Crecen contagios de Covid en Grecia y Chipre: miedo por viaje papal; muchos afectados en su anterior travesía

ACNdiciembre 2, 2021

Existe el temor de que, sin suerte, nadie quiera expresarse más allá del Tíber. Se trata de la lamentable posibilidad de que lo ocurrido en septiembre, durante el último viaje papal, pudiera volver a suceder, cuando en la misa celebrada en la explanada del santuario mariano de Sastin, Eslovaquia, un grupo de sacerdotes, arzobispos, cardenales (incluido Bagnasco) contagiado y tres nuncios, uno de los cuales (Aldo Giordano) estaba muy grave y agonizante por no haber completado su vacunación.

En vísperas del viaje que desde mañana hasta el 6 de diciembre llevará al Papa a Chipre y Grecia, la sombra mortal de la variante Omicron se alarga a medida que galopa la tasa de infecciones. Ayer las muertes en Grecia fueron 65 y más de 6.000 infectados, tanto es así que el gobierno endureció las medidas de control y obligó a vacunar a las personas mayores de 60 años. El gobierno chipriota, por su parte, introdujo el tampón obligatorio para quienes ingresen a la isla donde Francisco estará Celebre una misa (abarrotada) en el estadio de Nicosia con miles de personas. Las autoridades han garantizado un excedente de cheques, sin embargo, lo desconocido permanece abierto, sobre todo por el riesgo de tertulias.

El Papa Francisco, de 85 años, en dos semanas ha decidido emprender un largo y simbólico viaje en estos dos países fuertemente interesados ​​en el fenómeno migratorio. Su objetivo es traer el tema del Mare Nostrum al centro de la atención internacional, pero también la dolorosa división de la isla ocupada desde 1974 en la parte noreste de Turquía, que reclama su territorio.

La organización del viaje incluyó varios momentos significativos, como, por ejemplo, la visita a la isla griega de Lesbos, considerada una especie de campo de concentración al aire libre, donde miles de refugiados viven en condiciones desesperadas que nadie en Europa quiere. Una cincuentena de ellos deberían ser transportados a Italia (pero después de la visita papal) para ser redistribuidos en Europa, gracias a la labor de mediación realizada por la comunidad de Sant’Egidio.

En todas las fases de la visita a Grecia, junto a Francisco, estará el obispo ortodoxo Ierónimo. Un maridaje para mostrar al mundo el fortalecimiento de las relaciones ecuménicas con el mundo ortodoxo. Pero este no será solo un viaje ecuménico, ya que los aspectos políticos terminarán aflorando en cualquier momento. Francisco, por ejemplo, no se quedará callado sobre el muro entre Chipre y el norte de Chipre. “La reunificación de Chipre no será ignorada, es una herida abierta, podemos esperar una referencia”, dijo el director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, en la sesión informativa habitual antes del viaje, y agregó que las medidas anticovid apretado para todos.

Pases verdes y amortiguadores rápidos para quienes quieran participar en las celebraciones y, esta vez, incluso vuelos separados del Egeo para ir a Lesbos. El Papa y su séquito viajarán en un avión separado, mientras que los reporteros en otro, todo ofrecido por Aegean Airlines, según ha filtrado el gobierno. Mientras tanto, la elección del Papa Francisco de cancelar el tradicional homenaje a la Virgen en Piazza di Spagna, en el día de la Inmaculada Concepción, suscita perplejidad, por miedo a contagios y luego, en paralelo, realizar el viaje a Grecia. de todos modos, donde probablemente habrá reuniones, gente en la calle, masas hacinadas con el inevitable peligro de transmisión de la pandemia.

ilmessaggero.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *