La masacre de los inocentes = Clan Rockefeller, el Herodes contemporáneo

ACNenero 2, 20221

Se sabe que en el nacimiento del Mesías, el rey Herodes hizo matar a todos los niños menores de 2 años en Belén de Judea y la región circundante, porque sintió que su poder real estaba amenazado. Esta masacre indiscriminada de quienes representaban un peligro potencial para el exaltado rey de Israel se conoce como la masacre de los Santos Inocentes, que la Iglesia Católica celebra y conmemora inmediatamente después de la fiesta de Navidad, el 28 de diciembre de cada año.

 

21 siglos después, este cuadro cruel e inhumano se repite de nuevo, a escala planetaria. El Herodes de nuestro tiempo fue John D. Rockefeller III, personaje emblemático de los grupos que actualmente dominan el mundo a su gusto y en su beneficio, apropiándose del mayor porcentaje de bienes y riquezas que se producen. Así lo encontramos ya en 1952 para fundar el Population Council para abordar los problemas de población, conmocionado por la alta densidad de población concentrada en el sur y este de Asia, la región que estaba experimentando un rápido crecimiento demográfico y donde apenas vivían millones de personas. Pero esta preocupación no se basó en sentimientos filantrópicos y en criterios de justicia social y distribución equitativa de la riqueza, pero para no poner en peligro la posesión de las riquezas que los grandes grupos económicos habían logrado concentrar en beneficio propio y en detrimento de miles de millones de personas en el mundo. ¿Cómo podrían Rockefeller y sus asociados estar en paz? Previniendo el crecimiento no planificado de la población mundial, mediante el uso de anticonceptivos que limitan el control de la natalidad y, en última instancia, despenalizando el aborto. La salud reproductiva se convierte en el criterio fundamental para coordinar la planificación familiar, la educación sexual, el consumo masivo de anticonceptivos y en última instancia el aborto, y también tiene un profundo carácter imperialista y colonialista, ya que esta política anti-natalidad se aplica principalmente fuera de los estados. en la medida en que el citado organismo “ha dado prioridad a la salud reproductiva y el bienestar de mil millones de adolescentes en países en desarrollo que están por iniciar su vida reproductiva y cuyo comportamiento marcará el futuro de sus países”. Así vemos que la primera de las actividades que impulsa el propio Ayuntamiento es la de “desarrollar anticonceptivos y otros productos para mejorar la salud reproductiva”. Como se puede ver, para llevar a cabo esta política, pero al mismo tiempo taparla, los grupos de poder no dudan en recurrir a la manipulación del lenguaje, ya que transforman la reproducción humana en una enfermedad y los químicos que sirven para evitar que la vida se convierta en una enfermedad. medicinas que ellos curan (ver http://www.popcouncil.org/esp/mision.html).

 

En 1966, John D. Rockefeller III redactó un documento que fue firmado por 30 de los principales líderes mundiales. Según la perspectiva del magnate estadounidense, respaldada oficialmente por algunos presidentes, reyes y primeros ministros, la población mundial es el problema prioritario que debe abordarse con urgencia a nivel mundial, ya que pone en peligro la paz mundial. Visto desde lejos, es sorprendente que a mediados de la década de 1960, en el apogeo de la guerra fría del capitalismo contra el comunismo, en medio de una feroz carrera armamentista, con la guerra de Vietnam en marcha “para detener la expansión marxista en Asia, la verdadera preocupación de Rockefeller fue el crecimiento de la población mundial, que puso en peligro la paz mundial. Al mismo tiempo, desde un punto de vista puramente financiero,

 

En otras palabras, para el grupo Rockefeller y los “amos del mundo” son las grandes poblaciones las que ponen en peligro la paz mundial, ¿por qué? Porque el crecimiento de la población de un país “hace que sea muy difícil promover niveles de vida y educación más altos, mejorar la salud y el saneamiento, proporcionar mejores viviendas y transporte, y promover oportunidades culturales y recreativas, e incluso en algunos países garantizar alimentos suficientes”. Se quiere decir entonces que no es una injusticia social: salarios bajos, comercio desigual entre países, gasto irracional en armamentos, etc. – que impide que las personas sean felices y tengan una vida digna: si la mayoría de las personas en el mundo no tienen condiciones de vida dignas, no tienen acceso a la educación, la salud y la atención médica y, en muchos casos, mueren de hambre,

 

¿Cuáles son los dogmas que Rockefeller propone como un “credo” para promover el control de la natalidad y el crecimiento de la población en todo el mundo?

 

  1. a) que el control del crecimiento demográfico es la base del desarrollo económico de los pueblos;

 

  1. b) que decidir cuántos hijos tener es un derecho humano fundamental;

 

  1. c) que el control del crecimiento demográfico es la condición prioritaria para lograr una paz mundial duradera y significativa; c) que demasiados niños obstaculizan el desarrollo económico; 

 

  1. d) que demasiados hijos son un obstáculo para una vida digna y satisfactoria (es decir, para no ser pobre y digno hay que tener pocos hijos, y mejor si ninguno).

 

 

Como podemos ver en esta propuesta rockefelliana, estamos en presencia de dogmas auténticos, porque son principios o puntos de partida que no se discuten ni analizan, “hay que creer” como verdad absoluta. El “filántropo” John D. Rockefeller III no explica ni motiva por qué los niños son enemigos de la paz, la justicia y el progreso, simplemente lo postula como una verdad indiscutible, para lo cual propone el camino de la despoblación del mundo como camino de paz (de los ricos). En base a estos dogmas, como anunciaron y proclaman oficialmente, la preocupación fundamental – transferida a los distintos gobiernos del mundo – es educar sexualmente, difundir masivamente el uso y consumo de anticonceptivos (erróneamente llamados drogas, porque no curar cualquier cosa,

 

¿Cuál ha sido el resultado de esta política contra el nacimiento 55 años después de su promulgación? Según una hoja informativa producida por el Instituto Alan Guttmacher, una de las entidades abortistas más grandes de los Estados Unidos después de la Planned Parenthood Federation of America [1], publicada en julio de 2020, ha habido 121 millones de embarazos no planeados por año en todo el mundo entre 2015. y 2019. Durante el mismo período, hubo un promedio de 73 millones de abortos por año [2].

 

Claramente, es el propio genocidio de Herodes, elevado al enésimo grado. Y con la misma excusa-argumento: “disfruta en paz la dulzura del poder”.

 

No es de extrañar, incluso si su cruel inhumanidad es asombrosa, que los poderosos y los ricos del mundo vean a los niños pobres como los enemigos que amenazan su paz y tranquilidad y que, en consecuencia, deberían apuntar a combatir el crecimiento de la población mundial en todo el mundo, a través de los procedimientos mencionados anteriormente.

 

Lo verdaderamente asombroso y asombroso es que los postulados y principios que subyacen a las propuestas de Rockefeller y Population Council son los mismos que están presentes en las propuestas de los propagadores de la salud reproductiva (ONG progresistas, legisladores “revolucionarios” y “progresistas”, “izquierda democrática”) , ministros de “salud”, etc.) Sobre todo, es sorprendente y escandaloso que los criterios y postulados del “paradigma” de Rockefeller estén presentes en las propuestas de los funcionarios públicos que incluso se atreven a proponer la despenalización con descaro e impunidad el aborto (incurriendo en delito que ningún alguacil se preocupa de reprimir). Como puede verse fácilmente, la difusión masiva de métodos anticonceptivos y el suministro masivo de anticonceptivos,

 

Evidentemente, como lo expresa sin rodeos el grupo Rockefeller, el control de la natalidad (anticoncepción y despenalización del aborto) es la política que las grandes corporaciones globales promueven como instrumento de dominación de los pueblos y naciones del mundo, en particular de los llamados países en países en desarrollo como Argentina. Para ello se sirven de sectores indígenas ideológica y culturalmente sumisos, auténticos cipayos y colaboracionistas que, con una supuesta actitud revolucionaria con tendencias de izquierda, legitiman sus criterios y su lucha contra el crecimiento de la población mundial.

 

Los progresistas y la izquierda tienen el mismo problema que el padre del comunismo. En un famoso artículo, “British Rule in India”, fechado el 10 de junio de 1853 y publicado el 25 de junio de 1853 en el New York Daily Tribune, Karl Marx argumentó que la miseria causada en la India por el dominio británico sin duda había sido infinitamente mayor que todos las calamidades vividas por ese país hasta entonces, porque Inglaterra había destruido todo el tejido de la sociedad india sin intentar reconstruirlo en lo más mínimo. Pero por deplorable que haya sido desde el punto de vista humano la desorganización y disolución de las laboriosas, patriarcales e inofensivas organizaciones sociales indígenas, y por mucho que Inglaterra haya actuado bajo el impulso de los intereses más mezquinos y egoístas, lo fue, a pesar de todos sus esfuerzos. crímenes el instrumento inconsciente de la historia para promover esta destrucción del sistema social indio, y así hacer posible la verdadera revolución social. Se puede ver en Marx la dominación de la cultura y cosmovisión eurocéntrica, que en todo caso promueve la dominación imperial extraeuropea desde la crítica del capitalismo.

 

La stessa cosa succede ai progressisti – marxisti-marxiani svalutati – in tutto il mondo: criticano il capitalismo selvaggio, la globalizzazione, ecc., ma alla fine guardano il mondo e i popoli con gli occhi dell’Impero, e prendono come valore ciò che propone e cercano di attuarlo uniformemente in tutti i paesi del mondo, lasciando così intatto il problema di base: il saccheggio economico e finanziario, l’impoverimento dei popoli e la prostrazione politica delle nazioni. È significativo vedere che in quasi tutti i paesi del mondo, dalla sfera ufficiale, governativa e legislativa, si attaccano e si degradano le istituzioni fondanti di un paese, per poter realizzare alla lettera i postulati e le strategie antinataliste e criminali del gruppo Rockefeller. Con molti governatori, legislatori e giudici in testa, i progressisti costituiscono la quinta colonna dei ricchi e potenti del mondo che, come proprietari della ricchezza mondiale, cercano ora lo spopolamento del nostro pianeta, per avere pace e sicurezza. Servire interessi stranieri che sono estranei al popolo, alla nazione e alla cultura indigena, non costituisce un crimine di tradimento, in questo caso promuovendo un vero infanticidio crudele, vile e disumano a beneficio del gruppo Rockefeller e dei loro amici plutocrati?

 

Declaración de los líderes mundiales sobre población (1966)

La paz mundial es de suma importancia para la comunidad de naciones, y nuestros gobiernos están dedicando sus mejores esfuerzos a mejorar las perspectivas de paz en esta y las próximas generaciones. Pero otro problema importante amenaza al mundo, un problema menos visible pero no menos inmediato. Este es el problema del crecimiento demográfico no planificado.
Desde el comienzo de la historia hasta mediados del siglo pasado, es el tiempo que le tomó a la humanidad alcanzar una población de mil millones de personas. Pero tomó menos de un siglo llegar a 2 mil millones, y solo treinta años para llegar a 3 mil millones. Al ritmo actual de crecimiento, será de 4 mil millones en 1975 y de casi 7 mil millones en 2000. Este aumento sin precedentes nos presenta una situación única en los asuntos humanos y un problema que se vuelve más urgente cada día que pasa.
Los números en sí son impactantes, pero sus implicaciones tienen una importancia mucho mayor. Un crecimiento demográfico demasiado rápido hace que sea extremadamente difícil promover niveles de vida y educación más altos, mejorar la salud y el saneamiento, proporcionar mejores viviendas y transporte, y promover oportunidades culturales y recreativas, e incluso en algunos países garantizar alimentos suficientes. En resumen, la aspiración humana, común a todas las personas en todas partes, de vivir una vida mejor, se ve frustrada y comprometida.
Como jefes de gobierno interesados ​​activamente en el problema de la población, compartimos estas creencias:
Creemos que el problema de la población debe reconocerse como un elemento importante en la planificación nacional a largo plazo para que los gobiernos logren sus objetivos económicos y satisfagan las aspiraciones de su pueblo.
Creemos que la gran mayoría de los padres quieren los conocimientos y los medios para planificar su familia; que la oportunidad de decidir el número y la distancia de los niños es un derecho humano fundamental.
Creemos que una paz duradera y significativa dependerá en gran medida de cómo se enfrenten los desafíos que plantea el crecimiento de la población.
Creemos que el objetivo de la planificación familiar es el enriquecimiento de la vida humana, no su limitación; que la planificación familiar, al garantizar más oportunidades para cada persona, libera al hombre para alcanzar su dignidad individual y realizar todo su potencial.
Reconociendo que la planificación familiar es de interés vital para la nación y la familia, nosotros, los abajo firmantes, esperamos sinceramente que los líderes de todo el mundo compartan nuestros puntos de vista y se unan a nosotros para abordar este gran desafío, por el bienestar y la felicidad de todos los pueblos del mundo.

HAROLD HOLT
Primer Ministro de Australia

LT. GE. JA ANKRAH

Presidente del Consejo de Liberación Nacional de Ghana

ERROL W. BARROW

Primer ministro de Barbados

 

MME. INDIRA GANDHI

Primer ministro de la India

 

  1. CARLOS LLERAS RESTREPO

Presidente de colombia

 

SUHARTO GENERAL

Presidente interino de Indonesia

 

JENS OTTO KRAG

Primer Ministro de Dinamarca

 

SHAH MOHAMMAD REZA PAHLAVI

Emperador de Irán

 

  1. JOAQUIN BALAGUER

Presidente de la republica dominicana

 

EISAKO SATO

Primer Ministro de Japón

 

  1. D. URHO KEKKONEN

Presidente de finlandia

 

SU MAJESTAD HUSSEIN

Rey del Reino Hasemita de Jordania

 

PARQUE GENERAL CHUNG HEE

Presidente de la República de Corea

 

LEE KWAN YEW

Primer Ministro de Singapur

 

TUNKU ABDUL RAHMAN

Primer Ministro de Malasia

 

TAGE ERLANDER

Primer Ministro de Suecia

 

Acerca de Majestad HASSAN II

Rey de Marruecos

 

THANOM KITTIKACHORN

Primer ministro de tailandia

 

En Majestad MAHENDRA

Rey de Nepal

 

ERIC WILLIAMS

Primer Ministro de Trinidad y Tobago

 

  1. J. ZULSTRA

Primer Ministro de los Países Bajos

 

HABIB BOURGIBA

Presidente de Túnez

 

KEITH HOLYOAKE

Primer Ministro de Nueva Zelandia

 

GAMEL ABDEL NASSER

Presidente de República Árabe de Egipto

 

PARA BORTEN

Primer Ministro de Noruega

 

HAROLD WILSON

Primer Ministro de Reino Unido

 

MARISCAL DE CAMPO MOHAMMED AYUB KHAN

Presidente de Pakistán

 

LYNDON B. JOHNSON

Presidente de los Estados Unidos de América

 

FERDINAND E. MARCOS

Presidente de la República de Filipinas

 

MARISCAL JOSIP BROZ-TITO

Presidente de Yugoslavia

 

[Redactado y distribuido por John D. Rockefeller III, firmado por 30 líderes mundiales en 1966]

 

(Versión origin al en inglés en: https://www.jstor.org/stable/1965194

Traducción de José Arturo Quarracino)

 

 

[1] PPFA (Planned Parenthood Federation of America) es la filial estadounidense de la multinacional abortista británica IPPF (International Planned Parenthood Federation). El Instituto El Alan Guttmacher es una privación de aquélla, pero trabaja siempre en consonancia y conformidad con ella.

 

[2] “Embarazo no planeado y aborto a nivel mundi al”, julio de 2020, se la puede consultar y editar en https: //www.gutt macher.org/es/fact-sheet/aborto-inducido-nivel-mundial

 

Por  José Arturo Quarracino.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *