VIDA Y FAMILIACardenal mexicano se aleja de la doctrina católica: apoya reconocimiento legal a uniones gay; antes restringió la Misa tradicional.

ACNoctubre 13, 2021

El cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, escribió ayer un mensaje en las redes sociales contrario a la doctrina católica sobre las uniones homosexuales. Dijo que aunque no deben equipararse al matrimonio, tienen derecho a que la ley las proteja. La Congregación para la Doctrina de la Fe publicó un texto en el 2003 condenando semejante tesis.

Este fue el mensaje que escribió ayer el cardenal en su cuenta de Twitter:

Y esta es la doctrina católica sobre la cuestión del reconocimiento legal de las uniones homosexuales, expuesta en el documento «Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales». El texto empezaba así:

«Recientemente, el Santo Padre Juan Pablo II y los Dicasterios competentes de la Santa Sede han tratado en distintas ocasiones cuestiones concernientes a la homosexualidad. Se trata, en efecto, de un fenómeno moral y social inquietante, incluso en aquellos Países donde no es relevante desde el punto de vista del ordenamiento jurídico. Pero se hace más preocupante en los Países en los que ya se ha concedido o se tiene la intención de conceder reconocimiento legal a las uniones homosexuales, que, en algunos casos, incluye también la habilitación para la adopción de hijos».

Continua así:

No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia. El matrimonio es santo, mientras que las relaciones homosexuales contrastan con la ley moral natural. Los actos homosexuales, en efecto, «cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso»

Advierte que:

«Ante el reconocimiento legal de las uniones homosexuales, o la equiparación legal de éstas al matrimonio con acceso a los derechos propios del mismo, es necesario oponerse en forma clara e incisiva. Hay que abstenerse de cualquier tipo de cooperación formal a la promulgación o aplicación de leyes tan gravemente injustas, y asimismo, en cuanto sea posible, de la cooperación material en el plano aplicativo. En esta materia cada cual puede reivindicar el derecho a la objeción de conciencia».

Y concluye así

«La Iglesia enseña que el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales. El bien común exige que las leyes reconozcan, favorezcan y protejan la unión matrimonial como base de la familia, célula primaria de la sociedad. Reconocer legalmente las uniones homosexuales o equipararlas al matrimonio, significaría no solamente aprobar un comportamiento desviado y convertirlo en un modelo para la sociedad actual, sino también ofuscar valores fundamentales que pertenecen al patrimonio común de la humanidad. La Iglesia no puede dejar de defender tales valores, para el bien de los hombres y de toda la sociedad».

Infocatólica.

 

* Contra las antinaturales “uniones del mismo sexo”, se pronuncian todos los obispos del Estado de México.

 

ACN

Con un equipo de profesionales y analistas en el territorio nacional y el continente INFORMA del acontecer diario más relevante de la Iglesia en México y el mundo.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *