abramovich para facilitar las conversaciones y viajó a Bielorrusia para participar en ellas. El multimillonario ruso-israelí y propietario del Chelsea FC responde a la solicitud de los funcionarios ucranianos para ayudar en las negociaciones entre Rusia y Ucrania.
 
Delegaciones de Rusia y Ucrania llegaron el domingo a la ciudad fronteriza bielorrusa de Gomel y comenzaron conversaciones destinadas a encontrar una manera de poner fin a los enfrentamientos en Ucrania
 
Abramovich tiene estrechos vínculos con las comunidades judías de Ucrania y Rusia. El embajador de Ucrania en Israel, Yevgen Kornichuk, no comentó específicamente sobre la participación de Abramovich en las conversaciones, pero dijo que “agradecemos a cualquiera que pueda ayudar, si tiene suficiente influencia”.
 
Abramovich, el propietario del Chelsea Football Club, ha sido criticado en Londres por los informes sobre su relación pasada con el presidente ruso, Vladimir Putin. En el parlamento se han hecho llamados para que sea sancionado.
 
El domingo, decidió ceder la “administración” del Chelsea a los fideicomisarios de la fundación benéfica del club. Alexander Rodnyansky, un productor dos veces nominado al Oscar que nació en Kiev y está en contacto cercano con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky y su personal, dijo a The Post que funcionarios del gobierno se comunicaron con él y otros miembros de la comunidad judía en Rusia y pidieron la intervención como una forma de tratar de resolver el conflicto.

Roman Abramovich, propietario del Chelsea FC, observa durante el partido de la Premier League entre el Chelsea y el Sunderland en Stamford Bridge el 21 de mayo de 2017 en Londres, Inglaterra. (Credito de la foto: Shaun Botterill/Getty Images)

Rodnyansky dijo que habló con Abramovich, quien decidió involucrarse en esos esfuerzos para ayudar a terminar la guerra. “Los ucranianos habían intentado encontrar a alguien en Rusia que pudiera ayudar a encontrar una solución pacífica”, explicó Rodnyansky. “Buscaron ayuda y Roman es la persona que decidió ayudar y movilizar apoyo para una resolución pacífica”.

El productor Alexander Rodnyansky durante una sesion fotografica para la pelicula ‘Unclenching the Fists’ como parte de la seleccion Uncertain Regard en la 74ª edicion del Festival de Cine de Cannes, en el sur de Francia, el 11 de julio de 2021. (Credito: VALERY HACHE/ AFP vía Getty Images)

Los ucranianos están “agradecidos por los esfuerzos” Rodnyansky dijo que si bien la “influencia de Abramovich es limitada”, él era la única persona que conocía que accedió en Rusia a la solicitud de Ucrania.

 
“No sé si habrá impacto, pero conocemos al personal de Zelensky y yo soy de Ucrania y están agradecidos por los esfuerzos”, dijo. Un portavoz de Abramovich no comentó sobre los informes de que estaba en Bielorrusia, pero confirmó que los funcionarios ucranianos se acercaron a él.
 
“Puedo confirmar que Roman Abramovich fue contactado por la parte ucraniana en busca de apoyo para lograr una resolución pacífica, y que ha estado tratando de ayudar desde entonces. Teniendo en cuenta lo que está en juego, pediríamos que se comprenda por qué no hemos comentado ni la situación como tal ni su participación”, dijo el vocero.
 
 
Por SILVIA SCHNESSEL. EnlaceJudío.  

 

Volodimir Zelensky, el presidente judío de Ucrania: de comediante a ser “el objetivo número uno” de Rusia

Hace cuatro años, Volodimir Zelensky era actor en el humorístico programa de televisión ucraniano Servidor del pueblo, protagonizado por un improbable presidente del país de Europa del Este. Ahora se encuentra en el centro del conflicto más importante del continente desde la Segunda Guerra Mundial y se presenta a sí mismo como un posible mártir en el escenario mundial.
 
“Esta podría ser la última vez que me vean con vida”, supuestamente les dijo a los líderes de la Unión Europea en una llamada sobre los pasos que el bloque estaba considerando para tratar de detener los avances de Rusia en Ucrania.
 
El viernes, fue igualmente contundente sobre su situación cuando las tropas rusas atacaron la capital, Kiev: “el enemigo me ha identificado como el objetivo número uno”, dijo en un mensaje de video, y su familia es el objetivo número dos. Pero un video de Zelensky y su equipo anunciando desafiantemente que se quedarían en Kiev circuló ampliamente el viernes, a medida que seguidores de todo el mundo lo caracterizaron como un faro de honor en una era de líderes interesados ​​​​solo en preservar su propio estatus.
 
“Estamos aquí. Estamos en Kiev. Estamos defendiendo a Ucrania”, dijo Zelensky.
 
En el transcurso de algunos años, Zelensky, quien es el primer presidente judío de Ucrania, un país con una larga y complicada historia judía, se ha convertido rápidamente en uno de los líderes mundiales judíos más destacados y significativos de las últimas décadas.
 
Y dadas sus raíces no políticas, una de las más improbables. Además, las preguntas sobre su judaísmo han estallado en la conciencia internacional: ¿Su origen judío lo ha puesto a él, o a sus compañeros judíos ucranianos, en mayor peligro? ¿Ha contribuido al conflicto de alguna manera? ¿Y por qué el ruso Vladimir Putin sugiere que es un nazi?
 
Zelensky nació en un área de habla rusa del este de Ucrania y tuvo parientes que murieron en el Holocausto y sirvieron en el Ejército Rojo soviético. Estudió derecho, pero se convirtió en un comediante exitoso y se unió a un popular grupo de comedia que actuaba en toda la antigua Unión Soviética.
 
Cuando se unió a la serie Servidor del pueblo en 2015, era una de las figuras de la cultura pop más famosas de Ucrania, habiendo protagonizado varias películas. No ha dado más detalles sobre su educación judía o su religiosidad, pero tampoco ha evitado expresar un mensaje ocasional de orgullo judío y un fuerte sentido de solidaridad con Israel.
 
Y esa identidad judía ha sido repetidamente aprovechada por enemigos y rivales, y celebrada por simpatizantes judíos en todo el mundo. Ucrania es “uno de los pocos países que eligió a un presidente judío”, dijo Oksana Markarova, embajadora de Ucrania en los Estados Unidos, a la Coalición Nacional de Apoyo a los Judíos Euroasiáticos en un seminario web este viernes.
 
“Quiero decir, él es ucraniano en todo su corazón, pero también es judío”. En 2019, varios judíos ucranianos le dijeron a JTA que estaban orgullosos de ver a su país, después de su historia de pogromos antijudíos y persecución de la era soviética, elegir a un presidente judío.
 
Pero a muchos también les preocupaba que, si no cumplía con las muchas promesas ambiciosas que lo impulsaron a una victoria electoral arrolladora —reformar un sistema político corrupto, enfrentarse a Rusia, restaurar la confianza general en el gobierno— los ciudadanos enojados podrían culpar a su judaísmo.
 
“Cuando Zelensky falle, pensarán en él como el judío y se vengarán de los judíos”, dijo en ese momento Yevgeniy Romenovich, un residente de Kiev.
 
Este temor de los judíos locales persistió hasta los primeros días de la invasión rusa. El investigador principal del Museo del Holocausto en Odessa, una ciudad que tenía más de un tercio de judíos en el siglo XIX, dijo a The New York Times que le preocupaba que el antisemitismo “se desencadenara por el caos de la guerra”.
 
En una extraña complicación de la narrativa, Putin ha dicho repetidamente que su operación militar es un intento de “desnazificar” a Ucrania. “¿Cómo puedo ser nazi?”, dijo Zelensky el jueves, sin mencionar específicamente su judaísmo.
 
“Explícaselo a mi abuelo, que pasó toda la guerra en la infantería del ejército soviético y murió como coronel en una Ucrania independiente”.
 
En una carta a la ONU el fin de semana pasado, el embajador de Estados Unidos ante la ONU escribió que la inteligencia sugiere que Rusia podría apuntar a “minorías religiosas y étnicas”, junto con activistas anti-Putin y otros grupos, después de una invasión.
 
Eso llevó a algunos a especular si eso podría incluir a los judíos ucranianos. Otras figuras históricas cuyo judaísmo ocupó un lugar destacado en su liderazgo nacional incluyen a Benjamin Disraeli, el primer ministro británico del siglo XIX que enfrentó un antisemitismo implacable. Lo mismo hizo Leon Blum, quien se enfrentó a animadversión antisemita en sus períodos anteriores a la Segunda Guerra Mundial como primer ministro francés, y cuyo breve período de posguerra fue visto como un paso adelante para que Francia aceptara su colaboracionismo nazi.
 
Lila Corwin Berman, profesora de historia judía en la Universidad de Temple en Filadelfia, dijo que las cuestiones de lealtad pueden asaltar a los líderes judíos en tiempos de crisis. Recordó a Henry Kissinger, el secretario de Estado del presidente Richard Nixon, quien enfrentó la presión de algunos republicanos que se preguntaban si podría ser imparcial durante la guerra de Yom Kipur de 1973, y de algunos judíos estadounidenses que temían que Kissinger se estuviera distanciando de Israel debido a esas presiones.
 
“Estuvo bajo presión esencialmente por no mostrar el tipo correcto de reverencia o respeto por Israel que creo que algunos miembros de la comunidad judía querían que mostrara”, dijo Berman.
 
Era típico de las mismas tensiones, dijo, que una década antes habían asaltado a John F. Kennedy, el primer presidente católico romano. La cuestión de la lealtad, dijo, “se les pregunta a los líderes que están asignados o marcados como pertenecientes a un grupo que de alguna manera no es el centro del país que sea”.
 
Ese tema es sumamente relevante en Ucrania, una república postsoviética con una gran población de hipernacionalistas. 
 
Zelensky se ha distinguido entre proyectar un fuerte frente patriótico contra Rusia y trabajar para hacer frente con delicadeza a los nacionalistas que buscan honrar a los antiguos colaboracionistas nazis a través de estatuas, marchas y otros tributos.
 
Puede haber resultado demasiado difícil de lograr: después de ganar las elecciones de 2019 con más del 70% de los votos, su índice de aprobación se desplomó a cerca del 30%. La guerra actual no es la primera experiencia de Zelensky como centro de atención internacional: poco después de ser elegido, se vio envuelto en el primer escándalo de juicio político del expresidente Donald Trump, gracias a una infame llamada telefónica de la Casa Blanca. Jonathan Sarna, profesor de la Universidad de Brandeis y uno de los historiadores más destacados de la historia judía, dijo que cualquiera que sea el resultado, Zelensky podría terminar en un lugar bastante singular en los libros de historia.
 
“Hemos tenido figuras políticas que están profundamente alineadas con la comunidad judía y lo usan como punto de partida para el poder político. Y luego hemos tenido figuras políticas que resultan ser judías, pero no ocultan ese hecho. Y él cae, creo, en la segunda categoría, pero no es una lista tan larga, y ciertamente no es tan larga en Europa del Este”, dijo.
 
 
“Suponiendo que las cosas continúen, podremos mirar con orgullo a un líder que se identifica como judío y que ha sido capaz de articular una especie de postura moral frente a la agresión, y que ciertamente nunca ocultó el hecho de que él era judío, pero en cambio se enorgullece de ello”, agregó. ¿Y si lo matan las tropas rusas?
 
“Por supuesto, si es martirizado, y ciertamente hay informes de que hay agentes del régimen ruso a quienes les gustaría capturarlo o asesinarlo, creo que su judaísmo ciertamente se notará”, dijo Sarna.  
 
 
Texto original de(JTA
traducciónEnlace Judío México

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *