Gobierno socialista, colectivos LGBTIQ y arzobispo pro gay…se lanzan contra sacerdote fiel a la Doctrina católica

ACNenero 23, 2022
Comentando un crimen atroz, el padre Davide Muscat comenta que, desde el punto de vista de la doctrina, la práctica homosexual es peor que la posesión. Esta consideración podría costarle 1 año de prisión y 23 mil euros de multa, además de la suspensión que le podría imponer Mons. Scicluna. 

 

Para entender lo que podría pasarles a algunos sacerdotes en la hipótesis de que una ley contra la llamada “homofobia” -como DDL Zan- se introduzca también en Italia, basta con echar un vistazo a lo que está pasando en la península. No tienes que ir muy lejos. Basta cruzar el mar y llegar a la isla de Malta, donde el año pasado se aprobó la modificación del código penal en el espíritu deseado por nuestro señor Zan y sus seguidores. En Malta, en los últimos días, se ha desatado un triple ataque contra el sacerdote católico padre Davide Muscat por parte de ministros y eurodiputados del gobierno socialista de Robert Abela, la asociación LGBT “Malta Gay Rights Movement”, y el arzobispo liberal-progresista maltés Monseñor Carlos Scicluna.

La historia surge de una historia criminal. El 1 de enero, una joven polaca de 29 años, identificada con el nombre de Paulina Dembska, fue violada y asesinada en un jardín público de la ciudad de Sliema. Las investigaciones de los investigadores llevaron al arresto del presunto asesino, un maltés de 20 años, un tal Abner George Aquilina, quien fue capturado inmediatamente después de su intrusión en una iglesia durante una misa. De hecho, pocos momentos después del hallazgo del cuerpo sin vida de Dembska, a primera hora de la mañana, Aquilina atacó la iglesia parroquial de Balluta, volcando bancos y el atril, antes de ser expulsado por los fieles presentes y detenida por la policía. De las investigaciones iniciales, parece que el presunto asesino tenía un largo historial de adicción a las drogas, prostitución con hombres y acoso sexual de mujeres jóvenes. Incluso hubo rumores sobre el hombre y sospechas fundadas sobre su posesión diabólica, sustentadas en el hecho de que tenía tatuada la imagen del diablo en el pecho y el número 666 en la pierna, y en algunas de sus declaraciones vertidas a la prensa. policial, como la de estar al servicio y a las órdenes de las “frecuencias del diablo”. Sin embargo, Aquilina fue sometido a un examen psiquiátrico para determinar su estado mental.

La indignación por este asesinato en Malta causó sensación de inmediato en las redes sociales locales, tanto que incluso el padre Davide Muscat, conocido por sus posiciones leales al Magisterio de la Iglesia, intervino en el caso respondiendo a un activista LGBT. En un comentario en Facebook ,Muscat habló de la posibilidad de que el sospechoso de asesinato Abner Aquilina fuera gay, bisexual o poseído por el diablo y, tras reiterar la necesidad de ayudarlo de manera seria y profesional, el mismo sacerdote dijo que practicar la homosexualidad era peor que estar poseído. Observación, además, teológicamente correcta, en el sentido de que la práctica de actos homosexuales surge de una decisión resultante del libre albedrío, mientras que la posesión diabólica es una condición objetiva completamente involuntaria.

Las declaraciones del padre Muscat desataron la furiosa reacción del gobierno socialista, del movimiento gay e incluso del arzobispo de la isla Mons. Carlos Scicluna. Dos ministros denunciaron al sacerdote por difundir discursos de odio “homofóbicos” y pidieron su detención. Lo mismo hicieron miembros del movimiento LGBT maltés, mientras que el arzobispo Scicluna condenó públicamente al sacerdote diciendo que tales discursos son completamente inaceptables y le ordenó borrar los comentarios de su página de Facebook. El arzobispo Scicluna incluso amenazó con suspender al padre Muscat del ejercicio de su ministerio público. Además, es conocida la orientación liberal-progresista del arzobispo maltés, así como su cercanía con los líderes de las organizaciones homosexuales de la isla, que lo consideran un gran amigo.

 

El arzobispo. Monseñor Scicluna.

 

El padre Davide Muscat fue llamado a la comisaría, donde supo que fue denunciado formalmente. Será juzgado el 28 de enero. Evidentemente por estos crímenes la justicia maltesa es muy famosa. La acusación es la de haber violado el art. 82A del Código Penal, reformado el año pasado, que establece que “quien utilice palabras o adopte una conducta amenazante, ofensiva o injuriosa, o difunda material escrito o impreso con contenido amenazante, ofensivo o injurioso, o en cualquier caso fomente la violencia o el odio racial”. o religiosamente contra otra persona o grupo por motivos de género, identidad de género, orientación sexual, raza, color, idioma, origen étnico, religión o creencia u opinión política o de otro tipo, o por los cuales es probable que se produzca dicha violencia u odio racial o religioso. fomentado, teniendo en cuenta todas las circunstancias, es reprimido con prisión de seis a dieciocho meses”. Además, la acusación de uso indebido de equipos electrónicos de comunicación le podría costar también una multa de hasta 23 mil euros.

En el mundo católico se han alzado algunas voces en defensa del sacerdote que ha acabado en problemas por la acusación de homofobia, pero el arzobispo Scicluna se mantiene inflexible. O el padre Muscat se disculpa y borra los comentarios, o será suspendido. La diócesis de Malta no puede permitirse tener un sacerdote “homofóbico” entre sus filas. Nosotros, en cambio, apoyamos públicamente al Padre David Muscat con convicción frente al vergonzoso atentado del que fue víctima. Y, como creyentes, seguimos orando por él.

 

imagen

Gianfranco Amato

Lunes 24 de enero de 2022.

lanuovbq.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *