Vergüenza brasileña, vaticana, carmelita…

ACNdiciembre 3, 2021

Y vergüenza especialmente asquerosa.

Circulan por Brasil, y fuera de sus fronteras porque a mí me han llegado, unas fotografías repugnantes que no voy a reproducir por respeto a los lectores.

Cabría que fueran un montaje pero en ese caso  se impondría la reacción  del afectado, de los carmelitas calzados, de la Iglesia del Brasil de Braz de Anís y Chámame Pepe y del mismo Francisco porque de algún modo también él queda comprometido.

Fray Evaldo Xavier Gomes es consultor de la Conferencia Episcopal Brasileña. prior provincial de los carmelitas calzados, Comisario pontificio en el monasterio brasileño de San Benito y Comisario pontificio adjunto fe los Heraldos del Evangelio. Pues todo eso, si no se desmienten con fundamento las fotografías, es una vergüenza impresentable que deja a los pies de los caballos a todos los de algún modo implicados.

Mal está en un carmelita, calzado o descalzo, ciertamente desnudo, ser homosexual activo, ya lo de protagonizar reportajes fotográficos exhibiendo su condición me parece todavía más impresentable.

Y a un ser así se le encomienda comisariar a benedictinos y heraldos. Pues no tiene un pase ni en Braz de Anís, ni en pleno episodio de delirium tremens ni en Chámame Pepe. Hay que echarles, en el mejor de los casos por inútiles que no se enteran de nada, y si eran conocedores de todo por canallas.

Y el Papa tiene que prescindir de quienes le comprometen gravemente. Que él queda también tocado pues Fray Evaldo no se recata de retratarse con él.  Naturalmente en esta ocasión, vestido.

Si las fotografías son verdaderas este Evaldo tiene que estar fuera del Carmelo y del sacerdocio ya, Braz de Anis y Chámame Pepe, en un olvido del que nunca debieron salir y, mientras no se saneen los comisariados, los sometidos a ellos harán bien en no permitir la entrada en sus casas de indeseables de este calibre. Hoy, cualquiera que venga de parte del pelucas o del franciscano, como poco, en cuarentena y, mejor, no abrirles la puerta.

Si las fotografías fueran un burdo montaje,  a desmontarlo. Y si no, a desmontar ya  esta vergüenza.

P.D.:Una página que no voy a enlazar publica hoy  las fotos e informa que han recurrido a los tribunales por lo que juzgan una falsificación. Pues al fallo de los tribunales estaremos. Nosotros no habíamos excluido la posibilidad de una falsificación. Pero eso hay que demostrarlo. Y  pienso que hoy es fácil saber si se han manipulado unas fotografías.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *