El sacerdocio está reservado a los varones, por voluntad del mismo Cristo, reitera el “Papa copto” Tawadros ll

ACNenero 11, 2022

El sacerdocio en la Iglesia está reservado a los hombres únicamente en observancia de la voluntad del mismo Cristo, quien durante su vida pública, atestiguada en los Evangelios, eligió a sus apóstoles entre los hombres, mientras que ni siquiera la Virgen María “eligió ser sacerdotisa”.

 

El patriarca ortodoxo copto Tawadros II repitió esto, indicando la fuente de la doctrina sobre el ministerio sacerdotal que la Iglesia católica comparte con todas las Iglesias ortodoxas y las antiguas Iglesias orientales.

 

En unas frases, pronunciadas durante la entrevista emitida por una cadena de televisión egipcia el viernes 7 de enero, con motivo de la Navidad copta, el Patriarca de la mayor comunidad eclesial presente en los países árabes, volvió a proponer en términos sencillos las perdurables razones por las que la Iglesia Católica y todas las Iglesias Orientales no tienen la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres.

 

En su discurso televisado, el Papa Tawadros también reiteró que el otorgamiento y ejercicio de los diversos roles en la Iglesia no responde a la lógica y reivindicación de “derechos” y “deberes” según modelos mundanos.

 

Las palabras del patriarca Tawadros sobre el ministerio sacerdotal reservado a los hombres aparecen en plena sintonía con lo reconocido al respecto por el magisterio de la Iglesia católica.

 

En mayo de 2018, el también cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, actual Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, reiteró en un largo y razonado artículo publicado en el Osservatore Romano, reiteró que Cristo mismo quería conferir el sacramento del Orden Sagrado” A los doce apóstoles, todos hombres, quienes, a su vez, lo comunicaron a otros hombres”. La Iglesia -continuaba el cardenal Ladaria en ese artículo- “siempre se ha reconocido ligada por esta decisión del Señor, que excluye que el sacerdocio ministerial pueda conferirse válidamente a las mujeres”.

 

En este sentido, el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe también se refirió a la Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis publicada el 22 de mayo de 1994 por el Papa Juan Pablo II.

 

En ese texto magisterial, precisamente con la intención declarada de “despejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia que atañe a la constitución divina de la misma Iglesia”, se reafirmaba que la Iglesia misma “no tiene potestad alguna para conferir a ordenación sacerdotal de las mujeres y que esta sentencia debe ser celebrada definitivamente por todos los fieles de la Iglesia” (n. 4).

 

En su interesante entrevista televisiva, el Papa Tawadros II también quiso desmarcarse de fórmulas y teorías que tienden a prefigurar la existencia de una hipotética “religión abrahámica”, en la que confluirían de forma indistinta judaísmo, cristianismo e islam. Esta idea -señaló el patriarca ortodoxo copto- aparece “categóricamente inaceptable”, representa una negación de las tres religiones monoteístas y se teoriza y utiliza solo en clave política, para borrar las características del judaísmo, el cristianismo y el islam.

 

GV.

Agencia Fides.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *