La segunda audiencia en el juicio en el Vaticano sobre las inversiones financieras de la secretaría de estado en Londres duró poco más de dos horas.

 

Al final de la audiencia -informaron los periodistas admitidos en la sala polivalente de los Museos Vaticanos- el Tribunal Vaticano no se reunió en la sala del concilio, pero pospuso la audiencia para mañana a las 9.30, cuando el presidente del Tribunal Vaticano, Giuseppe Pignatone , disolverá la reserva para todas las solicitudes de las partes y leerá la ordenanza relativa.

 

En la audiencia de hoy, única tarjeta. Angelo Becciu y Mons. Mauro Carlino, todos los demás estaban ausentes.

 

Apsa estuvo representada por Giovanni Maria Flick, ex presidente del Consejo. El promotor adjunto de Justicia, Alessandro Diddi, confesó a sí mismo que su propuesta era “sorprendente”:

 

“El regreso del juicio a la Oficina del Promotor de Justicia”, lo que significa “cancelar el proceso realizado hasta el momento para proceder con un correcto interrogatorio ante el Promotor de Justicia“.

 

Las defensas, de hecho, argumentaron que sus clientes no fueron escuchados durante la fase de investigación. “Interpretamos el Código no como una forma de aprovechar el derecho a la defensa, sino como una protección de los derechos de la defensa”, dijo Diddi:

 

“No queremos pisotear estos derechos. Antes se realizaba una especie de interrogatorio a oscuras, sin que la defensa conociera los hechos. Hoy sería posible realizar el interrogatorio conociendo los documentos, y esto se debe otorgar al imputado ”.

 

“Ha habido ataques muy violentos contra esta oficina y el tribunal”, Diddi señaló:

 

“Según algunos hay una frase ya escrita, que es una actitud incorrecta”.

 

De ahí el “malestar” por parte del Tribunal Vaticano, “por los ataques muy violentos, que están obligando a impedir la actividad del Tribunal. El proceso está creciendo con exageraciones listas para usar: díganos cuáles son las pruebas falsas que hemos construido ”.

 

De ahí la solicitud de Diddi de “suspender cuestiones procesales y devolver los documentos a la promotora de Justicia, con el fin de escuchar a los imputados no escuchados previamente”.

 

“Todo lo que se menciona en los medios es totalmente irrelevante para la Corte, sólo cuenta lo que está en el expediente -agregó Pignatone- sobre todo cuando logramos tener la completitud que ahora no hay”.

 

Las partes civiles se sumaron a la solicitud del promotor de Justicia, mientras que las defensas definieron las solicitudes de Diddi como “completamente inadmisibles” y remitieron la solicitud de nulidad del juicio: de hecho, según ellos, la citación a juicio sería considerada nula, tanto por la falta de interrogatorio de algunos imputados , tanto por la falta de integridad de los documentos, en particular por la falta de visualización del video del interrogatorio de Mons. Alberto Perlasca, quien en el juicio constituye el llamado “juicio reina”.

 

A las 11.45 horas, el presidente Pignatone pospuso hasta mañana por la mañana la audiencia en la que leerá la orden por la que disolverá la reserva “sobre esta maxi solicitud de las partes”, según la definió. el decreto de citación a juicio se consideraría nulo, tanto por la falta de interrogatorio de algunos imputados, como por la falta de exhaustividad de los documentos, en particular por la falta de visualización del video del interrogatorio de Mons. Alberto Perlasca, quien en el juicio constituye el llamado “juicio reina”.