Reemplazar ícono blasfemo de Cristo, demanda el gobierno estudiantil de Universidad ‘católica’ de EU

ACNdiciembre 10, 2021

El icono blasfemo que representaba a la Virgen María y a un “Jesús” con el rostro de George Floyd y que fue robado a finales de noviembre ha sido defendido por las autoridades de la Universidad Católica de América. Sin embargo no podrán argumentar que hablan en nombre de la comunidad educativa: el órgano de gobierno estudiantil de la universidad ha aprobado ahora una resolución en la que pide que la imagen sea sustituida por otra obra de arte que satisfaga mejor las necesidades de arte religioso y de representación de la comunidad negra.

“Hay otras pinturas e iconos que hacen un trabajo mucho mejor al hacer un esfuerzo genuino y de buena fe para reflejar la universalidad de la Iglesia Católica que no dividen ni confunden a la universidad y a la comunidad católica en general”, dice la resolución, aprobada por el senado del gobierno estudiantil, en una votación el pasado 6 de diciembre.

El título de la resolución dice que pretende “unificar a la comunidad sustituyendo los iconos controvertidos”. El texto pide que la universidad retire las pinturas de los edificios universitarios y trabaje para sustituirlas por “otras formas de arte que representen la diversidad y aporten una representación de la comunidad afroamericana de forma no política y no controvertida”.

CNA se puso en contacto con la universidad para pedirle comentarios, pero no recibió respuesta antes de la fecha límite.

El cuadro, obra del artista de San Luis Kelly Latimore, se titula «Mamá». Se instaló en febrero en el exterior de la capilla de la Facultad de Derecho Columbus de la universidad. En un estilo que recuerda a la iconografía cristiana oriental, la obra representa a la Virgen María negra y a un Jesús cuyo rostro es el de George Floyd en una escena similar a la de la Piedad. La mirada de María se dirige al espectador.

La imagen fue robada la noche del 23 de noviembre. Las autoridades universitarias la sustituyeron por una copia idéntica, más pequeña, de la oficina del ministerio del campus.

Los responsables de la universidad han dicho que siempre consideraron que la imagen representaba a Jesús. Latimore ha dicho que el cuadro se encargó para «llorar» a George Floyd, un hombre negro muerto bajo custodia policial en mayo de 2020.

La resolución del órgano de gobierno estudiantil citaba algunas objeciones a la imagen.

«Este icono se considera blasfemo, ofensivo y, como mínimo, confuso no sólo para los estudiantes sino para muchos en el público en general, y sólo sirve para dividir aún más a la comunidad», sostiene.

«El propósito del arte sagrado no es hacer una declaración política, sino promover el culto, la adoración y la fe ‘en el misterio trascendente de Dios’», dice también la resolución, citando el Catecismo de la Iglesia Católica.

La resolución afirma que las obras de arte teológico en el campus tienen «pocas representaciones de la comunidad afroamericana» y que la universidad podría «aumentar y amplificar esas voces de forma coherente con la misión de la universidad».

 

(CNA/Kevin Jones/Infovatican

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *