IGLESIA EN MOVIMIENTOUncategorizedNuevo director pro bodas gay del ‘Instituto Juan Pablo ll’, Superiores Franciscanos, obispos y el Presidente de Croacia, recibidos por el papa, hoy lunes 15 de noviembre

ACNnoviembre 15, 2021
Las audiencias, 15.11.2021

 

El Santo Padre Francisco recibió en audiencia esta mañana:

– SE Mons. Gianpiero Palmieri, Arzobispo-Obispo de Ascoli Piceno (Italia);

– Su Eminencia el Cardenal Francesco Montenegro, Arzobispo Emérito de Agrigento (Italia);

– Excmo. Sr. Zoran Milanović, Presidente de la República de Croacia y séquito;

– SE Mons. Luis Miguel Muñoz Cárdaba, tit. de Nasai, nuncio apostólico en Sudán y Eritrea;

– SE Mons. Halim Habid, Obispo de Sohag de los Coptos (Egipto).

El Papa recibió por la tarde en audiencia a:

– Participantes en el Capítulo General de la Orden Franciscana Seglar.

– Monseñor Philippe Bordeyne (quien aparece en la fotografía que anexamos) Decano del Pontificio Instituto Teológico “Juan Pablo II” para las Ciencias del Matrimonio y la Familia;

↓↓↓

El Vaticano vs el Vaticano: Nuevo presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II…¡a favor de las bendiciones de parejas homosexuales!

mayo 22 del 2021.

agencia católica de noticias.

En un artículo llamado en francés «Transversalités» de publicación reciente en el diario italiano L’Espresso, el nuevo presidente del instituto se ha pronunciado a favor de la bendición de las parejas homosexuales.

El Pontificio Instituto Juan Pablo II de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia ubicado en Roma, cuenta con un nuevo presidente, el doctor Philippe Bordeyne, quien asumirá el cargo en verano del presente año.

En un artículo llamado en francés «Transversalités» de publicación reciente en el diario italiano L’Espresso, se ha pronunciado a favor de la bendición de las parejas homosexuales, tal como señala Sandro Magister.

Bordeyne, escribe que es bueno bendecir a las parejas homosexuales y que quiere hacerlo en «una forma litúrgica y en un escenario privado». Pero solo cada persona debe ser bendecida individualmente, no la alianza como tal, lo que significa que el nuevo presidente está completamente en contra de la clara dirección de Juan Pablo II en este tema.

 

 Audiencia al Presidente de la República di Croacia, 15.11.2021

El Santo Padre Francisco recibió hoy en audiencia a Su Excelencia Zoran Milanović, Presidente de la República de Croacia, quien posteriormente se reunió con Su Eminencia el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, acompañado por Su Excelencia el Arzobispo Paul Richard Gallagher, Secretario de Relaciones con los Estados.

Durante las cordiales discusiones, las partes expresaron su agradecimiento por las buenas relaciones bilaterales existentes y la intención de desarrollar aún más la colaboración.

Además, se debatieron varias cuestiones internacionales y regionales, incluida la situación del pueblo croata en Bosnia y Herzegovina.

Vaticano, 15 de noviembre de 2021.

Audiencia a los participantes en el Capítulo General de la Orden Franciscana Seglar, 15.11.2021

 

Esta mañana, en el Palacio Apostólico Vaticano, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia a los participantes en el Capítulo General de la Orden Franciscana Seglar y les dio la siguiente dirección:

Discurso del Santo Padre

Queridos hermanos y hermanas de la Orden Franciscana Seglar, ¡buenos días!

Os saludo con las palabras que san Francisco dirigió a los que encontró en el camino: “¡ Que el Señor os dé la paz! “. Me alegra recibiros con ocasión de vuestro Capítulo general. En este contexto, quisiera recordar algunos elementos propios de su vocación y misión.

Tu vocación surge de la llamada universal a la santidad. El Catecismo de la Iglesia Católica nos recuerda que “los laicos participan del sacerdocio de Cristo: cada vez más unidos a él, despliegan la gracia del Bautismo y de la Confirmación en todas las dimensiones de la vida personal, familiar, social y eclesial, y así cumplen la llamada a la santidad dirigida a todos los bautizados ”(n. 941).

Esta santidad, a la que sois llamados como franciscanos seglares, como os piden las Constituciones Generales y la Regla aprobada por san Pablo VI, implica la conversión del corazón, atraído, conquistado y transformado por Aquel que es el único Santo , que es “el bien, todo el bien, el bien supremo” (San Francisco, Alabanza de Dios Altísimo ). Esto es lo que los convierte en verdaderos “penitentes”. En su Carta a todos los fieles , San Francisco presenta “hacer penitencia” como un camino de conversión, un camino de vida cristiana, un compromiso para hacer la voluntad y las obras del Padre celestial. En el testamentoLuego, describe su propio proceso de conversión con estas palabras, que usted conoce bien: “El Señor me dio, hermano Francisco, para comenzar a hacer penitencia así: cuando estaba en pecados, me parecía demasiado amargo ver a los leprosos; y el Señor mismo me trajo entre ellos y les mostré misericordia. Y al alejarme de ellos, lo que me parecía amargo se transformó en dulzura de alma y cuerpo. Y luego me quedé un poco y dejé el mundo ”(1-3).

El proceso de conversión es así: Dios toma la iniciativa: “El Señor me dio para comenzar a hacer penitencia”. Dios conduce al penitente a lugares donde nunca hubiera querido ir: “Dios me llevó entre ellos, los leprosos”. El penitente responde aceptando ponerse al servicio de los demás y utilizando la misericordia con ellos. Y el resultado es la felicidad: “Lo que me parecía amargo se transformó en dulzura de mente y cuerpo”. Solo el camino de conversión de Francisco.

Esto, queridos hermanos y hermanas, es lo que les exhorto a realizar en su vida y en su misión. Y por favor no confunda “hacer penitencia” con “obras de penitencia”. Estos – ayuno, limosna, mortificación – son consecuencias de la decisión de abrir tu corazón a Dios ¡Abre tu corazón a Dios! Abre tu corazón a Cristo, viviendo en medio de la gente común, al estilo de San Francisco. Así como Francisco fue un “espejo de Cristo”, que también ustedes se conviertan en “espejos de Cristo”.

Sois hombres y mujeres comprometidos a vivir en el mundo según el carisma franciscano. Un carisma que consiste esencialmente en la observación del santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo . La vocación del franciscano seglar es vivir el Evangelio en el mundo al estilo del Poverello, sine glossa ; asumir el Evangelio como “forma y regla” de vida. Os exhorto a abrazar el Evangelio como a Jesús, que sea el Evangelio, es decir, Jesús mismo, el que modele vuestra vida. Así asumirás la pobreza, la minoría, la sencillez como tus signos distintivos frente a todos.

Con esta identidad franciscana y secular tuya, eres parte de la Iglesia saliente. Tu lugar favorito es estar entre la gente, y allí, como laicos, célibes o casados, sacerdotes y obispos, cada uno según su vocación específica, dan testimonio de Jesús con una vida sencilla, sin pretensiones, siempre felices de seguir a Cristo. pobres y crucificados, como San Francisco y tantos hombres y mujeres de vuestra Orden. Os animo también a salir a las periferias, a las periferias existenciales de hoy, y allí dejar resonar la palabra del Evangelio. No te olvides de los pobres, que son la carne de Cristo: estás llamado a anunciarles la Buena Nueva ( cf. Lc4.18), al igual que Santa Isabel de Hungría, su patrona, entre otros. Y como ayer las “fraternidades de penitentes” se caracterizaron por fundar hospitales, dispensarios, comedores populares y otras obras de caridad social concreta, así hoy el Espíritu os envía a ejercitar la misma caridad con la creatividad que requieren las nuevas formas de pobreza.

Que tu laicidad esté llena de cercanía, compasión, ternura. Y que sean hombres y mujeres de esperanza, comprometidos en vivirla y también “organizarla”, plasmándola en situaciones cotidianas concretas, en relaciones humanas, en compromiso social y político; alimentando la esperanza en el mañana aliviando el dolor de hoy.

Y todo esto, queridos hermanos y hermanas, están llamados a vivir en fraternidad, sintiéndose parte de la gran familia franciscana. En este sentido, les recuerdo el deseo de Francisco de que toda la familia permanezca unida, respetando ciertamente la diversidad y la autonomía de los distintos componentes y también de cada miembro. Pero siempre en comunión vital recíproca, para soñar juntos un mundo en el que todos sean y se sientan hermanos, y que luchen juntos por construirlo (cf. Enc. Hermanos todos , 8): hombres y mujeres que luchan por la justicia, y que trabajan por una ecología integral, colaborando en proyectos misioneros y haciéndolos pacificadores y testigos de las Bienaventuranzas.

Entonces comenzamos por el camino de la conversión, y luego todas estas propuestas de fecundidad, que nacen del corazón unido al Señor y amante de la pobreza. Que San Francisco y todos los santos de la familia franciscana te acompañen en tu camino. Que el Señor los bendiga y Nuestra Señora, “Iglesia virgen hecha”, los guarde. Y por favor, no olvides orar por mí. Gracias.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *