Desmiente Benedicto XVl a sus acusadores: “propaganda y especulación” sin pruebas

ACNenero 21, 2022
*  Se han presentado los resultados de la investigación realizada por el bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl  sobre el manejo de casos de abuso en la archidiócesis de Munich y Freising. 
*  Como se anticipó, se atribuyen 5 casos al Papa Benedicto en los que la culpa sería del comportamiento del entonces Arzobispo.
*  Pero en dos casos no hay confirmación de su participación.
*  Mientras que sobre los demás el Papa emérito en unas memorias atacó “el notable grado de parcialidad” de la obra y acusó a los expertos de “propaganda y pura especulación”.
*  El bufete de abogados es el mismo que acabó en el ojo de la tormenta en el caso Woelki

Ayer se presentaron los resultados de la investigación realizada por el bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl sobre el manejo de los casos de abusos en la archidiócesis de Múnich y Freising entre 1945 y 2019. Engorroso: Joseph Ratzinger, quien fue arzobispo de 1977 a 1982. El expediente señala que, según el equipo jurídico, hay cinco ocasiones en las que la conducta del entonces arzobispo sería la culpable.

Cinco casos de los cuales, precisan los abogados , “dos casos se refieren a delitos cometidos durante su mandato (…) y tres casos de delitos cometidos antes de su mandato y en parte fuera del territorio de la archidiócesis”. Uno de estos casos, sin embargo, se referiría a un sospechoso de los abogados que no encontró confirmaciones, mientras que otro solo encontró confirmaciones parciales.

“PARCIALIDAD DESTACABLE” 

Es interesante analizar el expediente en la parte relativa al caso no confirmado : un informe preliminar levantaba la sospecha de que Ratzinger había tenido conocimiento de la sentencia por abuso dictada por un tribunal regional contra un sacerdote en un período anterior a su mandato como arzobispo. Según los expertos, esta sospecha se basa en que Ratzinger pasó “al menos parte de sus vacaciones (…) en el anterior lugar de trabajo del sacerdote”.

El Papa Emérito se defendió enérgicamente en un comunicado de 82 páginas adjunto al informe , en el que atacó el método de trabajo, argumentando que la evaluación preliminar da testimonio de “un grado considerable de parcialidad” y acusando a los expertos de haber abandonado “su papel de neutralidad”. y la objetividad” cayendo en “la valoración subjetiva, cuando no en la propaganda y la pura especulación”.

En los resultados finales, el equipo tuvo que admitir que no existe “una base fiable para continuar (…) para evaluar críticamente el trabajo del entonces arzobispo cardenal Ratzinger en este caso”. Por lo tanto, el Papa emérito tenía más de un motivo para responder con enfado a las sospechas esgrimidas en el informe sobre este caso.

CASO X

En la rueda de prensa de ayer, los representantes de Westpfahl Spilker Wastl se refirieron sobre todo al llamado caso X. Esta es la ya conocida historia del P. Peter Hullermann sobre la que La Nuova Bussola Quotidiana ya ha tratado de esclarecerdespués de que el semanario alemán “Die Zeit” hubiera publicado en las últimas semanas la indiscreción según la cual afloraba en el reportaje la omisión de Ratzinger en el momento de su mandato en Munich. El contenido del reportaje publicado ayer confirmaba la punta de “Die Zeit”: la historia de Hullermann es una de las responsabilidades atribuidas al Papa emérito. Esta circunstancia podría suscitar la denuncia de las “deficiencias metodológicas” destacadas por el cardenal Rainer Maria Woelki, arzobispo de Colonia, respecto a un trabajo similar encargado originalmente al mismo bufete de abogados y luego bloqueado. En el caso de Colonia, sin embargo, se filtraron rumores a los diarios sobre algunos contenidos del informe que permanecían desconocidos. 

EL CONTRAATAQUE DE RATZINGER

En la declaración de defensa de 82 páginas, el Papa Emérito dedica un amplio espacio al caso del Padre H. para impugnar y desautorizar las acusaciones vertidas en la investigación. Ratzinger, que tuvo acceso a los mismos expedientes consultados por el bufete de abogados, destacó algunos errores: de hecho, impugna la parte en la que se denuncia que el psicoterapeuta de la diócesis de Essen -en el que Hullermann había forzado a una menor que luego, informó del incidente al obispo, pero no informó: “transfirió” al sacerdote a la archidiócesis de Munich y Freising. Ratzinger explica que “el psicoterapeuta (…) pidió ayuda y (…) consejo para continuar el tratamiento de un compañero practicante en Munich” pero “ni yo ni los miembros de la asamblea del Ordinariato conocíamos el acta de la conversación”. o de las actividades del [psicoterapeuta] que evaluó al padre X.

En resumen, según el Papa Emérito, los líderes de la archidiócesis sabían que Hullermann -que había escrito para pedir alojamiento en Munich- tenía que someterse a una terapia psicoterapéutica, pero no sabían por qué. El equipo legal no aportó pruebas para desmentir a Benedicto XVI pero sin embargo afirmó -incluso ayer en la conferencia- que su defensa “no es creíble”. En cualquier caso, el informe presentado y publicado ayer no se refiere sólo al mandato de Ratzinger sino también a sus predecesores y sucesores al frente de la archidiócesis de Munich y Freising.

Por la noche llegó desde el Monasterio Mater Ecclesiae una reacción del secretario personal del Papa Emérito, Monseñor Georg Gaenswein, quien explicó que Benedicto XVI aún no ha leído el informe hasta esta tarde y que “en los próximos días examinará con las necesarias atención el texto”, expresando en todo caso “la perturbación y la vergüenza por los abusos de menores cometidos por clérigos” y mostrando “su cercanía personal y su oración por todas las víctimas, algunas de las cuales conoció durante sus viajes apostólicos”.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *