EuropaIGLESIA EN MOVIMIENTOReemplazan a Jesús y la Doctrina católica…por el carbono y el cambio climático. Ecologismo siniestro en la Iglesia.

ACNoctubre 20, 2021
  • La 49º semana social de los católicos comienza hoy en Tarento, Italia, con el signo del conformismo ecológico más siniestro.
  • En el documento preparatorio y en la presentación oficial de la Semana no se leyeron ni se escucharon palabras que recuerden la fe católica y la visión que la Doctrina Social de la Iglesia tiene sobre el trabajo, la familia, la empresa, el medio ambiente
  • Solo la repetición de consignas vacías que reflejan la cultura dominante.

La 49ª Semana Social de los católicos italianos comienza hoy en Tarento. Una cita gloriosa en el pasado, pero que hace tiempo que perdió impulso, ya que el nivel de reflexión sobre la actualidad sociológica ha bajado, perdiendo vigor en cuanto a la originalidad de la perspectiva cristiana. “El planeta que esperamos” es el título: considerando el documento preparatorio y lo dicho por el presidente de las Semanas, monseñor Filippo Santoro, que acogerá el evento en su diócesis de Tarento, esta edición también será institucional, convencional, cautelosa en no cuestionar la situación normal, asumiendo los criterios principales.

Seguiremos hablando de “votar con la billetera”, habrá una plantación simbólica de 50 plátanos para purificar el aire de la contaminación, se presionará a las diócesis y parroquias para que se vuelvan libres de carbono , seremos muy cuidadosos con el impacto ambiental, la palabra del orden será sostenibilidad, querrás ser un “laboratorio” y desarrollar una “plataforma”, no habrá “conclusiones” sino “continuaciones”, se valorarán jóvenes y mujeres, empezarás a “networking “Entre parroquias y diócesis, sí se apuntará a“ cambiarnos a nosotros mismos ”antes que cambiar a los demás, gastar mejor el dinero de la Unión Europea… y así sucesivamente con palabras más o menos vacías.

¿Visión crítica de la vulgar ambientalista actual? ¿Algún problema con el funcionamiento de la financiación de la Unión Europea? ¿Alguna duda de que el problema de las parroquias no es precisamente el de ser libres de carbono? ¿Proyectos de formación para la doctrina social de la Iglesia? ¿Examen en profundidad de las llamadas “buenas prácticas”, que a menudo no son realmente buenas prácticas? … Con toda probabilidad no habrá nada de esto en la Semana Social. No hay ráfagas de creatividad frente a las cosas habituales que se dicen hoy, sobre todo en el ámbito cultural del progresismo ecológico. Los participantes, siguiéndola, pensarán que están al día y al día en los horarios, mientras que en cambio llegarán tarde porque lo que dirán se dirá con el alfabeto de quién manda hoy. No afectarán ningún interés creado.

Monseñor Santoro, en la rueda de prensa de presentación celebrada en Roma, incluso dijo que sobre el Pase o Pasaporte Verde o de Vacunación, es necesario superar una “mentalidad de rencor y destructora de la vida democrática” que definió como una “mentalidad fascista”, expresando su cercanía y solidaridad. con la CGIL, ajustándose así a la versión del establishment político italiano que cuenta y sin mencionar el sufrimiento y las manifestaciones pacíficas y, tan creativas, que tienen lugar en el país. Se prevé una semana social muy conformista.

En el documento preparatorio y en la presentación oficial de la Semana no se han leído ni escuchado palabras que recuerden la fe católica y la visión que tiene la Doctrina Social de la Iglesia sobre el trabajo, la familia, la empresa, el medio ambiente, el bien común. , el derecho a la vida. ¿Por qué Caritas in veritate hizo estas conexiones mientras la incipiente Semana Social parece querer lidiar con el conformismo ecológico?

* El trabajo hoy a menudo se opone al bien de la familia.El derecho a la propiedad familiar se ve fuertemente desafiado

  • La libertad de emprender de manera responsable es aplastada por el centralismo estatal.
  • El trabajo tiene mucho que ver con el principio de subsidiariedad de la doctrina social de la Iglesia.
  • También tiene mucho que ver con la escuela, pero necesitaría una escuela diferente a la del centralismo educativo del estado.

Aquí hay algunos temas que no parecen ser cubiertos por una Semana Social poco valiente. Los conceptos de medio ambiente, trabajo, democracia, Unión Europea, financiación pública, recursos energéticos…. Quienes presiden las obras parecen pertenecer no a la Iglesia Católica sino a una organización social que debe mantener buenas relaciones con los sujetos sociales,

La “normalidad cansada” y la “conformidad previsible” de una Semana Social así concebida chocan con los problemas reales de la vida económica, laboral y medioambiental. La tasa de natalidad tiene consecuencias de fundamental importancia en el trabajo y en lugar de adoptar árboles como en la plantación planificada de plátanos, en la Semana Social de Taranto, deberíamos adoptar niños. Una gestión absurda de la pandemia está produciendo un daño económico muy alto y pesa en la piel de las familias: mientras se celebre la Semana Social, la mirada estará puesta en Trieste, donde se juega un juego real y real por el trabajo en el que la Iglesia no debería estar ausente, en lugar de Taranto, donde se discutirán las parroquias libres de carbono. Se encuentra en marcha un plan de reestructuración globalista que apalanca el ambientalismo que acaricia la Semana Social, que pesará mucho sobre la economía y el trabajo, dado el monto que se destinará a combatir el llamado calentamiento global de origen antropogénico fantasma.

La parroquia libre de carbono es una tonteríaTambién prescindimos de la plantación de los 50 plátanos. Nos gustaría una Semana Social valiente, no políticamente correcta y… católica.

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *