El llamado ‘mal menor’ de (o según) los jesuitas

ACNenero 14, 2022

Ya vamos mediando el mes de enero y seguimos con la presión informativa que no nos ha abandonado ni en los santos días de la Navidad.

Empezamos por las jesuíticas opiniones Pat Conroy SJ defendiendo la libertad de abortar de la mujer. Viendo los andares de otros hermanos de religión, mucho más cercanos al Papa Francisco,  es como para pensar que estamos ante una posición oficial.  El famosísimo Padre Carlo Casalone SJ, médico, experto en bioética, miembro de la Academia para la Vida, profesor de teología moral en la Pontificia Universidad Gregoriana, padre provincial de la Compañía para Italia y lo que queramos añadir, elogia la mediación sobre el suicidio asistido,  la eutanasia, con el mismo estilo jesuita con el que  Conroy SJ habla de la libertad del aborto. El mismo argumento que para defender las drogas gratis y el divorcio. Lo correcto, según esta forma de pensar, es apoyar proyectos de ley como “mal menor” para evitar leyes peores o clandestinidades.

Visto lo visto, no es extraño que veamos propuestas de supresión asistida de la amada Compañía del Papa Francisco en lugar de esperar al suicidio asistido,  al «estilo jesuita»,  que parece no terminar.  La epidemia está acelerando el cierre de instituciones propiedad de los jesuitas, o para ser más precisos, la ausencia de jesuitas en instituciones de su propiedad. Se crean fundaciones en manos de los jesuitas, civiles para ser más libres y evitar comisariamientos incómodos, y la molesta parte ‘pastoral’ se regala a los obispos, como sí estorbara.

La Compañía de Jesús se va transformando en una compañía anónima de pura gestión financiera.  Entre 1759 y 1773, el Papa Clemente XIV suprimió la Compañía bajo la presión de las monarquías europeas, incluidas las católicas, preocupadas por la injerencia política que los jesuitas.  En 1814 Pío VII se apresura a reconstituirla y unos años después, el filósofo  Comte invitó, con la famosa «carta a los ignacianos», para tomar el poder y dirigir la Iglesia Católica Romana, con el fin de «positivizarla».

En esta misma línea, La Civiltà Cattolica nos ofrece un artículo sobre la ley en discusión sobre el «suicidio asistido», titulado «La discusión parlamentaria sobre el ‘suicidio asistido’»,  está firmado por el citado Casalone, y se pregunta si es aceptable apoyarlo: “No hay duda de que la ley en discusión, si bien no trata de la eutanasia, se aparta de las posiciones sobre la ilegalidad del suicidio asistido que el Magisterio de la Iglesia también ha reiterado en documentos recientes”,  “La evaluación de una ley estatal  requiere considerar un conjunto complejo de elementos en relación con el bien común”. Jesuitismo en estado puro: sí pero no, no pero sí.

 

SPECOLA

extracto

14 de enero de 2022.

Infovaticana

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *