COVID-19EL MUNDOVISIÓN CONTINENTALNiños y Adolescentes al Matadero Sanitario. ¿Argentina se Suicida?

ACNnoviembre 8, 2021

A pesar de las recomendaciones contrarias de la Organización Mundial de la Salud, el gobierno argentino ha comenzado la inoculación masiva de “vacunas” anti covid en niños y adolescentes, con un suero de fabricación china que hasta ahora no se aplicaba en su país de origen. Y al igual que con la población adulta, sin proporcionar ninguna información sobre la composición de las vacunas y sin hacerse responsable de las contraindicaciones que el mismo Ministerio de Salud de la Nación reconoce. Lo que muestra que muchos padres en Argentina no tienen problema en que se usen a sus hijos de conejillos de Indias, es decir, de ratas de laboratorio. Para beneficio del Poder Financiero internacional, dueño de Sinopharm Group Co. Ltd.

 

En medio de la improvisación y el desorden que ha caracterizada la vacunación masiva de la población argentina por el “problema” del coronavirus, el Ministerio de Salud nacional ha decidido a partir del 1 de octubre la vacunación masiva de niños y adolescentes, a partir de los 3 años en adelante, con el producto chino Sinopharmfabricado la empresa Sinopharm Group Co. y desarrollado por el Instituto Beijing de Productos Biológicos, una de sus subsidiarias.

Pero esta decisión se tomó en contradicción con las disposiciones de la Organización Panamericana de la Salud, la cual afirma que “los adolescentes que no tienen una comorbilidad de alto riesgo no deben ser incluidos en el plan nacional de vacunación en este momento” y que “la vacunación con la vacuna COVID-19 no es un requisito previo para los niños o adolescentes que regresan a la escuela”. Y para que no quedaran dudas, sostenía que “A la fecha [19 de setiembre de 2021], la OMS todavía no ha aprobado ninguna vacuna para niños menores de 12 años”[1]. Postura ésta última que mantuvo el director general de la OMS, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un breve encuentro que tuvo con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Pese a ello, tanto el gobierno nacional como el gobierno de la ciudad de Buenos Aires han decidido vacunar masivamente a niños desde los 3 años con la vacuna china de Sinopharm, incluso mintiendo descaradamente sobre su autorización para la aplicación en menores de 3 a 11 años en China, lo cual era absolutamente falso. En nuestro artículo Argentina troglodita II: Menores de 11 años como Ratas de Laboratorio dimos detalles de la barbarie disfrazada de “científica” llevada a cabo por las autoridades sanitarias argentinas respecto a esta pretensión de inocular irresponsablemente a niños de 3 años en adelante, sin el mínimo respaldo científico que lo justifique[2].

Es posible que detrás de tal mentira estuviera el deseo, por parte del gobierno argentino y de los gobiernos provinciales que comparten esa decisión, de beneficiar a los grupos inversores privados que comparten con el gobierno chino la propiedad de la empresa Sinopharm, tal como hemos revelado en una nota anterior[3].

Pero lo más grave de todo es unos días antes, el 21 de setiembre, el mismo Ministerio de Salud de la Nación publicó un informe sobre todas las “vacunas” [4], reconociendo que:

a) todas tienen como contraindicación para su uso que el receptor padezca de “hipersensibilidad a cualquier componente” [¡los cuáles no se conocen!]

b) en la mayoría de ellas, además está contraindicado que haya “antecedente de reacciones alérgicas graves o anafilaxia; enfermedades agudas graves o exacerbación de enfermedades crónicas”; “complicaciones graves posvacunación (shock anafiláctico, reacciones alérgicas generalizadas y graves, síndrome convulsivo, fiebre superior a 40° C, etc.)” después de haberse aplicado la primera dosis;

c) todas requieren que los receptores estén prevenidos en cuanto a la posibilidad de padecer “enfermedad febril aguda grave; trombocitopenia y trastornos de la coagulación”; en el caso de la vacuna Sinopharm, su inyecta puede llegar a presentar cuadros de “epilepsia no controlada u otro trastorno neurológico progresivo”.

En otras palabras, ya desde el 19/9/2021 el gobierno argentino -a través de su Ministerio de Salud nacional- reconoce que las vacunas contra el covid SON TODAS PELIGROSAS, lo que se ha denunciado desde el año pasado por científicos e instituciones nacionales e internacionales[5], cuyos informes fundamentados fueron censurados en los medios de comunicación y en las redes sociales, a través de “verificadores” que no son otra cosa que mercenarios a sueldo de “empresas” subsidiadas por la Open Society Foundations, de George Soros (Chequeado.com, en Argentina; La Silla Vacía, en Colombia, etc.)

 

En definitiva, la campaña de vacunación infantil que ha encarado el gobierno argentino, con el apoyo no sólo de gobernadores afines sino también de la supuesta oposición, va totalmente a contramano del sentido común y de los criterios científicos que desaconsejan su aplicación en niños y adolescentes.

Si los padres no protegen a sus hijos y permiten que sean utilizados como ratas de laboratorio con seudo vacunas experimentales, de las cuales se desconoce su composición y con contraindicaciones y riesgos incalculables, la Argentina se convertirá en un matadero infantil de alcances imprevisibles.

 

José Arturo Quarracino

7 de noviembre de 2021

 


[3] Ver “Argentina: Terrorismo sanitario al servicio del Imperialismo Internacional del Dinero”, en https:// https://gloria.tv/post/dHCueiZW6oN14bbfuRpSE7CMN

[4] En ¿Cuáles vacunas estamos aplicando en el país?: AstraZeneca, Cominarty, Convidecia, Covishield, Moderna, Sinopharm,  Sputnik V. Justamente la aplicada a los niños mayores de 3 años en adelante -Sinopharm- es la que más contraindicaciones y riesgos presenta.

¿Cuáles vacunas estamos aplicando en el país?

Última actualización: 21 de septiembre 2021

[5] Luc Montaigner, Steven Hotze, Antonella Gatti, Chinda Brandolino, Roxana Bruno, Peter McCullough, Vernon Coleman, Paolo Gulisano, Giulio Tarro, Carrie Madej, Luciano Dell Vecchio, Pablo Goldschmidt, Charles Hoffe, Vladimir Zelenko, Luis Marcelo Martínez, Junta Argentina de Revisión Científica, Epidemiólogos Argentinos, Biólogos por la Verdad, etc.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *