Impone interpretación marxista de la Biblia el gobierno socialista chino

ACNdiciembre 10, 2021
El presidente Xi Jinping insta a la implementación ‘plena y fiel’ de la teoría del Partido Comunista Chino sobre asuntos religiosos.

La conferencia nacional sobre asuntos religiosos del Partido Comunista de China encabezada por el presidente Xi Jinping destacó la estricta implementación de las políticas marxistas, el aumento de la vigilancia en línea y el endurecimiento del control de la religión para garantizar la seguridad nacional.

Durante la conferencia en Beijing el 3 y 4 de diciembre, Xi enfatizó la importancia de “defender el principio de desarrollar religiones en el contexto chino y proporcionar una guía activa para la adaptación de las religiones a la sociedad socialista”, según un comunicado del PCCh.

Xi dijo que China promoverá aún más la sinización de la religión, con un enfoque en fortalecer el control de los asuntos religiosos en línea, e insistió en que todas las actividades religiosas deben realizarse dentro de los límites de la ley, informa la agencia de noticias Xinhua.

“Es necesario cultivar un equipo de cuadros del partido y del gobierno que dominen los puntos de vista religiosos marxistas, estén familiarizados con el trabajo religioso y sean buenos para trabajar con los creyentes religiosos , y dejarles estudiar los puntos de vista religiosos marxistas, las teorías y políticas del trabajo religioso del PCCh, y conocimiento religioso ”, dijo.

Xi también instó a la implementación “plena y fiel” de la teoría del PCCh sobre asuntos religiosos en la nueva era, la política básica sobre asuntos religiosos y la política sobre la libertad de creencias religiosas, basada en el marxismo.

“Todos los grupos religiosos deben fortalecer su autogestión y enfatizar la necesidad de mejorar el estado de derecho en la gobernanza de los asuntos religiosos”, dijo.

Bajo el gobierno de Xi, el liderazgo del PCCh adoptó leyes y políticas represivas para reforzar el control sobre las religiones.

Bitter Winter informó que Xi lamentó que el monitoreo de Internet para evitar la propaganda religiosa y los comentarios inapropiados en las redes sociales aún no funcione correctamente.

Pidió más vigilancia y castigo a los creyentes que utilizan las redes sociales para hacer proselitismo religioso o criticar la política religiosa del gobierno.

A la conferencia asistieron todos los líderes del PCCh de alto nivel, quienes estuvieron de acuerdo con la opinión de Xi de que, aunque ha habido avances en la implementación de políticas sobre asuntos religiosos, aún existen problemas.

El liderazgo del PCCh resolvió que los cinco cuerpos religiosos sancionados por el estado deberían desarrollar una “teoría religiosa del socialismo con características chinas” para que las religiones puedan aprender a realizar sus actividades en sus lugares de culto y aceptar que no deberían “interferir con la vida social” y la educación de las generaciones más jóvenes.

Los observadores dicen que es probable que el resultado de la conferencia infunda más miedo entre los grupos religiosos en un país donde se han enfrentado a una  represión cada vez mayor desde que Xi Jinping asumió la presidencia en 2013.

Oficialmente, la China comunista es un estado ateo, pero reconoce la identidad legal de cinco religiones: budismo, taoísmo, catolicismo, protestantismo e islam. Todas las religiones y actividades religiosas reconocidas están estrictamente controladas por organismos autorizados por el estado.

Bajo el gobierno de Xi, el liderazgo del PCCh adoptó leyes y políticas represivas para reforzar el control sobre las religiones.

Las organizaciones religiosas y el clero enfrentan vigilancia y sanciones si violan varias leyes que regulan los grupos religiosos, incluidas las regulaciones de 2018 sobre asuntos religiosos. Las reglas requieren que todas las organizaciones religiosas y el clero estén registradas en el estado y prohíben cualquier actividad que el estado considere ilegal y no autorizada.

Además, todos los grupos religiosos deben implementar la política de sinización , una ideología profundamente política que tiene como objetivo imponer reglas estrictas a las sociedades e instituciones basadas en los valores centrales del socialismo, la autonomía y el apoyo al liderazgo del PCCh.

La represión de China contra la libertad de religión ha provocado la condena internacional durante años. Desde 1999, China ha sido designada como un “país de especial preocupación” en los informes anuales de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos por graves violaciones de la libertad religiosa .

 

SHANGAI, China.

UCA.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *